www.diariocritico.com

Horas antes el Canciller boliviano denunció el "trato inhumano"

Vicepresidenta española se refirió a situación de migrantes bolivianos

Vicepresidenta española se refirió a situación de migrantes bolivianos

La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, dijo hoy que las llegadas y devoluciones de bolivianos que llegan a España han aumentado en los últimos meses, ante la inminente exigencia de visado para estos nacionales. Horas antes, el canciller boliviano David Choquehuanca había denunciado el trato inhumando que las autoridades españolas dispensan a los migrantes bolivianos

Un despacho de la agencia Efe desde Madrid señala que en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la Vicepresidenta subrayó que no sólo en estos momentos, sino también con anterioridad, España ha reforzado lo controles fronterizos para detectar la inmigración irregular. El Gobierno realiza gestiones diplomáticas con los países de origen de inmigrantes, "en este caso con Bolivia también", añadió la Vicepresidenta y portavoz del Ejecutivo.

A partir del próximo domingo, 1 de abril, los bolivianos deberán solicitar visado para entrar en la Unión Europea, como hacen ya colombianos, ecuatorianos y peruanos, entre otros. Según la Policía española, el anuncio de la petición de visado ha motivado que en los últimos meses se triplicara el número de ciudadanos bolivianos que llegan a España, que ha pasado de los aproximadamente 5.000 de mayo de 2006 a unos 14.000.

Los agentes del Puesto Fronterizo del Cuerpo Nacional de Policía en el aeropuerto madrileño de Barajas rechazan diariamente a entre sesenta y cien personas, que no cumplen los requisitos necesarios y que antes de su expulsión pasan horas y en ocasiones hasta varios días en la denominada "Sala de Inadmitidos".

Por su parte y horas antes del pronunciemiento de la segunda autoridad del gobierno español, el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, afirmó hoy que los emigrantes de este país reciben un "trato inhumano" tanto de las autoridades europeas como de las agencias de viajes bolivianas.

"No estamos de acuerdo con lo que hace la Unión Europea para devolver" a los emigrantes al país, ya que "sólo van a buscar trabajo", dijo Choquehuanca en rueda de prensa. No obstante, ratificó que su gobierno, presidido por Evo Morales, "respeta las normas de cada país" para decidir quién entra en su territorio.

"Nos preocupa el trato inhumano, tanto allá como aquí mismo. Hay mucha discriminación", sostuvo Choquehuanca al comentar las gestiones para repatriar a la mayoría de los 86 bolivianos que llegaron esta semana a España en el crucero "Sinfonía" y que luego fueron enviados a Italia, donde tampoco fueron aceptados. "Lamentablemente, no hemos podido hacer nada para que se queden", dijo el ministro, y agregó que 79 de ellos ya están regresando. Únicamente cuatro pasajeros bolivianos del "Sinfonía" fueron admitidos en España y tres más en Italia, agregó Choquehuanca.

Los 79 rechazados "han sido trasladados de Italia a España y desde allí están tomando un vuelo hacia la ciudad de Santa Cruz, donde llegarán esta noche", precisó el canciller. Choquehuanca afirmó que su Ministerio reclamó oficialmente a Europa el respeto a los derechos humanos de esos viajeros, la mayoría de los cuales habían elegido a España como destino.

"Lamentablemente -agregó el ministro-, muchos de los compatriotas han sido víctimas de algunos bolivianos, de algunas agencias que les han estafado" prometiéndoles la entrada en Europa y el cumplimiento de los requisitos migratorios. "Son las empresas las que les engañan. Entonces las autoridades españolas toman sus decisiones", añadió.

El canciller anunció que a mediados de abril se reunirá una Comisión Mixta boliviano-española para establecer un nuevo convenio que regulará los flujos migratorios.

El caso del "Sinfonía" es parte de una gran ola de emigración boliviana a España, que se disparó tras la decisión de la Unión Europea de exigir visado a los bolivianos que deseen viajar a sus países miembros, requisito que empezará a regir el próximo domingo.

La Embajada española en La Paz calcula que en ese país hay entre 200.000 y 300.000 bolivianos, frente a 8.000 que había en 2004, y que de ellos sólo 60.000 tienen papeles de residencia y trabajo.

Unos 30 bolivianos que no podrán viajar a España por la cancelación de vuelos de la empresa LAB permanecen hoy en huelga de hambre en el aeropuerto de Cochabamba, en el centro del país, para denunciar que fueron estafados por la aerolínea y agencias de viaje.

Carla Mejía Zarate, de 18 años, una de las afectadas, dijo a Efe que el ayuno comenzó anoche para pedir a Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) y las agencias que devuelvan el dinero de los pasajes.

La joven forma parte de los 1.200 bolivianos que ya no podrán ir a España, primero por los problemas de LAB y, además, porque este domingo entra en vigor la exigencia de visado.

Mejía aseguró que había pagado a una agencia 1.900 dólares por su billete a Madrid, cuando normalmente valen mil dólares menos.

La cancelación de varios vuelos del LAB a Madrid, con todos los pasajes vendidos, derivó el jueves en la prisión de tres ejecutivos de la empresa, entre ellos el gerente nacional, Franklin Taendler, y su reclusión en un penal de la ciudad de Santa Cruz.

Allí también hubo incidentes violentos durante los últimos días, protagonizados por afectados que atacaron oficinas de LAB.

Se quejan de que LAB, que lleva más de un año en quiebra, suspendiera desde hace una semana los vuelos regulares a España, pero realizara vuelos chárter fletados por agencias de viajes.

El portavoz de la Presidencia boliviana, Alex Contreras, dijo hoy que hubo una estafa contra esos ciudadanos y que el Gobierno convocó a los ejecutivos de LAB para buscar una solución.

Según Contreras, más 500.000 bolivianos abandonaron su patria en los últimos tres años, y lo atribuyó a los "resabios de la política neoliberal" de anteriores gobiernos, que empujan a la gente a buscar trabajo y estabilidad en otras naciones.

Según Contreras, en 2004 se emitieron en Bolivia 194.000 pasaportes, en 2005 más de 133.000, en 2006 (primer año de Morales en el poder) más de 164.000, y en enero y febrero pasados 24.000.

De acuerdo con la Policía española, 14.000 bolivianos han llegado a España cada mes de 2007. EFE

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios