www.diariocritico.com

Todo lo que 'El País' no cuenta. Capítulo 9

El juez del caso da la razón a Rajoy: el líder del PP echó a los del Gürtel de Génova

El juez del caso da la razón a Rajoy: el líder del PP echó a los del Gürtel de Génova

> El juez Pedreira confirma que Rajoy apartó del PP nacional a la trama de Correa
> Todo lo ocurrido desde 2004 se hizo en contra de las instrucciones dadas por Rajoy
> Los vinculados a la trama dirigieron sus actividades hacia Valencia

Un Auto del magistrado instructor del 'caso Gürtel' en Madrid, Antonio Pedreira Andrade, fechado el pasado 16 de julio confirma lo afirmado por Rajoy: "Los cambios dentro de la dirección del partido político [relevo de Aznar por Rajoy en el PP] provocan un cambio en la tendencia seguida hasta entonces, y la organización a nivel nacional se desvincula de las empresas de Francisco Correa, si bien ésta se adapta a la nueva coyuntura mediante la creación de una sociedad que se traslada a Valencia". Es decir, que en 2004, Rajoy ordenó no contratar más con la red de Correa, y éste supuestamente 'disfrazó' sus empresas para seguir contratando con el PP valenciano de Camps. Este auto del juez Pedreira, no conocido hasta hoy, pone los puntos sobre las íes dentro de la supuesta trama corrupta.

El Auto del juez Antonio Pedreira del pasado 16 de julio desmenuza la forma de actuar de la trama supuestamente corrupta dirigida desde Madrid por Francisco Correa y Pedro Crespo, y desde Valencia por Álvaro Pérez Alonso "El Bigotes". El juez emitió este Auto, incluido en el sumario del caso Gürtel que se sigue en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, después de analizar la contabilidad de la 'caja B' de las empresas de Correa y el contenido del pendrive que la policía requisó el 'contable' del grupo, José Luis Izquierdo. Pedreira desgrana en ese Auto quiénes conformaban la trama y cómo actuaron, a quienes sobornaron y cómo lo hicieron y hasta la forma de actuar en negocios como los inmobiliarios o la realización de eventos.

Ahora bien, en un momento del Auto, el juez Pedreira reconoce textualmente lo siguiente:

         "Los cambios dentro de la dirección del partido político [cuando Aznar cedió la Presidencia del PP a Mariano Rajoy] provocan un cambio en la tendencia seguida hasta entonces, y la organización [el PP] a nivel nacional se desvincula de las empresas de Francisco Correa, si bien ésta se adapta a la nueva coyuntura mediante la creación de una sociedad que se traslada a Valencia, con un responsables Álvaro Pérez Alonso, forjado en la organización de los eventos para el Partido a nivel nacional a través de la entidad Special Events, y con buenas relaciones con las personas que ocupan cargos de responsabilidad en el partido en los órganos de gobierno de la Generalitat Valenciana".

Es decir, que Pedreira desvincula a la dirección nacional del PP que dirige ya Mariano Rajoy con esta trama y, en cambio, la vincula con la dirección del PP en Valencia y hasta con cargos en la Generalitat de Francisco Camps. Sigue diciendo el juez lo siguiente:

         "Esta iniciativa [traslado de la red a Valencia] abre nuevas perspectivas a la organización permitiéndole mantener un nivel de negocio que se concreta tanto en eventos del partido como en adjudicaciones de contratos públicos. De tal forma que se produce una identificación entre Orange Market y la organización de actos para el partido en la Comunidad Valenciana. Asimismo esta sociedad sin experiencia en esas actuaciones concursa y obtiene la realización de los stands de la Comunidad Valenciana para cuatro ferias de turismo. Es Felisa Isabel Jordán desde Madrid la encargada de preparar el proyecto técnico y de diseño, que posteriormente presenta Orange Market como propio. Los tres años siguientes también obtiene la adjudicación de ese mismo contrato".



Es en este contexto donde cabe encuadrar un informe de la Brigada de Blanqueo sobre la red Gürtel en Valencia, según el cual la red se habría embolsado un millón de euros en comisiones por la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia, los días 7 y 8 de julio de 2006. En este informe policial -según revela un diario madrileño que, sin embargo, omite que la red de Correa llevaba ya dos años apartada del PP nacional- se relaciona con el evento del Papa a la constructora leonesa Tecnología de la Construcción, SA (Teconsa), cuyos directivos y principal responsable, José Luis Martínez Parra, aparecen imputados en el sumario.

Pero Martínez Parra y Teconsa, así como la sociedad UFC, de la que es administrador José Luis Ulibarri, o la empresa Martinsa, de Arganda del Rey, ya aparecen en el Auto de Predreira, que las pone como ejemplo de la "forma de actuar" de la trama. Así, Pedreira cita la adjudicación de una parcela de terreno en Boadilla del Monte a UFC, "las actuaciones de la sociedad Cosntructora Hispánica en Pozuelo y Boadilla del Monte", las adjudicaciones a Teconsa en la Comunidad de Castilla-León, o las de la empresa Martinsa en Arganda del Rey.





Correa se alía con "El Bigotes" en Valencia

El Auto de Pedreira, de casi 60 folios, es definitivo. Al analizar la actuación de la trama después de que Rajoy ordenara que no se contratara con su entramado a nivel nacional, el juez detalla -como señalábamos arriba- la manera en la que se traslada a Valencia con "El Bigotes" y cómo desde Madrid Felisa Isabel Jordán es la encargada de actuar como nexo.

Pedreira también desgrana la forma de 'sobornar' que supuestamente tenía la red: "En contraprestación a la prestación de los contratos para sus empresas entregaría [Correa] a los responsables políticos compensaciones de naturaleza económica en la forma y en lugar que le soliciten". Los datos aparecen en el pendrive famoso y en la caja B que la policía localizó en diversas sedes madrileñas.

Estableciendo una cronología, el juez Antonio Pedreira confirma que la organización dirigida y creada por Francisco Correa con sustento en la organización de eventos y campañas electorales "se gesta a partir de una relación directa con responsables del Partido Popular a nivel nacional que tienen su puesto de trabajo en la sede de la calle Génova y que convierten a su empresa Special Events SL en la que acapara la mayor parte de los actos promocionales de dicha formación política". Eran los tiempos anteriores a Rajoy, cuando el partido estaba presidido por José María Aznar.

"Durante un tiempo", señala el magistrado en su Auto, "Francisco Correa desarrolla ese conjunto de relaciones en el ámbito de la política que le permiten crear un círculo de personas que o bien le dan la organización de eventos merced a su posición dentro del Partido o bien una vez que obtienen un cargo público facilitan la entrada de las empresas de Francisco Correa en la Administración que gobiernen".

El juez sustenta su Auto en declaraciones del propio contable José Luis Izquierdo, y confirma así que Correa acudía con asiduidad en los tiempos de Aznar a la sede del PP en la calle Génova. También señala el Auto que "en ese momento en dicho lugar trabajaba Luis Bárcenas, y que ha visto el nombre de esta persona en la lista de regalos, que se confeccionaba en Navidad en las oficinas de la calle Serrano".




Correa extendió sus tentáculos en la época de Aznar

Para el juez Pedreira no cabe duda de que "fruto de esa asimilación entre la empresa y personas del aparato de la organización se puede citar la búsqueda por parte de Jesús Sepúlveda [ex marido de Ana Mato, ahora imputado], entonces responsable de los eventos en el partido, de una persona para incorporarla a la empresa Special Events, a la que no sólo presenta a Francisco Correa, sino a la que realiza una primera entrevista de trabajo previa donde le explica cuál es el puesto de trabajo que tienen que cubrir como así pone de manifiesto Felisa Isabel Jordán Goncet".

Añade el juez que para ganarse el favor de los responsables políticos, Correa "entrega dádivas de todo tipo desde dinero en efectivo a regalos de lujo, coches u otros objetos. De esta forma se consigue crear una relación estable con estas personas ganando su confianza a la vez que favorece la obtención de negocio para sus empresas".

Los nombres de la trama en Madrid

El juez va desgranando cómo Correa teje su red en varias poblaciones madrileñas: en Arganda del Rey "consigue los favores del alcalde Ginés López así como de la persona que ocupaba la dirección de la empresa dedicada a la promoción del suelo urbano Benjamín Martín Vasco, y también cuenta con la participación de Tomás Martín Morales con despacho en la alcaldía".

En Majadahonda obtiene la confianza del alcalde, Guillermo Ortega, y del concejal Juan José Moreno Alonso, responsables del área de Urbanismo. "En este caso llega a colocar a su propia mujer como cargo de confianza del alcalde", dice el juez. Y en Pozuelo de Alarcón obtiene la alcaldía una persona de su confianza en el PP, y con el que ya había trabajado, Jesús Sepúlveda, "además también obtiene los favores de la concejala de obras Yolanda Estrada".

Ahora bien, los acontecimientos producidos en el Ayuntamiento de Majadahonda precipitaron la salida del alcalde y de sus concejales por denuncias de irregularidades en la adjudicación de parcelas y en el modo de venta del suelo municipal mediante permutas en condiciones desfavorables para los interese de la propia Administración, obteniendo la alcaldía una persona que representa otra facción del partido con enemistad con Francisco Correa y su entorno.

A Correa, entonces, no le quedó más remedio que trasladar su centro de actuación al Ayuntamiento de Boadilla del Monte, donde "coloca a personas de su confianza en puesto clave como de nuevo a Tomás Martín como asesor del alcalde y posteriormente como vicepresidente de la Empresa Municipal de Suelo y Vivienda (EMSV), y a Alfonso Bosch como gerente de la citad Empresa", Así, la EMSV "es controlada también por Francisco Correa".

Altísimo grado de corrupción

El juez del TSJ de Madrid no establece, por tanto, una relación institucional entre Correa y el PP -es decir, una canal de financiación irregular del partido-, sino unas relaciones personales cuyos resultados para la red de Correa "se expresan en términos de obtención de trabajos en los Ayuntamientos controlados para sus empresas consiguiendo unos incrementos notables en el volumen de negocio con esa Administración o bien empiezan a trabajar desplazando a las preexistentes, creándose una situación próxima al monopolio en la que una sola empresa acapara la mayor parte de las actuaciones en materia de organización de eventos".

Con el tiempo, las actuaciones de la trama así constituida no se circunscriben al ámbito de la organización de eventos y actos promocionales o campañas electorales, sino que van más allá: según el juez, Correa aprovecha el boom del sector de la construcción y consigue controlar "municipios con unas de las tasas de desarrollo urbanístico más altas de la Comunidad de Madrid como Arganda del Rey o Boadilla del Monte".

Con esa forma de actuar se llegó se llegó a un grado corrupto difícil de imaginar. Así lo cuenta el propio juez Pedreira: "Un elemento que da idea del grado de corrupción alcanzado es que la organización en relación a la adjudicación de la parcela señalada en Boadilla del Monte adopta tácticas propias de organizaciones criminales como es la grabación de un video en el que el alcalde y otro concejal están repartiéndose el dinero de la comisión, y que sirve a Francisco Correa como herramienta de presión con el fin de obtener resoluciones favorables hacia sus intereses que le generan un beneficio económico y por ende un enriquecimiento patrimonial".

 
LEA MAÑANA LA SEGUNDA PARTE DEL AUTO DEL JUEZ PEDREIRA

MIENTRAS TANTO, LE PRESENTAMOS TODOS LOS ANTERIORES CAPÍTULOS DEL SUMARIO:



 ESPECIAL: Todo sobre el sumario>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.