www.diariocritico.com

Una calificación fiscal 'benigna' posibilitaría la devolución de los piratas a Somalia

El abogado del pirata Willy se desvincula de los bufetes ingleses: 'Habría que sancionarlos'

El abogado del pirata Willy se desvincula de los bufetes ingleses: "Habría que sancionarlos"

> El diario ABC vincula a Díaz Aparicio con estos bufetes y con el CNI, lo que el Centro desmiente

Francisco Javier Díaz Aparicio, el abogado que irrumpió como defensor del pirata somalí ‘Willy’, se desmarcó esta madrugada de las actividades de los bufetes ingleses que presuntamente colaboran en el cobro de los rescates de esta piratería. “No solamente deberían inhabilitarlos, sino sancionarlos”, dijo. Un diario madrileño le vincula hoy con estos bufetes.
Díaz Aparicio, abogado defensor de uno de los dos piratas somalíes detenidos en España, el ya popularmente conocido como Willy, fue entrevistado esta madrugada en la cadena VeoTV por un grupo de periodistas en la que dijo será su última aparición televisiva.

Para el letrado, el secuestro  se podría solucionar enviando a los dos piratas a Somalia. Y tiene una fórmula para conseguirlo: si son juzgados como cómplices o encubridores la pena no sería superior a 6 años, por lo que, según el artículo 57.7.a de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, podrían ser expulsados para cumplir su sentencia en el país africano. En el mismo sentido se pronunció, a preguntas de Diariocrítico, una fuente del Tribunal Supremo: “si el fiscal califica el delito de los dos piratas como detención ilegal simple, con penas de entre cuatro y cinco años, sería posible enviarlos a Somalia para que cumplan allá su pena. Otra cosa es que luego lo hagan o no”. Por ahí podría, dijeron otros medios cercanos al Gobierno, ir una solución al caso, siempre que se produzca una conformidad, es decir, que los piratas acepten el grado de culpa que la Fiscalía determine.

La acusación de complicidad se sustentaría en que los dos piratas fueron contratados por sus conocimientos de navegación para llegar a la zona en la que se encontraba faenando el Alakrana, y, una vez consumado  el secuestro, se marcharon. ‘Willy’ no habría sido más que un 'marcador de posición', es decir, que va en una pequeña embarcación con un GPS que detecta el barco que se va a asaltar para después avisar a los verdaderos piratas.



Se han publicado algunas versiones sospechando que hay alguien detrás de Díaz Aparicio, pues no entienden por qué Willy ha pasado de tener abogado de oficio a ser defendido por uno que sí cobra una minuta, y por ello fue preguntado en VEO, al menos media docena de veces. Tantas veces como el abogado se negó, en legítimo uso de sus derechos, a revelar quién le ha contratado, quién le paga o cuánto.. Pero pareció quedar claro que rechaza cualquier conexión con el bufete ‘intermediario’ inglés, cuando dijo que daba la impresión de que contribuían a los secuestros y que deberían ser sancionados penalmente.

Esto echaría por tierra la teoría publicada hoy por el diario ABC, según la cual el CNI fue quien aconsejó a ese bufete la contratación de Díaz Aparicio. Sin embargo, el propio periódico reconoce que un portavoz del CNI negó, la noche del miércoles, que el espionaje español tuviese nada que ver con la contratación.

Mientras, la ministra de Defensa, Carme Chacón explicó en una entrevista en RNE que, entre las posibilidades que tiene sobre la mesa el Gobierno, está la de que los dos piratas detenidos en España sean juzgados por la Audiencia Nacional para después cumplir la pena en Somalia. Y volvió a señalar a los bufetes: "La comunidad internacional tiene que cortar las fuentes que les llegan a los piratas a través de los pagos que realizan los bufetes europeos"

Vea en vídeo un fragmento de la entrevista
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios