www.diariocritico.com
Emilio Botín y Francisco González: dos grandes bancos, dos grandes líderes

Emilio Botín y Francisco González: dos grandes bancos, dos grandes líderes

Este último año ha sido realmente difícil para todos los negocios, pero sobre todo para los bancos debido a la crisis económica internacional. Todos los gobiernos se han visto obligados a llevar a cabo planes de ayuda a las entidades financieras. De las que peor han soportado este periodo han sido las cajas de ahorros. Éstas se han visto obligadas a iniciar fusiones entre ellas o a buscar alianzas estratégicas para logran mantenerse activas.

Sin embargo, los bancos, y especialmente el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria y el Banco de Santander, muestran una recuperación parcial apuntando ya hacia su particular salida de la crisis. Antes del periodo de inestabilidad, las acciones de ambos bancos se encontraban alrededor de los quince euros y durante el peor momento de la crisis llegaron a estar alrededor de los cuatro euros.

Ahora mismo rondan estas acciones los 12 euros. Si bien es cierto que no se ha restablecido al completo el valor de las acciones, sí se puede comprobar una clara recuperación. Esta mejora de la situación bursátil de ambos bancos, ha ayudado a asentar la imagen del Santander y del BBVA como principales bancos españoles e incluso como jugadores a nivel mundial.

Ha servido, además, para asentar la imagen de sus líderes. Ambos bancos están presididos por dos personas muy diferentes. Mientras que Emilio Botín ha ascendido hasta la presidencia del Santander por familia, Francisco González llegó al BBVA mediante el favor del ex presidente Aznar. Sus orígenes son también diferentes, así como Botín siempre ha estado relacionado con la Banca desde que entró en ella en 1958, González estaba ligado a una Agencia de Valores hasta que en 1996 presidió el Banco Argentaria.

Sus diferentes caminos han forjado también una diferencia en su manera de dirigir sus bancos. Botín apuesta por un equipo humano continuado, de larga tradición en el Santander, como se puede comprobar ante la permanencia de Alfredo Sáez, mientras que en el BBVA apreciamos un mayor número de cambios en el equipo principal de dirección. Esto pudimos comprobarlo con la sustitución del consejo de Emilio Ybarra y más recientemente con la incorporación de Ángel Cano como nuevo Consejero Delegado de la entidad ante la jubilación anticipada de José Ignacio Goirigolzarri.

Como dato anecdótico, podemos señalar que aunque existe una mayor continuidad en los cargos clave en el Santander, éste recibe personal en su alto equipo proveniente del BBVA. Al contrario, sin embargo, no apreciamos este fenómeno.

Las diferencias entre ambos banqueros se extienden, inevitablemente, a sus políticas de actuación. El BBVA se ha especializado la banca tradicional (Retail), centrándose en el mercado “doméstico”. Por su parte, el Santander ha apostado más por ser un banco general, al especializarse en operaciones de mayor valor añadido. Botín opta por un sistema basado en decisiones puntuales y especulativas más arriesgadas que las que ha llevado a cabo González, que ha apostado por un sistema de decisión colegiado y prudente.
Un ejemplo claro de esta diferencia de gestión las podemos ver, por ejemplo, en sus patrocinios. El BBVA optó por patrocinar la Primera y Segunda división españolas de fútbol, dándole incluso nombre a estas dos ligas. Esta operación se puede considerar menos elitista que, por ejemplo, la que optó el Santander con su ingreso en el mundo de la Fórmula 1. La presencia del Santander en la Fórmula 1 forma parte de su estrategia de acción en el mercado europeo, ya que su principal zona de actividad es Europa.

Otra diferencia entre ambos bancos es que el Santander se centra más en Europa, mientras que el BBVA es un banco con presencia muy importante en América, concretamente en México, donde es la principal entidad bancaria, y en Colombia y Argentina, además de China. El Banco Santander hace acto de fuerte presencia en el mercado brasileño en el continente americano.
Como consecuencia de lo anterior, a final de 2009 la capitalización de los bancos que a comienzos del 2000, era parecida, ha pasado a ser de 1 a 2, a favor del Santander, en el final de 2009. En este campo, sin duda alguna, el éxito del Santander, ha sido mayor.

Como conclusión, cabe decir que se trata de dos grandes bancos y de dos grandes líderes, aunque el Santander vaya por delante y Botín supere a González.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios