www.diariocritico.com

Americana, cantautores y folk

Las 100 mejores canciones de los años 2000 (II)

Las 100 mejores canciones de los años 2000 (II)

Si hace varios años le hubiesen preguntado a los expertos como sonaría la primera década del Siglo XXI la mayoría hubiese optado por algo electrónico o por el rap pero, a pesar de haber algo de eso, lo que muchos se olvidaban es de la capacidad de emocionar de la música orgánica. En el segundo capítulo de nuestra serie os enseñamos algunas de las canciones más conmovedoras de estos años. Pulse aquí para ver la primera entrega.
Wilco ha sido una de las bandas más importantes de los últimos años. Jeff Tweedy ha conseguido crear dos de los mejores discos de la década con “Yankee Hotel Foxtrot” (2002) y “A ghost is born” (2004) alejándose de las cenizas de Uncle Tupelo y de sus propios primeros discos. La influencia de Jim O´Rourke fue clave para permitir a Tweedy encontrar una voz propia más allá del country alternativo, o americana, del que fue pionero. Dentro de este estilo también destacaron otros veteranos de los noventa como The Jayhawks, Ryan Adams o Silver Jews, que a pesar de sus raíces indie, entregaron su mejor canción en este estilo en su álbum de despedida “Look out mountain, Look out sea” (2008).

Los cantautores del siglo XXI son de todo pelaje, se acabó la imagen del típico cantante con guitarra acústica lanzando soflamas. Ha habido versiones hippies del joven Marc Bolan, Devendra Banhart, ‘crooners’ románticos de nuevo cuño, Richard Hawley, cantautores indie con gancho para las melodías, como el tristemente desaparecido Elliott Smith o Sufjan Stevens, cantautores de paso como Beck y su “Sea change” (2002) o luminarias como el gran Rufus Wainwright, más cercano al Tin Pan Alley y a Judy Garland que a Cohen o Dylan. También ha habido grandes voces femeninas, gente como Cat Power, Neko Case o Joanna Newsom, pero ellas ya tendrán su espacio.

Fleet Foxes han sido una de las grandes sorpresas del año pasado, su disco de debut, “Fleet Foxes” (2008), se llevó todos los parabienes de la crítica y descubrió a un grupo que suena como un Brian Wilson folkie gracias a sus cuidadas armonías vocales y a su inspiración campestre.

En la siguiente lista podéis escuchar una oda a una gramola de música triste perdida en una ciudad feliz, una canción sobre cigarrillos y batidos de chocolate o un himno a los inviernos blancos. A pesar de todo todas tienen algo en común, estas canciones llegan a lo más profundo del alma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios