www.diariocritico.com

España quiere mediar en Honduras…y más cosas

La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega ha iniciado su ya tradicional ‘gira veraniega’ por varios países latinoamericanos, inmediatamente después de que el ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, hiciera lo propio en Venezuela y Brasil. La ‘número dos’ del Gobierno español lleva un mensaje a Costa Rica, su primera parada en el periplo: España está dispuesta a mediar en el conflicto hondureño, tanto a nivel diplomático como a través de la Secretaría General Iberoamericana, que preside el uruguayo Enrique Iglesias y que tiene sede en Madrid. Y ello, pese a que el Gobierno de Zapatero se ha decantado claramente en contra del ‘golpista’ Micheletti –según el diario ABC, Madrid ha prohibido la entrada en el país de cuatro miembros del Gobierno Micheletti—y a favor del depuesto Zelaya. Zapatero telefoneó al presidente costarricense Oscar Arias hace tres semanas para ofrecer esta mediación española, que hasta ahora en nada se ha concretado.
 
Además de Costa Rica, De la Vega, en un recorrido de una semana, visitará Paraguay –primer contacto con el Gobierno de Lugo--, Colombia y Brasil. Quizá este último país, recientemente visitado por Moratinos, sea el hito más importante de un desplazamiento en el que la vicepresidenta viaja con altos cargos diplomáticos relacionados con Iberoamérica y la Cooperación. Moratinos, que llegaba a Brasil de Venezuela con algo de retraso –Hugo Chávez protagonizó una rueda de prensa final de dos horas de duración, casi un ‘Aló, presidente’, en el que hasta habló de la desaparecida actriz española Rocío Dúrcal, a la que al parecer era muy aficionado--, no llegó a entrevistarse con Lula. Sí lo hará la vicepresidenta, que quiere garantizar una presencia efectiva del mandatario brasileño en la próxima ‘cumbre’ iberoamericana de Estoril, Portugal, en octubre-noviembre. Muy celosa de su independencia y consciente de su poder, Brasil, la gran potencia emergente en Iberoamérica, se ha mostrado bastante reticente a estas ‘cumbres’, y más aún a la idea, barajada por Madrid y Lisboa, de crear una gran comunidad hispano-lusófona, de cerca de ochocientos millones de personas.
 
La visita a Colombia también tendrá su importancia, porque De la Vega se encontrará con el presidente Uribe y conocerá de primera mano el futuro del país ante las elecciones. La celebración de los bicentenarios de la independencia de las repúblicas iberoamericanas –en Paraguay se inaugura un foro sobre el tema—será una constante en todas las entrevistas que celebre la ‘número dos’ del Gobierno español, que trata de dar un contenido efectivo a sus desplazamientos al otro lado del Atlántico. En efecto, España trata de ‘cooperar’ con los países latinoamericanos en estas celebraciones, que, según un alto cargo de Exteriores, “nunca deben ser de confrontación histórica”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios