www.diariocritico.com

La sospechosa muerte de un Rolling Stone

Brian Jones una vida y una muerte pintadas en negro

Brian Jones una vida y una muerte pintadas en negro

martes 15 de septiembre de 2009, 13:52h
La vida de Brian Jones fue tan excesiva y polémica como su muerte. Una muerte que cuarenta años después sigue dando que hablar tras haberse reabierto el caso de su muerte por la policía británica. En su momento la causa oficial de la muerte fue 'muerte accidental' pero ya en su momento se vio como algo sospechoso y el manager de los Stones, Allen Klein organizó una investigación por su cuenta.
Brian Jones fue el verdadero motor de los Rolling Stones en sus primeros años, podríamos decir que fue él el verdadero 'Rolling Stone'. Cuando formó la banda junto a Mick Jagger y Keith Richards en 1962, Jones quería un grupo basado en el blues más auténtico, Muddy Waters (del que cogió el nombre del grupo), Sonny Boy Williamson y Elmore James. Para esa época Jones ya tenía varios hijos ilegítimos y tocaba la guitarra slide con cierta clase. Así que decidió que su papel como líder del grupo tenía que reflejarse en el dinero. Jones a espaldas del grupo cobraba siempre un suplemento como líder de la banda, mientras que compartía casa y penurias económicas con Jagger y Richards.

La influencia de Brian Jones durante su primera época era enorme, principalmente en Keith Richards. El guitarrista estaba entusiasmado con su compañero y con el tremendo oído que demostraba. Es la época de su primer LP y sus primeros sencillos, los Rolling Stones se convierten en la alternativa a los Beatles gracias a la habilidad de su manager, Andrew Loog Oldham, que los convierte en los 'chicos malos'. En una hábil operación publicitaria saca un artículo y una foto de los desaliñados Stones bajo esta frase: "¿Dejaría usted que su hija saliese con alguno de estos individuos?". La forzada rivalidad comienza a dar una tremenda popularidad al grupo pero el manager también tiene otros planes para la banda. Loog Oldham decide que es el momento de potenciar los temas propios por encima de las versiones.

El tandem Jagger y Richards

Es en este punto cuando el liderazgo de Brian Jones comienza a ser puesto en duda, Oldham prefiere darle toda la importancia a la pareja formada por Jagger y Richards (al que en esos años se le conocía como Richard, para que sonase como Cliff Richard la gran superestrella británica de la época) para parecer el contrapunto a Lennon y McCartney. Jones se siente desplazado y no se siente muy cómodo con el material de sus amigos pero el tremendo éxito del segundo single firmado por la pareja, "(I can´t get no) Satisfaction" deja las cosas claras, el peso creativo se desplaza de su alcance. Jagger le sustituye como imagen del grupo, aunque cuando triunfan al fin en EEUU, Brian Jones centrará todas las miradas de las cámaras.

Es también en 1965 cuando comienza su relación con la modelo alemana Anita Pallenberg. Es su momento de gloria, su desarrollo como multiinstrumentista le permite tener mucha importancia en el sonido del grupo tal y como atestiguan discos como "Aftermath" o "Between the buttons". Mientras que en lo personal se ha convertido en el príncipe del 'swingin´London' y de la aristocracia rock. Su turbulenta relación con Anita, con agresiones, reconciliaciones, etc... se ha convertido en mítica pero mientras estuvieron juntos fueron el centro de todas las miradas. Se dice que Bob Dylan tituló a su disco "Blonde on blonde" por la atracción que emanaba de esa pareja de rubios gemelos que vestían de la forma más 'cool' y estrafalaria.

Fue también en esta época cuando comenzó su abusivo consumo de alcohol y drogas que fueron mermando sus maltrechas capacidades psíquicas. Durante la época psicodélica Jones siguió realizando grandes contribuciones al sonido de la banda en canciones como "Ruby Tuesday", "Let´s spend the night together", "We love you" o "Citadel" pero para finales de 1967 tras una enfermedad que le retuvo en Marruecos, Anita se fue con Keith Richards que estaba enamorado de ella y no soportaba como trataba Brian a la modelo.

El declive

La autoestima de Brian nunca superó aquel golpe, su interés en el grupo se desvaneció y durante la grabación de "Beggar´s Banquet" se pudo ver que no estaba de acuerdo con la dirección que tomaba el grupo. Partió nuevamente hacia Marruecos y grabó con músicos locales. Cuando comenzó 1969 el antiguo líder de los Rolling Stones estaba muy deteriorado físicamente y no participó apenas en la nueva grabación de la banda, "Let it bleed". Cuando el 8 de junio Jagger, Richards y el batería Charlie Watts visitaron su casa para despedirle, Brian no se mostró sorprendido, el 10 de junio emitió un comunicado en el que dijo: "Ya no nos comunicamos musicalmente. La música de los Stones no es de mi gusto. Quiero hacer mi propia música antes que tocar la de los otros. La única solución es que tomemos caminos separados, aunque sigamos siendo amigos".

Menos de un mes después apareció su cuerpo flotando muerto en su piscina. Al comienzo de su carrera había declarado: "Sí, quiero ser famoso. Y no, no quiero cumplir treinta años". Cuando murió tenía 27. Ahora investigan si su muerte fue un asesinato o un simple descuido. Pero lo único seguro es que Brian Jones fue la 'bala perdida' (o 'rolling stone') original.

Os dejamos aquí con "Little Red Rooster" una de las favoritas del guitarrista:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios