www.diariocritico.com
Habla el escritor colombiano William Ospina

Habla el escritor colombiano William Ospina

El mestizaje "es el nombre de la modernidad" ya que "si a algo le hemos dicho adiós, es a la pureza de sangre", afirmó este jueves el escritor colombiano William Ospina, días antes de recibir el premio Rómulo Gallegos, que se entrega el domingo en Caracas.


"Nos hace falta cobrar conciencia plena de que así como hemos perdido siglos negando nuestro pasado indígena y africano, podríamos perder siglos negando nuestra composición europea", explicó Ospina en una entrevista a Efe en la Fundación de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), organizadora del certamen.

Ospina, de 55 años, fue galardonado en junio con la XVI edición del Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos, tras imponerse a 275 obras de 21 países, por "El país de la canela" (editorial Norma), que recrea los primeros viajes de los europeos al Amazonas a través de los ojos de un indio mestizo.

"Estamos en un proceso de redefinición. Hoy América Latina vuelve a preguntarse quién es, y es natural porque el mundo no deja de cambiar", señaló Ospina, quien hasta el momento se había centrado en la poesía y el ensayo.

"Y, afortunadamente, cada vez que nos preguntamos, la respuesta es distinta, y eso tiene muchas posibilidades literarias", destacó el escritor colombiano.

La novela ganadora, que forma parte de una trilogía que comenzó con "Ursúa" (editorial Alfaguara) y concluirá con "La serpiente sin ojos", en la que actualmente trabaja, muestra "el proceso de descubrimiento de la condición de mestizo" del narrador, explicó.

"(El narrador) Va descubriendo que su originalidad está en el hecho de ser distinto (...) Y no pretende borrar el océano, que está ahí, al comprender que esa distancia es también una perspectiva, no solo una lejanía", sostuvo Ospina.

Asimismo, destacó que los debates sobre la identidad "son apasionantes", y que "aumentarán" con las celebraciones del Bicentenario de la Independencia de las naciones latinoamericanas en estos años.

No obstante, señaló que "la política a veces se va a ver confundida, hay ciertas ideas que son muy interesantes para ser discutidas en términos intelectuales, pero que cuando se vuelven dogmas políticos son peligrosísimos".

Por otra parte, Ospina, que también ha obtenido el Premio de Ensayo Casa de las América, se refirió a la polémica que ha rodeado esta edición del galardón literario, uno de los más importantes de América Latina, después de que varios autores decidieran retirar sus obras por considerar que el jurado presentaba un "sesgo ideológico".

"Estos debates surgen más porque las sociedades están crispadas o enardecidas, que porque el premio mismo tenga este tipo de connotaciones", dijo Ospina, colaborador del diario colombiano El Espectador.

Además, afirmó que "es muy difícil saber en términos políticos qué piensa una persona que escribió una novela; yo mismo no sé muy bien qué pienso en términos políticos respecto a muchas cosas, no creo que sea fácil encasillarme".

Por último, preguntado acerca de la nueva crisis en las relaciones entre Venezuela y Colombia, tras la reciente orden de retirada por parte del presidente venezolano Hugo Chávez de su embajador en Bogotá, Ospina se mostró irónico.

"Lo describiría con el título de una película de (el cineasta sueco Igmar) Bergman: "Escenas de una vida conyugal", respondió entre risas.

La ceremonia de entrega del galardón bienal, que se compone de una medalla de oro y de 100.000 euros (135.000 dólares), se celebrará el próximo domingo 2 de agosto en la sede del Celarg en la capital venezolana.

Ospina se suma así a la lista de premiados con el Rómulo Gallegos, creado en 1964, y que incluye al peruano Mario Vargas Llosa, al también colombiano Gabriel García Márquez, al español Javier Marías, al chileno Roberto Bolaño y a la mexicana Elena Poniatowska, que obtuvo el premio en la edición de 2007.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios