www.diariocritico.com

Pide ayuda al Gobierno

El patrón del 'Alakrana' cuenta que recibió patadas en las costillas

El patrón del 'Alakrana' cuenta que recibió patadas en las costillas

> El Gobierno somalí cree que el secuestro se resolverá en tres semanas y un pirata dice que quedan tres hombres en tierra

domingo 08 de noviembre de 2009, 16:35h
El patrón del atunero 'Alakrana', Ricardo Blach, dijo este domingo que se sienten "abandonados" por el Gobierno y reconoció que no confía en que la reunión del embajador de España en Kenia con el primer ministro de Somalia porque en esta zona "mandan las milicias" y aseguró que el poder del mandatario somalí es similar al del "concejal" de su pueblo.
   En declaraciones a la Radio Galega, Blach lamentó que el Ejecutivo español no sea capaz de "ponerse de acuerdo" para "salvar 36 vidas" y le acusó de "mentir" y "engañar" en las negociaciones. "Ellos siempre quisieron el dinero y a esos dos --en alusión a los dos piratas detenidos--", sentenció.

   Blach pidió "ayuda" a las administraciones "para poder salir del infierno" que están viviendo y le rogó al Gobierno central "que tenga un poquito de compasión, aunque sea un poquito" y le suplicó que "mande a esos dos" a Somalia. "Lo tienen muy fácil para liberarnos", replicó.

   Sobre el estado en que se encuentran, el patrón del 'Alakrana' declaró que están "sin agua" y que hay días que no les dan de comer. "Pedimos y rogamos que dejen agua para comer y beber", imploró y relató que hay ocasiones en que "el camarero trae la comida" y los piratas se la "quitan" y la "tiran al mar" para que no se la coman.


"Recibí patadas en las costillas"

   Blach dijo que no mantiene contacto con el resto de los marineros, motivo por el que no pudo asegurar que los tres compañeros que fueron trasladados a tierra hayan vuelto al buque. Asimismo, añadió que se encuentra junto al capitán del atunero, Iker Galbarritu, en la sala del timón, "solos" con los piratas, mientras que la tripulación está "en la cubierta" con "las puertas exteriores cerradas". "Ellos tienen libertad para ir al baño pero a nosotros a veces no nos dejan, estamos muy mal", puntualizó.

   Además, denunció las continuas agresiones que reciben por parte de los piratas. "Sólo por preguntarle qué número es éste recibí patadas en las costillas y de todo", señaló. Blach aseguró no entender lo que está ocurriendo y describió a los captores como "animales" y críos de "veinte años" que no saben ni "leer".

   En cuanto a los contactos con España, el marinero dijo que los raptores les dan "libertad" para "hablar con los medios" porque lo entienden como una medida de "presión" pero reconoció que no ocurre lo mismo cuando pretenden hablar con sus familias, a quien agradeció el esfuerzo que están haciendo desde España.


Vea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios