www.diariocritico.com
¿Industrialización?: soñar no cuesta nada

¿Industrialización?: soñar no cuesta nada

Muchos, con afanes eminentemente políticos, han engatusado a nuestra población y le han hecho creer que es muy viable industrializar el gas y que casi todo el energético bajo el subsuelo (40 a 100 trillones de pies cúbicos, TPC, con mucha exploración, capital y tecnología) debe industrializarse. Empero, a continuación trataremos de hacer un análisis pragmático, económico y técnico del porqué de las frustraciones de este gran sueño de muchos bolivianos.

Tal vez así podamos entender el porqué, casi cinco años después de las revueltas y protestas, de su no exportación e industrialización, pero hasta ahora no ocurre nada y no hay siquiera un estudio serio de factibilidad con rentabilidad y recuperación de costos. Pregonamos que tampoco pasará nada en los próximos tres a cinco años.

En esta entrega nos ocuparemos sobre el gas metano (95% del gas natural) y la próxima lo haremos sobre el gas etano (5% del gas natural), que a nuestro entender es la verdadera industrialización y que la echamos a perder por haber perdido mercados de exportación.

Principiemos manifestando categóricamente que el uso principal del gas natural metano en el ámbito mundial es para quemarlo en plantas termoeléctricas, en la industria, en comercios y domicilios, y en vehículos. Así, podemos probárselo a cualquiera con datos y cifras que casi el 90% del gas natural metano en el mundo se quema en los usos indicados y un 10% del gas metano es transformado para producir amoniaco o metanol de forma comercial. No vamos a siquiera emitir comentario sobre el GTL, que aún sigue en etapa experimental y queriendo ser comercial (cinco a diez años más).

Para transformar de manera rentable el gas natural metano en "metanol o amoniaco", en primer lugar se requiere de plantas de escala, mucha seguridad jurídica y también de un puerto o lugar con acceso a medios de transporte muy económicos como barco o tren para llegar en condiciones competitivas a los mercados. Soñemos por un momento que la seguridad jurídica del país está muy bien y que Puerto Suárez es una buena opción.

Los precios de gas metano necesarios para hacer viable esta transformación son generalmente mucho más bajos (a veces una relación de 3 a 1) que para quemarlos. Es decir que si decidimos industrializar recibiríamos cerca de 1 US$/MMBTU Vs. 3 US$/MMBTU por exportar y perder mucho en regalías e impuestos.

Lo más complicado en Bolivia es cerrar el circuito exploratorio con impuestos de 50% y obtener rentabilidad en la exploración y explotación con los precios que se requieren para la industrialización del gas metano.

En la industria química, en el laboratorio todo es posible, pero lastimosamente en la vida real, donde se involucran aspectos económicos financieros, los sueños se tornan realidades muy rápidamente.

Nuestra recomendación es que no forcemos a que YPFB haga lo que no es posible con las regalías y tributos actuales o sin subsidiar primero con precios más elevados la exportación porque perderá recursos y perderemos todos los bolivianos cuando nuestra estatal quiebre.

* Fue Ministro de Hidrocarburos

[email protected]



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios