www.diariocritico.com

Seguimiento al minuto de la pandemia

Bolivia, un año marcado por el Dengue y la gripe A

Bolivia, un año marcado por el Dengue y la gripe A

No sólo de gripe A 'vive' el hombre. En Bolivia este año dos enfermedades han desestabilizado la vida de sus habitantes.
Como en el resto de los países de Latinoamérica, la Gripe A fue la noticia de seguridad sanitaria de los últimos meses en Bolivia. El año 2009 se había iniciado con la pandemia de Dengue, que había obligado a movilizaciones ciudadanas en torno a la prevención de la picada del mosquito que transmite la enfermedad. A través de las declaratorias de alarma amarilla y naranja, se obligaron a los habitantes de las poblaciones del oriente (Amazonía) boliviana a campañas de limpieza y prevención del  desove del mosquito del  Dengue. Este hecho, motivó que las estructuras locales como los Servicios Departamentales de Salud SEDES y las estructuras nacionales como el  Ministerio de Salud y Deportes, establezcan mecanismos de información permanentes con la población. De esa manera, la alarma respecto de la Gripe A, fue medianamente  controlada. No obstante, el bombardeo mediático internacional colmó la atención del espacio público boliviano generando desordenados criterios de alarma en la población.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN: Las medidas de prevención tomadas fueron de distinta índole,  desde la prohibición de espectáculos públicos hasta el alargamiento de las vacaciones escolares de invierno por tres semanas.  Estos hechos generaron distintas reacciones como la cancelación de la gira de conciertos en Bolivia, del “reaggetonero”  Daddy Yankee, hasta las movilizaciones realizadas en Santa Cruz de parte de los trabajadores de empresas de espectáculos, bares, teatros y cines, que reclamaron la medida de prohibición, obligando a las autoridades a levantarla.  El uso de barbijos y guantes de latex, aún no es total y el escepticismo a la enfermedad es el contrapeso a la espectacularidad de los anuncios mediáticos de víctimas fatales en el país.

SEIS MUERTOS POR LA GRIPE A:
El Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop), que es el espacio autorizado para realizar los análisis de las muestras, confirmó que la mujer de 29 años que falleció el miércoles 22 de julio, en el hospital San Juan de Dios de la capital chapaca era portadora de la influenza A H1N1. Con su deceso, las víctimas en Bolivia suman seis.   El director del Servicio Departamental de Salud de Tarija, Paúl Castellanos, precisó que la víctima llegó de Villa Montes  con amigdalitis, el 16 de julio y fue atendida en un centro de salud. Su cuadro se complicó y dos días después derivó en un cuadro de bronconeumonía bilateral aguda e insuficiencia respiratoria, por lo que tuvo que ser hospitalizada.  Desde el inicio de la pandemia, en Bolivia se registran seis muertes, tres en Santa Cruz, dos en La Paz y una en Tarija. Los fallecidos en la capital cruceña presentaban enfermedades de base, mientras que los demás aparentemente no tenían ningún problema de salud y fallecieron sólo por causa de la gripe A H1N1.  Entre tanto, los pacientes con complicaciones causadas por la gripe A han aumentado en Santa Cruz, además existen casos graves en La Paz y uno en Villa Montes. 



CASOS COMPLICADOS: El hombre de 36 años que ingresó a principio de este mes a terapia intensiva del hospital Japonés continúa con diagnóstico reservado. Una mujer de 48 años que estaba en la sala para influenza pasó ayer a cuidados intensivos después de que se le practicó una traqueotomía, su estado es crítico.  Según Javier Carreón, responsable de turno de la sala de influenza del Japonés, allí se encuentran otros cuatro pacientes en estado delicado: un hombre (25) que llegó de Camiri y que sufre de neumonía e insuficiencia respiratoria; otro varón (25) con neumonía, una mujer (44) con bronconeumonía y un varón (44) con sospecha de influenza que tiene problemas cardiacos, de hipertensión y renales. Asimismo, hay una niña (5) con gripe A confirmada que está recibiendo tratamiento.  En el hospital Francés, la menor de cuatro años que padece de parálisis cerebral y que tiene la nueva influenza, se mantiene estable.  El jefe de Epidemiología del Sedes, Roberto Tórrez, dijo que en la clínica Urbarí hay  una mujer en estado grave por causa de la gripe A.  A su vez, el  San Juan de Dios reporta cuatro afectados, que reciben atención en terapia intermedia. En el hospital de niños Mario Ortiz, un bebé de cuatro meses falleció con neumonía, pero su análisis de influenza dio negativo. 

En El Alto, la mujer de 37 años que fue sometida a una cesárea el miércoles está en terapia intensiva en el hospital Corazón de Jesús. Su bebé, que nació con siete meses de edad, está en buen estado, según los médicos. En este mismo nosocomio, una orureña de 23 años continúa en estado delicado.  En Villa Montes otro paciente (58) que dio positivo a la gripe A  recibe asistencia hospitalaria.  Según información del Ministerio de Salud, hasta ayer se presentaron 773 casos positivos de influenza en el país, de los cuales 528 son de Santa Cruz. De el total de afectados más del 85% se encuentra recuperado o está en pleno tratamiento.  Roberto Tórrez, jefe de Epidemiología de Santa Cruz, explicó que el grado de positividad de las muestras es del 29%, hasta ayer los datos oficiales registraban 5.019 sospechosos que padecen de problemas respiratorios.

SE TEME ACELERACIÓN DE LA PANDEMIA: 
Si bien el retorno a clases programado para este lunes 27 significa una vuelta a la normalidad de las actividades en la capital cruceña y en Montero, no deja de ser un tema de preocupación para las autoridades sanitarias, pues consideran que el riesgo de una aceleración de pandemia es innegable.  Para el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Erwin Saucedo, la movilización de alrededor de 400.000 estudiantes puede incrementar los casos de la nueva gripe y el momento en que se evaluará esta situación será entre el 3 y 5 de agosto, pues habrá pasado el tiempo necesario para la incubación del virus y es posible que comiencen a aparecer nuevos casos.

Según su criterio, la única manera de evitar la propagación del virus entre los estudiantes es resguardar el control mediante el sistema de filtros, que consiste, primero, en que los padres de familia eviten llevar a sus hijos al colegio si presentan síntomas de resfrío común o de la nueva influenza. Segundo, que los porteros y regentes de los colegios identifiquen a los niños enfermos y no los dejen ingresar a las aulas. Finalmente, si un estudiante con estos problemas ha pasado los dos primeros filtros deberán ser los profesores los que los detecten y los remitan a sus casas. Para el Sedes, de continuar el ‘surazo’ los padres deben evitar enviar a sus hijos a la escuela. Por su parte, el jefe nacional de Epidemiología, Eddy Martínez, sostuvo que en el resto del país, donde las clases se reiniciaron el lunes 22, todavía no se ha visto ningún incremento extraordinario de afectados.  Martínez convocó a los padres de familia a controlar la salud de sus hijos y evitar enviarlos al colegio o a lugares masivos si presentan los síntomas de la enfermedad.

UNA MUJER EMBARAZADA ES OBLIGADA A DAR A LUZ:  El miércoles 22 de julio, por la noche, una junta médica determinó practicar la cesárea a una mujer de 37 años afectada por la gripe A, internada en el Hospital Sagrado Corazón de Jesús, de El Alto, para salvar a su bebé. La madre y el niño, que llegó a pesar 1,4 kilogramos, se encontraban ayer en observación y con respiración artificial. Todavía no se había establecido que el bebé hubiese sido contagiado con el virus de la nueva gripe. Ella fue internada el martes 21 con un cuadro de bronconeumonía, aparentemente producto de la gripe A, que luego se confirmó que le había afectado, según Félix Cáceres, jefe de servicio de Emergencias. Después de la operación, ella está entubada y recibe el tratamiento antiviral por sonda. Dado que el neonato es prematuro —nació de siete meses—, está conectado a un respirador mecánico y recibe sulfactante para ayudarlo a absorber el aire. “Hay el riesgo de que haya una baja de defensas, no podemos decir que están estables”. Están en el Hospital Sagrado Corazón de Jesús de la ciudad de El Alto desde el martes 21.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios