www.diariocritico.com

La gripe A en la isla

Cuba: Sin muertes por el virus de influenza A H1N1

Cuba: Sin muertes por el virus de influenza A H1N1




Con la llegada de los meses de septiembre y octubre, que en Cuba corresponden al período de mayor actividad ciclónica, las autoridades internacionales alertan de la posibilidad de un repunte, tal vez más agudo, del virus de la gripe o influenza A H1N1.

Desde el 26 de abril de 2009, fecha en que se reportó el primer caso de esta enfermedad en la Isla, hasta el presente, se han atendido 306 pacientes aquejados de influenza, entre extranjeros y nacionales que retornaron al país desde diferentes continentes. Y todos han evolucionado positivamente.

En esto último ha sido decisivo el férreo control sanitario que se viene desplegando a lo largo del territorio nacional. Cada viajero es interrogado en los diferentes puertos por personal paramédico, y se le conmina ha someterse, dentro del término de 72 horas,  a un examen de sangre llamado “gota gruesa”. Quienes no acatan la medida, corren el riesgo de ser conducidos a las unidades de salud por la policía, multados y, en última instancia, condenados a prisión.

Una rápida ojeada a las cifras recientemente publicadas por el sitio Infomed, del Ministerio de Salud Pública, revela que si bien Cuba está por debajo del índice de incidencia de este virus en países de la región como Estados Unidos (43693), México (19712), Chile (12175) y Canadá (10156), en cambio posee más casos que los reportados en repúblicas con sistemas de salud no precisamente eficientes, como República Dominicana (182), Jamaica (69), Guyana (7) o Granada (3).

Por zonas geográficas, los enfermos con  el virus A H1N1 y los decesos, y hasta el pasado 24 de agosto, se distribuían de la siguiente manera en orden decreciente:
América: 110475/2183; Pacífico: 61699/283; Europa: 46668/99; Pacífico Occidental: 33228/147; Sudeste Asiático: 11477/1991; África: 3788/14; Mediterráneo Oriental: 2639/30.

En medio de un calor agobiante y aquejados de numerosas carencias materiales, por estos días los cubanos de a pie poco se preocupan de la inminente amenaza, empeñados como están en el inicio del curso escolar y a la espera de cambios estructurales en la agónica economía del país que, aunque anunciados por el presidente Raúl Castro dos años atrás, no acaban de concretarse.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios