www.diariocritico.com
ETA se hace fuerte: vuelven los escoltas

ETA se hace fuerte: vuelven los escoltas

· Interior pone protección al Foro de Ermua y le ha ofrecido más seguridad al PP

Interior colocó escolta a la Directiva del Foro Ermua hace "unos díez días", tras la desarticulación del 'comando Donosti' de ETA. La información que tenía en su poder el 'liberado' José Ángel Lerín, señalaba también como posibles objetivos a Fernando Savater, Maite Pagazaurtundua, un policía o dos ertzainas. Asimismo, Rubalcaba habló personalmente con Rajoy para ofrecer más seguridad al PP al descubrirse un 'seguimiento detallado' a un cargo 'popular'.

Las mismas fuentes quisieron mostrar su agradecimiento al departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba por proporcionarles la seguridad que precisan, teniendo en cuenta los "acosos" de los que han sido objeto en los últimos meses. El último, según recordaron, la pintada amenazante con el lema 'Gora ETA' y el nombre de Nerea Alzola, una integrante de la citada plataforma, cerca del domicilio de ésta, en el barrio bilbaíno de San Inazio.

   En todo caso, en un comunicado la plataforma se queja de que mientras que, por un lado, se "apresuran" a ponerles escolta, por otro, "nos colocan en la diana de los comandos reconstituidos de ETA que, según anuncian todos los medios, están plenamente operativos".

   De acuerdo con la información que tenía en su poder el etarra 'liberado' José Ángel Lerín, el filósofo y miembro de la plataforma 'Basta Ya', Fernando Savater, y la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, constituían dos de los objetivos del desarticulado 'comando Donosti' de ETA. Ambos poseen ya escolta. Asimismo, el citado grupo tenía datos sobre un policía nacional, dos ertzainas y otros objetivos.

Rubalcaba informó a Rajoy sobre el seguimiento a un cargo del PP

Por otro lado, R Rubalcaba, telefoneó al líder de la oposición, Mariano Rajoy, el lunes 2 de abril para informarle de que el 'Comando Donosti' de ETA había realizado seguimientos a algunos cargos del PP y que había practicado una vigilancia más detallada sobre uno de ellos.

Las mismas fuentes especificaron que, ese mismo día, Rajoy recibió una primera llamada del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, en la que se le dieron datos "genéricos" sobre la operación policial que comenzó el 28 de marzo y que se saldó con la detención de 11 supuestos miembros de la organización terrorista. De ellos, 10 pasaron a disposición judicial y sólo uno fue puesto en libertad.

   El propio Zapatero adelantó al presidente del PP --que se encontraba en Canarias para celebrar un mitin-- que, horas después, sería telefoneado por el titular de Interior y que se le ofrecerían más datos sobre la citada operación.

   Fue Rubalcaba, según las fuentes citadas, quien especificó a Rajoy que los miembros del 'Comando Donosti' tenían localizados, entre otros posibles objetivos, a algunos miembros de su partido y que, en un caso concreto, las Fuerzas de Seguridad se habían percatado de que el seguimiento era más detallado.

   En este contexto, el ministro de Interior ofreció al presidente de los 'populares' la posibilidad de dotar a su partido de mayor seguridad, una opción que, según puntualizó el mismo Rajoy este miércoles en rueda de prensa en Zaragoza, aún está barajando.

Declaración de Lerían ante la Guardia Civil

Se da la circunstancia de que José Angel Lerín, supuesto responsable del comando desarticulado, declaró ante la Guardia Civil que el jefe de la banda terrorista, Garikoitz Azpiazu, 'Txeroki', había dado órdenes de que no se actuara contra miembros del PSOE, PNV, IU, EA o Aralar, pero sí contra el Partido Popular.

   Posteriormente, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno imputó a Lerin el haber realizado seguimientos del filósofo y miembro de Basta Ya Fernando Savater, así como de un policía, dos ertzainas y otros objetivos de la organización terrorista ETA.

   En mayo de 2006, es decir, en plena tregua, Lerin cruzó la frontera desde Francia en compañía del otro 'liberado' del "comando Urederra", Alejandro Zobaran Arriola, en estos momentos huido. El jefe de los 'comandos' de ETA, Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', había ordenado a Lerin 'dinamizar' la infraestructura de ETA en Guipúzcoa y dirigir varios grupos de 'legales' (no fichados), dedicados, entre otras cosas, a recabar información sobre posibles objetivos.

   Entre estos objetivos, figuran las efectuadas a Fernando Savater, al testigo protegido del "caso Lasa-Zabala" conocido como Txofo, un policía del barrio de Amara de San Sebastián, dos ertzainas en Tolosa y diversos intereses del Estado, como bancos y oficinas de correos.

   No obstante, según las informaciones ofrecidas recientemente por el titular de Interior al jefe de la oposición, también se habrían realizado seguimientos por parte del 'Comando Donosti' a cargos del Partido Popular.  

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios