www.diariocritico.com

Descubre la discografía beatle

Los Beatles, un repaso disco a disco

Los Beatles, un repaso disco a disco

miércoles 02 de septiembre de 2009, 16:51h
El próximo 9 de septiembre sale a la venta a nivel mundial el catálogo completo de The Beatles remasterizado digitalmente. Apple Corps por fin ha decidido adecentar el catálogo más envidiado del universo. Habrá quién lo vea como una nueva operación de marketing (coincide con el lanzamiento del videojuego 'The Beatles: Rock Band') pero era necesario mejorar el sonido de los CD que se vendían hasta ahora. Pasemos a repasar la discografía más importante del Siglo XX.
Además de mejorar el sonido cada uno de los álbumes se editará como una réplica idéntica en el diseño a los originales, incluyendo los libretos de las primeras ediciones con nuevos textos y fotos inéditas. Aparte, durante un periodo limitado, cada CD incluirá un breve documental sobre el álbum. La verdad es que también podrían aprovechar la mayor capacidad de los CD e incluir los singles que grababan en la misma época o tomas distintas de los temas que grababan pero menos da una piedra.

Ahora repasemos uno a uno los discos editados por los Beatles. Hablaremos de las ediciones que sacaban en el Reino Unido (hasta el 65 en EEUU se publicaban otras versiones) y de los LP que publicaron mientras estuvieron juntos, lo que descarta "Magical Mistery Tour" un EP del 67 que posteriormente fue ampliado a LP con diversos singles.

PLEASE PLEASE ME (1963) Cuando el segundo single de los Beatles, "Please Please Me" llegó al número 1 de las listas, los de Liverpool entraron en el estudio para grabar su primer LP. El disco fue grabado en un solo día, con Lennon tomando pastillas para la voz y reservando "Twist & Shout" para el final del día sabiendo que se iba a dejarse la garganta en ella. Es increíble pero a día de hoy sigue sonando tan fresco como el primer día. "Please please me" es uno de los mejores ejemplos de la primera etapa de los Beatles, la del merseybeat, la más refrescante y divertida. El grupo seguía la formación clásica de Buddy Holly y los Crickets, dos guitarras, bajo y batería pero le añadían los coros de los grupos de chicas, la energía del rock´n´roll cincuentero y la precisión del sonido Motown. De las 14 canciones del disco, la mitad la componían temas propios del tándem Lennon-McCartney y la otra mitad versiones de otros artistas. En las versiones podemos apreciar algunas de las influencias de los chicos, el sonido Bacharach o el Brill Building (representado con una canción de Goffin-King). El disco comienza con una original, "I saw her standing there", y termina con una versión, "Twist & Shout", posiblemente les sobren dedos en una mano para contar discos que tengan un mejor principio y un mejor final.

WITH THE BEATLES (1963) El segundo disco de la banda salió sólo ocho meses después de su debut. Cortado en la misma línea que el primero "With the Beatles" es un disco superior a su antecesor. La Motown vuelve a estar muy presente con tres excelentes versiones de "Money (That´s what I want)", "Please Mr. Postman" y el "You´ve really got a hold on me" de Smokey Robinson que se había convertido en uno de sus compositores favoritos. Entre las originales destacan con fuerza propia "It won´t be long", "All my loving" y "Hold me tight". Además Harrison se estrena como compositor con "Don´t bother me" y Ringo hace una convincente interpretación de "I wanna be your man", una canción que Lennon y McCartney habían cedido a los Rolling Stones para que la sacasen como single.

A HARD DAY´S NIGHT (1964) Este disco es la primera obra maestra del grupo y el disco más definitorio de su primera época. Las influencias de sus primeros discos ya han sido filtradas y asimiladas por el grupo y ahora ya no suenan a otra cosa que a ellos mismos. Además las 13 canciones del disco vienen firmadas por Lennon y McCartney, en una época en la que todavía colaboran en la composición de las canciones del otro. El álbum sirve además de banda sonora de la película del mismo título de Richard Lester. La beatlemania ha explotado en todo el mundo y este es el disco que mejor captura ese momento. Destacar canciones de un disco tan bueno es una tontería, cada persona tendrá las suyas, las mías son "A hard day´s night", "I should have known better", "And I love her", "Any time at all" y "You can´t do that". Como curiosidad podemos decir que es uno de los pocos discos donde no canta ninguna canción Ringo.

BEATLES FOR SALE (1964)
"Beatles for sale" es un pequeño paso atrás en la evolución del grupo. En poco más de dos años los de Liverpool han sacado cuatro discos, además de diversos singles y EP. "Beatles for sale" es la prueba de que el grupo se encuentra exhausto. Vuelven las versiones (6 de 14) y con ello cierta sensación de vuelta a Hamburgo y al Cavern Club. Claro que eso no lo convierte en un mal disco, si cualquier otro grupo hubiese firmado este disco nos referiríamos a él como clásico, lo único que pasa es que el listón estaba muy alto. No hay que olvidar que este es el disco de "I´m a loser", la versión de "Rock and roll music", Eight days a week" o "Baby´s in Black" una de las canciones más infravaloradas de su catálogo.

HELP! (1965) Para la banda sonora de su segunda película los Beatles entregaron un disco de transición entre su primera etapa y su etapa media. Comienzan a verse nuevas influencias, la de Dylan en el Lennon de "You´ve got to hide your love away" o la de la música clásica en el "Yesterday" de McCartney, pero también dejan paso a las versiones, como la rockera "Dizzy miss lizzy". Pero más allá de su cohesión como disco quedan canciones como "Help!", "Ticket to ride", "You´re going to lose that girl" o "I´ve just seen a face", una gema olvidada.

RUBBER SOUL (1965) "Rubber soul" marca un punto y aparte en la carrera del grupo, se trata de un disco más complejo tanto lírica como musicalmente. Las influencias de Dylan y los Byrds se mezclan con el descubrimiento de la música hindú por parte de Harrison y todo ello se pasa por el tamiz de un grupo que va abriendo nuevos caminos. "Drive my car" abre camino a un disco que no tiene desperdicio, Lennon se pone melancólico con "In my life" o "Girl" y juega con las armonías vocales en "Nowhere man", McCartney deslumbra con la mencionada "Drive my car" y disecciona su relación con su novia en "I´m looking through you" y Harrison se deja seducir por McGuinn con "If I needed someone", una canción en la que se empieza a apreciar su evolución como compositor, y mete por primera vez un sitar en el mundo del rock en "Norwegian Wood" una de las mejores canciones de Lennon. "Rubber soul" además tiene el honor de servir de inspiración y acicate para que Brian Wilson hiciese "Pet Sounds" para gloria de su grupo, los Beach Boys.

REVOLVER (1966) "Revolver" es el disco más representativo del grupo más importante que dio la música del Siglo XX y con esto ya está dicho prácticamente todo. Y pienso que es el más significativo porque está encuadrado en la época más creativa de los de Liverpool, su antecesor es "Rubber Soul", el inicio de su búsqueda de nuevos sonidos en el estudio, y su predecesor, "Sergeant Pepper´s", la obra que marcó un antes y un después en la historia del rock. En "Revolver" encontramos 10 canciones compuestas por el tándem Lennon-McCartney, 5 para cada uno, dos talentos únicos luchando el uno contra el otro por hacer la mejor canción, así si McCartney escribe esa gema barroca que es "Eleanor Rigby", Lennon responde con "Tomorrow Never Knows", una canción que se adelanta unos treinta años a su época También está la explosión creativa del tapado del grupo, George Harrison, que aporta otras tres creaciones, entre ellas "Taxman" y por último, otra canción de Lennon y McCartney escrita para el entrañable Ringo Starr, "Yellow Submarine", una broma que delata el magnífico sentido del humor de los cuatro fantásticos. La perfecta vitamina contra la depresión, el disco de los cielos azules, una golosina pop, todo esto, y mucho más, es "Revolver".

SGT. PEPPER´S LONELY HEARTS CLUB BAND (1967) En 1966 Brian Wilson había publicado "Pet Sounds" un disco irrepetible en el que sacó el máximo partido a un estudio de grabación. Los Beatles, en concreto Paul, cayeron fascinados por el reesultado y decidieron hacer un disco para superarlo. Después de una estancia en EEUU donde había descubierto grupos psicodélicos como Chocolate Watch Band o Big Brother & The Holding Company llegó con la idea de realizar un disco encubiertos como la Banda de Corazones Solitarios del Sargento Pimienta. La idea no fue más allá de las dos versiones del tema que le da el nombre y el "With a little help from my friends" cantado por Ringo/Billy Shears. Sin embargo el resultado fue el disco más famoso de la historia, la obra más ambiciosa de los de Liverpool, el disco que dividió la historia del rock en un antes y un después. Sgt. Pepper´s fue el fruto de más de seis meses de trabajo en el estudio, en el que los cuatro de Liverpool y su productor, George Martin probaron todo lo que les permitía la tecnología del momento, metiendo todo tipo de instrumentos y utilizando la mesa de mezclas como uno más. Pero todo esto no sería más que una anécdota si no hubiese canciones, aunque teniendo el mejor dúo compositivo de la historia esto resulta imposible, así que Lennon y McCartney tienen en este disco otro amplio muestrario de su talento, el disco empieza con la canción que le da título, la presentación de la Banda del Sargento Pimienta, es un rock áspero de guitarras distorsionadas en el que McCartney se luce con voz desgarrada, la canción engarza con "With a little help from my friends", la mejor canción que nunca haya cantado Ringo, la presentación de Lennon es "Lucy in the sky with diamonds" una canción lisérgica y surrealista que tiene uno de los mejores estribillos de la historia, así una tras otra hasta el maravilloso final "A day in the life", última colaboración real de Lennon y McCartney, que pone broche de oro a un disco perfecto.

THE BEATLES (1968) Uno de los discos más famosos de todos los tiempos, el  "White album" o "doble blanco", como se le conoce en España, es la obra en la que se pueden ver los primeros síntomas de la separación de los 'fab four'. Hasta aquí todos los discos se han trabajado conjuntamente, en el "Doble blanco" no es así, Lennon, McCartney y Harrison dan muestras de lo que será su trabajo en solitario. Eso sí, los temas que aparecen aquí estarían entre los mejores de la carrera de cualquiera, Lennon entrega "Happiness is a warm gun", "Glass Onion", "Yer blues", "Revolution 1", "Sexy Sadie" o "Revolution 9" un collage en el que se anticipa a su trabajo con Yoko en "Two virgins", McCartney se mueve con soltura en el rock de "Back in the U.S.S.R." y "Birthday", en baladas como "Blackbird" o "Mother nature´s son" o en salvajadas como "Helter Skelter" y George Harrison se confirma como el tapado del grupo con "While my guitar gently weeps" y "Savoy Truffle". Hasta la aportación country-honk de Ringo es más que pasable.

ABBEY ROAD (1969) En realidad "Abbey Road" fue el último disco grabado por la banda y sirve como perfecto colofón a su carrera. Grabado cuando el grupo ya estaba más separado que junto, "Abbey Road" volvió a contar con la producción de George Martin que puso como condición que se volviese a grabar como en los viejos tiempos, olvidando rencores pasados. El resultado habla por sí sólo de que lo consiguieron. Harrison aporta las dos canciones más famosas del disco y dos de las mejores de su repertorio "Something" y "Here comes the sun", Lennon se queda con la apertura del disco con "Come Together" y avanza lo que será la Plastic Ono Band con "I want you/She´s so heavy". Pero el mayor mérito de este disco recae en un McCartney que hace de la segunda cara de este disco uno de los mejores momentos del grupo, especialmente con el trío final de canciones "Golden Slumbers", "Carry that weight" y "The End".

LET IT BE (1970) La grabación de este disco trajo las mayores distensiones dentro del grupo. Paul tuvo la idea de que les filmasen mientras lo grababan para terminar presentándolo con un concierto multitudinario. No fue una gran idea, como se puede apreciar en "Let it be", la película, las peleas son constantes, Lennon parece más pendiente de Yoko que del grupo y McCartney intenta ser el líder de una banda que ya no existe. Aun así cuando les ves en el tejado de Abbey Road tocando en directo juntos por última vez sabes que la magia ha vuelto a aparecer. Esto no quita para que "Let it be" sea uno de sus discos más flojos. Ni siquiera la producción de Phil Spector arregla el conjunto del disco. Aunque como decíamos con "Beatles for sale" éste es un disco flojo para su nivel, en líneas generales es un gran disco.

Vea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.