www.diariocritico.com
América Latina, un año de urnas

América Latina, un año de urnas

América Latina ha vivido un apasionante 2009 desde el punto de vista electoral, lo que ha roto con la tranquilidad de los años 2007 y 2008. A lo largo de este año se han celebrado elecciones presidenciales, referendos, elecciones legislativas, cambios de gobiernos y, como no, revueltas internas y enfrentamientos entre países.

A principios de este 2009 plagado de elecciones la pregunta era ¿continuará en la región la supremacía de la izquierda? ¿Cómo han afectado y cómo afectarán los resultados al desarrollo de la crisis económica mundial? Los gobiernos del llamado socialismo del Siglo XXI” –Léase Chávez, Correa o Evo Morales- han continuado a la cabeza de sus países, aunque con un panorama bien distinto al que se enfrentaron años atrás.

Los bolivarianos Evo, Chávez y Correa se enfrentaron a las urnas

El país latinoamericano que abrió y cerró el año en las urnas ha sido la Bolivia de Evo Morales. En enero, el oficialismo se jugaba su futuro político con la aprobación del nuevo texto constitucional. La propuesta de Evo llegará a buen puerto con el 67% de la aceptación ciudadana. Así, Bolivia ha contado con el régimen legal para profundizar en el denominado ‘proceso de cambio’ encabezado por el presidente. La directrices generales de la nueva Constitución han establecido desde una economía tipo estadista, hasta una nueva distribución de la tierra, la garantía de la ‘propiedad privada’ –aunque con ciertas características-, el reconocimiento de un nuevo tipo de Estado autonómico y la puesta en escena del mundo indígena. Pero la aprobación de la Carta Magna trajo consigo, además, el adelanto de las elecciones que debería haberse celebrado en 2010 y que han supuesto la renovación en la presidencia del mandatario Morales. Evo se lleva la victoria con el 63% de la aprobación ciudadana y comienza, desde el próximo 22 de enero, su nuevo periplo de cinco años al frente del Estado Plurinacional Boliviano.

La siguiente cita en las urnas llegó en febrero de manos del no poco polémico Hugo Chávez, quien pone en jaque la democracia venezolana con su 're-referéndum' aprobatorio. Finalmente, el 54,36% de los ciudadanos quiso dar el SÍ a Chávez, lo que contribuyó a la reforma del artículo constitucional que ha permitido la reelección ilimitada del venezolano y que ha provocado numerosas movilizaciones en contra del anclaje de Chávez en el Gobierno.

En abril le tocó el turno al ‘tercer hermano’ bolivariano. Rafael Correa arrasa en las presidenciales y se hace con el triunfo en la primera vuelta, algo que no sucedía desde hace tres décadas, convirtiéndose así en presidente reelecto por cuatro años más. Correa consiguió volver al poder después de lograr, como sus compatriotas, modificar en 2008 la Constitución para volver a ser reelegido.

El Salvador, Panamá, Uruguay y Chile eligen presidente

De este año electoral tampoco se han librado Centroamérica ni el Cono Sur. Así, en enero le tocaba el turno a El Salvador con procesos electorales tanto presidenciales como municipales. La victoria vino a manos Mauricio Funes, y con él, la llegada del primer presidente de izquierdas a territorio salvadoreño.

El 3 de mayo las miradas estaban en Panamá. La oposición de Ricardo Martinelli tomó el mando frente a la candidata oficialista Balbina Herrera, apoyada por el presidente centroizquierdista Martín Torrijos.

El cierre electoral ha venido de la mano de Uruguay y Chile. En octubre los uruguayos se lanzaron a las urnas en las que el Frente Amplio con el ex guerrillero José Mújica consiguó seguir en el poder y terminar la labor del saliente Tabaré Vázquez. Por la parte chilena, La Moneda también ha cambiado de ‘dueño’ y de color. Por primera vez desde el fin de la dictadura de Pinochet la derecha toma el mando en Chile a manos del democristiano y multimillonario Eduardo Frei. El 2010 será un año de cambios importantes en la política del país.

Las legislativas llegaron a Argentina y México

En el ecuador del mandato argentino de la presidenta Cristina Fernández llegaron las legislativas para el país, lo que supuso un varapalo para el oficialismo que tuvo que admitir una dura derrota. El termómetro político se disparó y el candidato de Unión PRO Francisco De Narváez consiguió un triunfo resonante en la Provincia de Buenos Aires al vencer por 34,5% y lograr arrebatarle al gobierno la mayoría en ambas Cámaras. Las próximas presidenciales de 2011 se ven más oscuras para los Kirchner y su economía personal, un escándalo que ha copado las portadas de los periódicos argentinos tras saberse que el matrimonio multiplicó su capital desde la llegada primero de Nestor Kirchner y después de su mujer Cristina a la Casa Rosada.

El mismo panorama ha vivido México. El domingo 6 de julio llegaban las elecciones para renovar Cámara de Diputados Federal. El partido gobernante Acción Nacional, a manos de Felipe Calderón, sufría una considerable derrota frente al priísmo, que logró 234 diputados de 500 que conforman la Cámara. Así, Calderón vio tambalear su gobierno de cara a las próximas presidenciales de 2012, posiblemente por el desgaste de los últimos años y por la fuerte destrucción del empleo derivado de la crisis económica internacional que ha vivido este año México.

El año que sobrevivimos a la gripe A

Antes del comienzo de la primavera, México fue noticia a nivel internacional con el brote de la influenza AH1N1,  que terminamos bautizando como gripe A, y que puso en jaque la economía del país y la ‘salud mundial’ por el brote de este nuevo virus. México al completo se paralizó, cerró escuelas y hasta acciones laborales, lo que provocó que, entre la recesión internacional y la bajada de captación de divisas por ingresos turísticos internacionales, la alarma se disparara en el país.

Como los virus no conocen fronteras, finalmente la gripe A llego a todos los rincones del mundo encontrando en cada uno alguna víctima que sumar a sus características. Ha tenido que pasar casi ocho meses para que el alarmismo mundial disminuyera y volviera la tranquilidad emitida por la OMS. Ahora la gripe A no representa un peligro internacional, tras superar el umbral de los 10.000 muertos en el mundo.

La tensión en Honduras

El caso Honduras llegó en junio y ha captado la máxima atención internacional. Tras el golpe de estado del Roberto Micheletti y la salida de Manuel Zelaya la opinión pública internacional se volcaron son el caso.

La retirada de diplomáticos en el país fue la primera respuesta internacional al golpe. Las repetidas peticiones de dejar el gobierno a Michetetti se han producido desde todos los gobiernos y desde todas las reuniones globales, como la ONU, desde donde se pedía la convocatoria de nuevas elecciones. Finalmente, los hondureños acudían a las urnas en medio de tensión y daban el poder a Porfirio Lobo, que ganó las elecciones del 29 de noviembre como candidato del conservador Partido Nacional y, de momento, no ha traído la estabilidad al país.

La Casa Blanca cambia de ‘color’

El 2009 empezó con una gran noticia: Bush abandona para siempre la presidencia de EEUU y la Casa Blanca cambió de ‘color’. La esperanza negra tomó el 20 de enero el mando del ‘mundo’ cuando juró en las escalinatas del Capitolio su cargo. Tanto dentro como fuera del país  las miradas estaban puestas en la nueva administración. Obama ha sido y es, sin duda, el presidente más famoso del Siglo XXI y en el que más esperanzas se han volcado.

En febrero empezará a materializarse sus funciones con la firma de un ingerente plan de estímulo económico valorada en 800.000 millones de dólares y que supondría el ‘rescate’ de Wall Street y Detroit. Los viajes del presidente, la Cumbre del G-20, la del G-8, la reunión de la ONU e incluso la de Copenhague, en todas, Obama ha sido el protagonista más esperado y del que más se ha hablado.

También para España el cambio de presidente en EEUU ha supuesto una vuelta de rosca en su política internacional. Por primera vez, en octubre, Zapatero pisaba la Casa Blanca en visita oficial a Washington. Más allá de las polémicas fotos de las hijas de ZP este momento rompe con el deterioro de relaciones entre países y comienza una ‘bonita amistad’ entre compatriotas, lo que nos ha llevado, entre otras cosas, a aumentar el número de efectivos en Afganistán, como nos pedía Obama, a 511. Pero también el Nobel de la Paz ha apostado por la guerra y diez días antes de recoger su premio confirmaba el envío de 34.000 nuevas tropas, al tiempo que ratificaba el inicio de la retirada del país a finales de 2011.

El proceso de cierre de Guantánamo y la Reforma Sanitaria aprobada en la Cámara de representantes y a espera de la versión del Senado, ha sido, desde luego, la principal victoria política del presidente desde su llegada al despacho Oval.

Así está el panorama. Un año lleno de idas y venidas pero que, al fin y al cabo, ha estado dominado por los procesos electorales y por el cambio en todo el continente americano.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios