www.diariocritico.com

Obama aprueba 500 millones dólares para mejorar los centros de salud comunitarios

El presidente Barack Obama anunció una partida de más de 500 millones de dólares del plan de estímulo económico para mejorar 85 centros sanitarios comunitarios, que afectará favorablemente en la salud de los latinos.

En un acto acompañado de la Secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, el presidente firmó el proyecto con el que espera "no sólo ahorrar más dinero y crear más puestos de trabajo", sino "dar la tranquilidad a las familias de saber que tendrán atención sanitaria cuando lo necesitan".

El dinero se destinará a construir nuevas instalaciones o mejorar las existentes, ayudar a informatizar los expedientes médicos y ampliar la atención sanitaria a medio millón de personas.
Familias de hispanos se beneficiarán de esta medida puesto que algunos de los centros seleccionados para recibir las ayudas se concentran en áreas como Los Ángeles (California), San Antonio (Texas), y Nueva York, con amplia representación de esta comunidad.

Las financiación se realizará a través del Programa de Inversiones (FIP) en un plazo de dos años, según explicó la Casa Blanca

Además, se destinarán 88 millones dólares para ayudar a mejorar las redes de los centros de salud en materia de gestión, tecnología y servicios de apoyo clínico, con el objetivo de mejorar su eficacia operativa.

Obama habló ante un grupo de responsables de estos centros a los que agradeció su trabajo en sus comunidades "trabajando cada día muchas horas para dar atención de calidad a precios que la gente puede permitirse, con la dignidad y el respeto que merecen".

Estos centros de salud comunitarios proporcionan atención preventiva y primaria a pacientes que no pueden afrontar el coste de un seguro médico privado y en 2008 atendieron a 17 millones de personas en todo el país, cerca del 40 por ciento de la población que carece de seguro.

El presidente valoró la labor que realizan en materia de prevención y atención primaria en sus comunidades y enfatizó en la necesidad de educar a las personas a llevar vidas más sanas y prevenir enfermedades.

"Para ustedes, la atención de la salud no es sólo el diagnóstico de pacientes y el tratamiento de la enfermedad, es sobre el cuidado de las personas y promover el bienestar", dijo Obama.

El presidente señaló que los estudios demuestran que las personas que viven cerca de un centro de salud tienen menos probabilidades de acabar en la sala de urgencias de un hospital y menos propensos a tener cubiertas las necesidades médicas críticas.

Además, según los estudios a los que hizo referencia, los gastos de los pacientes que reciben atención en estos centros comunitarios son un 25 por ciento más bajos.

Por eso, anunció una iniciativa para evaluar el impacto de este modelo de atención primaria -en cuanto a la facilidad de acceso, calidad y coste- de estas organizaciones que también atienden a pacientes de los sistemas de atención sanitaria federales Medicare (mayores de 65 años) y Medicaid (para personas de bajos recursos).

Obama lamentó que todavía haya millones de estadounidenses que no tienen acceso a atención primaria, o tienen seguro pero viven en comunidades urbanas o rurales en las que no pueden hacerse revisiones periódicas y cuando tienen algún problema tienen que acudir a las salas de emergencia.

En Estados Unidos se calcula que hay aproximadamente 47 millones de personas sin seguro médico, una situación que "no importa a qué partido pertenezcamos (...) ninguno de nosotros podemos apoyar", dijo el mandatario estadounidense, que defendió la reforma sanitaria que se está debatiendo en el Capitolio.

Una iniciativa que "contiene ideas demócratas y republicanas y acuerdos mutuos", recordó el presidente, que valoró los "progresos" hechos en el Senado "para allanar el camino de cara a la aprobación final" de una reforma que será, si se consigue, un logro histórico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios