www.diariocritico.com

Otra dura sesión de control al Gobierno por parte del PP

Rajoy a Zapatero: "Usted no ha querido que Otegi vaya a la cárcel"

De la Vega replica a Zaplana que no se dan instrucciones al fiscal, como hacían ellos

Nueva sesión de control y nuevo enfrentamiento entre Gobierno y Partido Popular. Así, el líder de los 'populares', Mariano Rajoy, espetó a Zapatero, en relación con el 'no juicio' al líder de la ilegalizada Batasuna: "Usted no ha querido que Otegi vaya a la cárcel". El presidente del Gobierno se fue por la tangente, asegurando que todas las decisiones las toma el Fiscal General del Estado, "al que el Gobierno nunca ha dado ni una sóla orden"" o instrucción al respecto, lo que provocó una fuerte bronca en los escaños del PP que obligó a intervenir al presidente del Congreso, Manuel Marín, quien incluso amenazó con suspender la sesión.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que es "falso y mentira" que el Ejecutivo haya dado instrucciones al fiscal en el 'caso Otegi' y retó al presidente del PP, Mariano Rajoy, a que demuestre lo contrario. En la sesión de control del Congreso, el líder de la oposición aseguró que él cumple con su "obligación" de controlar al Ejecutivo mientras que Zapatero, en lugar de defender el "interés general", defiende el del dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi.

"El Gobierno no ha dado ninguna instrucción ni se ha interesado por el procedimiento al que hace referencia", dijo Zapatero, que enfatizó que su Ejecutivo respeta la actuación del Ministerio Público.

Así, una semana más, el terrorismo volvió a ser el objeto del 'rifirrafe' entre Zapatero y Rajoy, quien abrió las preguntas que su grupo dirigió sobre este tema al Ejecutivo con la retirada de la acusación del fiscal al dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi por el delito de enaltecimiento del terrorismo.

Rajoy recordó el caso en cuestión para señalar que el fiscal de la Audiencia Nacional Fernando Burgos hizo lo posible para que el juicio no se celebrara; que el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, que "ha dicho que hay que buscar el cauce político para que la izquierda abertzale se presente a las elecciones", señaló "que el fiscal retiraría la acusación".

El fiscal, continuó el presidente del PP, lo hizo después de que el "contribuyente" tuviera que pagar el avión en el que Otegi fue trasladado a la Audiencia Nacional. "Actuó de manera tal que dio lugar a que la abogada de la defensa no tuviera que intervenir", ahondó Rajoy, que preguntó a Zapatero por qué pidió la fiscalía que se retrasase el juicio y retiró después la acusación cuando "no había razón jurídica que lo aconsejara".

Zapatero sostuvo que, desde el punto de vista jurídico, a quien le corresponde "mantener la acusación o retirarla es al fiscal, que es quien tiene la competencia". "Ni a usted ni a mí", le señaló el presidente a Rajoy.

También incidió en que "la mejor manera de contribuir desde el Gobierno y la oposición" es respetar las decisiones de jueces y fiscales, que actúan "dentro del margen de la autonomía de la Ley" conforme a su entender.

"Son fiscales de larguísima tradición en la Audiencia Nacional", continuó Zapatero, que agregó que estos representantes del Ministerio Público tienen en su haber un número "elevadísimo de actuaciones por supuestos de terrorismo o de colaboración". "Yo respeto a todos los fiscales y usted debería hacer lo mismo", añadió.

Interés político

"El problema presidente es que yo no tengo ninguna relación con el fiscal y usted sí", "No se ha defendido la ley, sino un interés político --agregó--. Usted no ha querido que Otegi vaya a la cárcel igual que ha querido que De Juana Chaos salga de ella" le espetó Rajoy entonces. Recordó que la Audiencia Nacional ha "tenido que absolver" a este dirigente pese a haber "razones para condenarle".

Zapatero recalcó en su réplica que el Ejecutivo "no ha dado ninguna instrucción" ni se ha "interesado por el procedimiento" de Otegi. Bajo la premisa que su Ejecutivo respeta la actuación de todos los fiscales, aseguró que desde el punto de vista de la "responsabilidad política", el líder de la oposición no puede "hacer dudar de la honestidad en el comportamiento de un fiscal de larga trayectoria, que valora y enjuicia libremente sus actuaciones".

"A no ser que en su experiencia de gobierno pasaran cosas diferentes con la Fiscalía General del Estado, pero no pasa en este momento", remachó.

Acebes, Zaplana y De la Vega

La actuación de la Fiscalía volvió a ser criticada, tras la intervención del presidente, por el PP, en este caso por su portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana, quien preguntó a María Teresa Fernández de la Vega si considera que el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, está actuando en defensa de la legalidad.

En su respuesta a Zaplana, la vicepresidenta primera del Gobierno fue más allá que el presidente en sus críticas sobre las "cosas diferentes" que ocurrían durante el Gobierno del PP, época en la que el Gobierno -dijo- "dirigía instrucciones concretas" a la Fiscalía, algo que "ahora no pasa".

Tras remarcar que el fiscal general del Estado cumple con "la legalidad", De la Vega acusó al portavoz del PP de poner continuamente "en tela de juicio a jueces y fiscales" y optó ante su "desmesura" por "hacer pedagogía".

Recordó que la "legalidad se defiende aplicando la ley", con autonomía, y eso es, remarcó la vicepresidenta, "lo que hace el fiscal". Zaplana, por su parte, amparó sus críticas con el "calendario de la infamia", en el que repasó algunas de las actuaciones de la Fiscalía.

Detalló reducciones de condena a colaboradores de ETA o a José Ignacio de Juana Chaos, el archivo del caso Egunkaria y la reciente "retirada de las acusaciones contra Otegi", con lo que se "impidió -dijo-, como ha reconocido el propio tribunal, que se le condene".

"Ese fiscal general es más propio de la Falange, que bien conoce, que de un régimen democrático", concluyo el portavoz del PP.  La vicepresidenta del Gobierno respondió también, en la sesión de control, a otra pregunta del PP sobre la política antiterrorista del Gobierno, formulada por el secretario general del PP, Ángel Acebes.

El dirigente popular criticó que el Ejecutivo no haya cumplido, en su opinión, el programa electoral del PSOE en materia antiterrorista. "Tendría que haber dicho: nos comprometemos a romper el Pacto Antiterrorista; a emprender una negociación con ETA aunque haya kale borroka, extorsiones o incluso bombas; cederemos al chantaje de De Juana Chaos, retiraremos la acusación a Otegi y, por último, provocaremos la indignación de la mayoría de las víctimas", ironizó.

La vicepresidenta reiteró que el Ejecutivo "cumple todos sus compromisos" y aseguró que el Gobierno lucha contra el terrorismo "desde el primer día con la ley en la mano" y nunca "haciendo del terrorismo un arma electoral".
 

 s
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios