www.diariocritico.com

Miguel Salazar ante Reporteros sin Fronteras

'Verdugo no pide clemencia'

"Verdugo no pide clemencia"

Sobre el comunicado emitido por la organización internacional Reporteros sin Fronteras en la que se pide clemencia en el caso de Salazar, el director del mencionado semanario dijo saludar la iniciativa pero aclaró que él no estaba pidiendo clemencia sino justicia.

El periodista Miguel Salazar, director del semanario "Las verdades de Miguel", aseguró hoy que la libertad de expresión en el país se encuentra amenazada y admitió que aunque en 1992 fue perseguido por expresar sus simpatías por el entonces teniente coronel del Ejército, Hugo Chávez Frías, jamás tuvo la misma presión que está viviendo en la actualidad.

"Tengo que participar el peligro que corre la libertad de expresión en estos momentos en el país… como nunca… yo me acuerdo que en el 92 fui perseguido por ser afecto del presidente (Hugo) Chávez y me sacaron de los periódicos, pero jamás recibí la presión que estoy recibiendo ahora", sentenció. 

Salazar hizo un llamado para que el gremio periodístico se una en función de la situación que a su juicio atraviesa la profesión. "Yo creo que ha llegado el momento en que todos los periodistas cerremos filas y evitemos que bajo esa aberración que aparece en el Código Penal -reformado para favorecer a algunos- se pretenda cercenar la libertad de expresión".

Cabe destacar, que el comunicador social publicó, a finales del año 2003, una crónica en la que se adjudicaba presuntos casos de corrupción y de violación de derechos humanos a la gestión de Eduardo Manuit, gobernador del estado de Guárico.

El periodista declaró que acudió a la sede de los tribunales porque fue informado que la parte que está emprendiendo las acciones legales en su contra introdujo un recurso de recusación, "ellos escogerán el recurso que ellos quieran, yo tomaré los míos (…) tenemos cinco años asistiendo a las audiencias a las que se me han llamado y he acudido a todas las citas del tribunal, he llegado hoy a la audiencia que tenemos con el gobernador Manuit, con Francisco Vargas, con Orlando Albornoz y con el PPT, porque de paso me demandó el PPT también".

"Yo saludo a Reporteros sin Fronteras pero yo no estoy pidiendo clemencia yo vengo a pedir justicia que una cosa distinta y el tiempo me ha dado la razón. Hay están los 62 muertos de Guárico… ¿qué ha pasado con eso? Comienzan a aflorar ahora y vemos como los que me han acusado en momento determinado buscan refugio en el llamado partido socialista unido. Yo no busco refugio en ningún partido, yo busco refugio en los tribunales que son los que, a la larga, tendrán que definir si yo he difamado o no difamado a ciertas personas", expresó.

Salazar refirió unas palabras hacia una de las abogadas que integran la contraparte. "Ahí está Esther Bigott de Loaiza, una abogada que ha sido incriminada por incitación a la corrupción y aquí esta condenándome a mí, es que los conejos corren detrás de los perros. Yo lo que quiero es que quede bien claro que no vamos a ceder en la lucha contra la corrupción. Ellos quieren cerrar el periódico porque somos una piedra en el zapato".

Manifestó que el grupo de periodistas que trabajan en "Las verdades de Miguel" no tiene compromisos con nadie y "que no vamos a ceder para la tranquilidad del pueblo venezolano. Verdugo no pide clemencia y nosotros somos verdugos de los corruptos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios