www.diariocritico.com
¡Todo por la pasta!

¡Todo por la pasta!

Dani Amatriain, el ex representante del piloto de MotoGP Jorge Lorenzo, fue detenido ayer en Barcelona por amenazar de muerte al conocido y arriesgado deportista, y a otros pilotos como los hermanos Pol y Alex Espargaró que, al parecer, han perdido la confianza en su antiguo manager. Amatriain se siente atraído por el olor del dinero que gira en torno al campeón español, y no se le ha ocurrido otra cosa mejor, supuestamente, que amenazarle de muerte. La noticia ha aparecido hoy en muchos periódicos españoles. Algo huele a podrido en el mundo de las motos. Otra noticia de hoy se refiere a una supuesta “guerra de agentes” de los futbolistas Morientes, Cañizares, Mendieta, y otros cracks del fútbol español. Los agentes en guerra son Ginés Carvajal y Alberto Toldrá (que había introducido a finales de los noventa al agente de Raúl en el mercado de los representantes de jugadores).  Ambos agentes habían sido socios, pero al último citado no le cuadraban las cuentas, pues al parecer habían decidido repartirse a partes iguales las ganancias obtenidas por sus representados. Un buen día, y según las informaciones hoy aparecidas en la prensa nacional, Carvajal dejó de pagar su parte  a Toldrá, y tras la denuncia de éste en los juzgados aquel debe devolverle  cerca de 3 millones de euros por la disolución de la sociedad. El mundo del fútbol está que arde.

    Por si quedaran dudas hoy ha dado la vuelta al mundo la noticia de la compra del jugador Cristiano Ronaldo, por parte de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid desde hace una semana, por ¡94 millones de euros! Entre unas cosas y otras (publicidad, jugador y club vendedor, el Manchester United) el monto ascenderá a unos 16.000 millones de pesetas. La que se ha armado en la opinión pública española es de campeonato. Un  diputado catalán quiere llevar el asunto al Congreso el próximo lunes. El sunami de opiniones (algunas encontradas) que ha producido esta última noticia ha sido mundial. El propio Ronaldo, de 24 años, que ha pasado la última noche divirtiéndose en un club de la ciudad de Los Ángeles con la extravagante y multimillonaria Paris Hilton, casi no se lo puede creer, pero ha dejado hacer a sus agentes. Hoy sale en los medios el vacuo ex presidente del club merengue, Ramón Calderón, reclamando “su parte” en esta negociación multimillonaria. Su parte de carnaza, que puede ser dinero o puede ser una puñalada trasera a su enemigo presidencial Pérez.
Ni Pérez ni Calderón han dicho esta boca es mía sobre los juicios, análisis y opiniones que está desencadenando esta “compra”, un evidente y sangrante despilfarro en medio de una crisis mundial y nacional, que solo en nuestro país se traduce en 4 millones de parados y unos sueldos mileuristas para una mayoría de la población joven y no tan joven. Hasta el serio y nada futbolístico diario New York Times ha recogido esta noticia, prueba de la sorpresa producida ante un evento tan chocante frente a la recesión económica por la que pasa el mundo occidental. En la última semana, Pérez ha fichado a Kaká y a Ronaldo por un total de 180 millones de euros (comisiones incluidas). Cuando acabe el mercado de verano, los dirigentes madridistas esperan que la inversión total en los nuevos jugadores fichados alcance los 300 millones. Estas cantidades suponen un hito en la historia del fútbol.

    Las reacciones más inmediatas han sido reveladoras del vomitivo punto a que está llegando el mundo del dinero en el fútbol: el delantero internacional Dani Güiza ha dicho sin rodeos que esta compra “es una barbaridad”. El vicepresidente del Barcelona Jaume Ferrer, que “ningún jugador del mundo vale eso”. Gerry Sutcliffe, ministro de Deportes de Gordon Brown, primer ministro británico, ha declarado que “peligra la sostenibilidad  del dinero circulante en el mundo del fútbol”. Y el mismísimo presidente de la UEFA, Michel Platini,  ha clamado por la cordura asegurando sentirse "sorprendido" por "el encadenamiento casi cotidiano de traspasos fastuosos" en los últimos días mientras el fútbol europeo afronta "peligrosos desafíos financieros".

    El precio pagado por este jugador es a todas luces excesivo teniendo en cuenta la crisis mundial del momento. Pero, sobre todo, es repugnante, si se compara el dinero que se mueve entre los futbolistas de élite de todo el mundo con lo que percibe la mayor parte de los restantes profesionales del planeta, muchos de ellos auténticos educadores y creadores del mundo del futuro. Un mundo que, al paso que vamos, será sencilla y claramente una pura escoria.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios