www.diariocritico.com

Texas y la pena de muerte

“Estoy preparado”. “Sed fuertes”. “Pido perdón por el sufrimiento que he causado”. “Yo no lo maté, pero espero que algún día acabes encontraron a quien lo hizo”. “Cuando muera enterradme con unos auriculares para escuchar rock and roll cuando esté muerte”. “Os espero en el cielo algún día”. “Esta noche nadie gana, nadie sale victorioso”.

Texas tiene el triste privilegio de ser el territorio de Estados Unidos que más personas ha ejecutado desde que se reinstauró la pena de muerte a finales de los años setenta. Y desde hace tiempo, las autoridades del Departamento de Justicia local publican en su página web las últimas palabras pronunciadas por las 441 personas que han sido sentenciadas mediante inyección letal.

Charlie Brooks fue ajusticiado el 7 de diciembre de 1982 por el asesinato de un hombre blanco seis años antes. Sin quererlo se convirtió en el primer ejecutado en Texas desde que la pena de muerte volvió a ser legal en 1977. “Llegado este momento, no tengo miedo de lo que pueda pasar. Como musulmán devoto, me enseñaron que esta vida es el único propósito de prepararnos para la que nos espera”.

En lo que va de año han sido ejecutados hasta el momento 17 personas en Texas, el último Christopher Coleman, que recibió la dosis letal el pasado 22 de septiembre. Había sido condenado a la pena capital por el asesinato de tres personas en 1995.

La página web  también recoge otras estadísticas macabras. De las 336 personas que hay en estos momentos en el corredor de la muerte, la inmensa mayoría son hombres y sólo 10 mujeres, los negros son mayoría (38,7%), seguido de blancos (30,7%) e hispanos (29,5%). También anuncia las ejecuciones previstas para los próximos meses, una el 27 de octubre y cinco en el mes de noviembre.

Durante los casi seis años en que George W. Bush fue gobernador de Texas se llevaron a cabo 152 ejecuciones, otro trágico récord a añadir a su currículum. Y el año con mayor número de ejecuciones fue el 2000, con un total de 40, el mismo año en que Bush ganó sus primeras elecciones que le llevaron a pasar los ocho años siguientes en la Casa Blanca.

Otras ‘curiosidades’ que uno puede encontrarse es que Texas ha ejecutado a seis parejas de hermanos a lo largo de la historia, que la horca fue el sistema empleado con los condenados a muerte entre 1819 y 1923, o que la primera de los 361 personas electrocutadas en el estado fue Charles Reynolds en el año 1924.

Los condenados pasan en el corredor de la muerte una media de 10,26 años, y la edad media de los ejecutados es 39 años. Y para quien le interese, el coste de la inyección letal, que fue aprobada en 1977, es de 86 dólares y 8 centavos. A diez días de que se celebre el Día Mundial contra la Pena de Muerte, NO A LA PENA DE MUERTE.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios