www.diariocritico.com
Las inocentadas y nuestros ‘im-presentables’

Las inocentadas y nuestros ‘im-presentables’

Durante muchos años, la tradición ordenaba que los periódicos españoles incluyesen en sus páginas alguna broma, una ‘inocentada’, en la fecha del 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes. Bromas que en alguna ocasión alcanzaron, por su sutileza y sentido del humor, cierta notoriedad; en otras ocasiones, la iniciativa no era tan afortunada, e inducía al error a los lectores hasta un grado inconveniente. Célebre fue el caso en el que un diario madrileño contó, el 28 de diciembre de hace ya algunos años, que los policías iban a vestir en adelante con uniforme rojo y, al día siguiente, otro gran periódico capitalino, conocido por su falta de sentido del humor, se indignaba ante esta medida, tan inconveniente, de cambiar el color de los uniformes policiales. Picó el enorme y malhumorado colega y se armó la marimorena, ante el obvio jolgorio del respetable. Ello contribuyó a un cierto declive de esta añeja costumbre.

Nosotros, en esta modesta chalupa, no queremos hacer picar a nadie, ni colgar el muñeco de ‘inocente’ en la espalda de persona alguna. Pero hemos mantenido y recreado algo de la tradición, consistente en hacer de esta jornada una festividad de la crítica política. Por ello nos hallamos ya en la segunda edición de nuestros premios ‘im-presentable’. Hoy anunciamos a los galardonados, que han obtenido sus ‘premios’ (vamos a llamarlos así) mediante la votación de nuestros lectores, a lo largo de muchos meses, certificada ante notario. Queremos dar a estos premios ‘im-presentable’ un carácter incluso entrañable: nuestra crítica es amable y castiga, creemos, ‘impresentabilidades coyunturales’; de ninguna manera, ni en serio ni en broma, queremos premiar a los verdaderos azotes de la sociedad, es decir, a delincuentes de cualquier tipo.

    Sobra decir que los ganadores de este año no tienen por qué coincidir con la opinión del periódico. Quizá nuestros ‘im-presentables’ en algún apartado hubiesen sido otros nombres, otros talantes. Pero la voluntad de nuestros lectores se ha impuesto y, en algún caso, como en el de Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la patronal y uno de los dueños de la disuelta Air Comet,  el ‘premio’ está de total actualidad. Pero sobre el presidente de la CEOE y su permanencia o no en el cargo ya nos hemos pronunciado suficientemente. Hoy, lo que toca es atenerse a estos premios, que no son sino meros anuncios con humor y sin acritud, en una jornada llena de tradición y de buena intención. Quien quiera interpretarlo de otra manera, yerra.

Vea la información>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios