www.diariocritico.com

¿Es Leire Pajín la ‘tapada’ de ZP?

La interpretación de los Estatutos inicia en el PSOE la carrera por el poder

La interpretación de los Estatutos inicia en el PSOE la carrera por el poder

Llegó al podium socialista en el año 2000 por un puñado de votos más que su contrincante, José Bono, y llegó con ideas innovadoras, como la limitación de tiempo para los cargos orgánicos de manera que los líderes no se eternizaran, como había sido el caso de Felipe González y, antes que éste, el histórico Rodolfo Llopis. Pero ahora la ‘trampa’ se ceba en él: ¿dejará Zapatero la Secretaría General en el Congreso de 2012 o hará una lectura sesgada de los actuales Estatutos socialistas para seguir manteniéndose en el poder? En cualquier caso, ya hay quienes se están posicionando para un posible relevo del líder.
En el 35 Congreso del PSOE, el 23 de julio de 2000, Rodríguez Zapatero llegó a la Secretaría General socialista con nuevas ideas. Entre otras, apoyar el cambio estatutario para limitar los mandatos en cargos orgánicos. La idea había nacido con fuerza en 1997, de cara al 34 Congreso socialista, cuando más de 30 agrupaciones del PSOE presentaron enmiendas para que el Congreso estableciera la limitación de mandatos, tanto orgánicos como públicos, con el fin de facilitar la renovación del partido, evitar la acumulación de cargos y prevenir prácticas oligárquicas o clientelares.

    La mayoría de los textos presentados en ese cónclave proponían que ningún militante pudiera ocupar un puesto de responsabilidad en el partido durante más de dos mandatos –entre seis y ocho años-, ni permanecer más de dos legislaturas -ocho años- en un cargo público. Sin embargo, en el ámbito orgánico, algunas enmiendas planteaban que se excluyera de la limitación al secretario general. Pero otras iban más lejos y proponían que, en el caso de los cargos públicos, se promoviera una modificación de la legislación actual con el fin de que el Partido Socialista no fuera el único que adoptara esta medida.

En el 35 Congreso, en julio de 2000, Rodríguez Zapatero fue elegido secretario general del partido por sólo 9 votos más que su principal oponente, el actual presidente del Congreso de los Diputados, José Bono. Los ‘guerristas’, que odiaban a Bono, cambiaron sus votos y apoyaron a Zapatero como ‘mal menor’ –más tarde, Zapatero ‘agradecería’, como sólo él suele hacerlo, a Alfonso Guerra tal apoyo final, pero ésa es otra historia-.
   
    Así que en el 36 Congreso del PSOE, celebrado en julio de 2004, con Zapatero como secretario general pero también como presidente de Gobierno, ya figuraba en los Estatutos del partido la “Disposición adicional quinta”, que dice que “ningún cargo orgánico ejecutivo podrá ser ocupado por la misma persona durante más de tres mandatos consecutivos”. Aunque los Estatutos fueron modificado en el 37 Congreso Federal del PSOE celebrado en Madrid los días 4, 5 y 6 de julio del 2008, los Estatutos colgados en la página socialista siguen conservando esa limitación de tres mandatos recogida en la citada disposición final.

    Pero aquí es donde se encuentra el primer problema para calcular el cómputo de mandatos: ¿cuentan desde el año 2000 o desde el 2004? Porque si cuenta desde el año 2000, a Rodríguez Zapatero le queda de mandato hasta el 38 Congreso Federal, que deberá celebrarse necesariamente como muy tarde en 2012, el mismo año que las elecciones generales. Ahora bien, si los ‘magos’ socialistas de los números, por no se sabe qué cambalaches, comienzan a contar desde 2004 alegando que es en ese Congreso donde comenzaba a contar la limitación, el ‘final’ de Zapatero no llegaría hasta el 2016.

La carrera sucesoria: Pajín en el puesto de salida

Todo parece indicar, sin embargo, que Zapatero –esta vez, sí- estaría dispuesto a cumplir su palabra y ‘limitarse’ como hizo José María Aznar. Si así fuera, se plantea una doble duda: ¿dejará sólo la Secretaría General pero no la candidatura a la Presidencia del Gobierno o dejará ambas cosas? Lo que parece evidente que ocurrirá es que el Congreso de 2008 se convoque tras las elecciones generales, con lo que Zapatero seguiría siendo secretario general socialista aunque no candidato a la Presidencia del Gobierno… o ambas cosas… o candidato a la Presidencia del Gobierno y no a la reelección como secretario general socialista.

    En esa última variante es donde han comenzado a moverse fichas. Medios socialistas reconocen que la primera en iniciar la carrera fue la actual ministra de Defensa, Carme Chacón. Sabido es que Zapatero prefiere que su ‘sucesor’ sea ‘sucesora’ y conocida era su afinidad por Chacón. Para su preparación política la ha hecho pasar por casi todos los estadios del poder: desde la Vicepresidencia del Congreso de los Diputados hasta ministra de la Vivienda y por fin de Defensa –la primera mujer que ocupa este Ministerio-. Pero el ‘viento del cambio’ por Chacón parece que ha girado de rumbo en los últimos tiempos.

La siguiente jugada de Zapatero –pensando acaso en la sucesión- fue el ‘ascenso’ de José Blanco, su auténtico ‘número dos’, de la Secretaría de Organización a la Vicesecretaría General. Pero dicen algunos socialistas que el cambio viene con ‘truco’: primero, para hacerle –como le ha hecho- ministro de Fomento, el gran hombre de las obras públicas que va a poder ‘vender’ gestión en el conjunto de España y especialmente en Galicia. Y dicen esos medios que los planes de Zapatero pasan porque Blanco arrebate la Presidencia de la Xunta al popular Alberto Núñez Feijóo en las elecciones de 2013. Entonces, ¿queda Blanco descabalgado del poder federal?

    Ahora bien, según esas tesis, Zapatero estaría preparando su relevo con una tapada, y muchos coinciden en señalar hacia la Secretaría de Organización, la persona que sustituyó a Blanco en ese cargo y sobre la que ha girado la campaña electoral europea del pasado 7 de junio: Leire Pajín. Pero, ¿’tapada’ para qué, para la Secretaría General, para la Presidencia del Gobierno? Algunos socialistas aventuran que, aunque aún faltan tres años para los comicios, los planes zapateristas podrían pasar por presentarse a la reelección como presidente del Gobierno, convocar luego el Congreso del PSOE y proceder al relevo tutelado en la Secretaría General… ¿hacia Leire Pajín?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.