www.diariocritico.com
Asalariados no tienen una vida digna

Asalariados no tienen una vida digna

Los trabajadores colombianos recibieron “una bofetada” por parte del Gobierno, cuando éste decidió fijar el aumento del salario mínimo mensual en 3,64 por ciento, para un total de 515 mil pesos, pues consideran que esta cifra no les permite vivir de una forma digna.


Según Julio Roberto Gómez, presidente de la Central General de Trabajadores: “Recibimos profundamente decepcionados la noticia del bajo incremento, pues creímos en una mayor generosidad por parte del gobierno”.

Gómez agregó que si bien es cierto que el aumento está un 80 por ciento por encima de la inflación, “esto hay que mirarlo que especificarlo en cifras concretas, pues un incremento de 603 pesos por día, no permite que la situación real de una familia mejore de ninguna manera”.

Para Gómez, 515 mil pesos alcanzan para “para pagar el alquiler de una habitación en un inquilinato o un barrio socialmente excluido, comer mal, vestir mal, no tener ninguna posibilidad de recreación o estudio, y por lo tanto no vivir un nivel de vida digna”.

Por ello, el presidente de la central obrera asegura que más que hablar de estadísticas, lo que debe hacerse es analizar el desarrollo de un apolítica salarial justa, pues entre otras cosas Gómez puntualiza que el costo de la canasta familiar (productos básicos para la supervivencia de cada persona) elaborada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, para el denominado estrato bajo,  tiene un costo de millón y medio de pesos.

Teniendo en cuenta lo anterior, el portavoz de los trabajadores demuestra que el salario mínimo mensual es totalmente insuficiente a la vez que ni siquiera permite adquirir la totalidad de una canasta familiar.

Además de ello, Gómez pidió al Gobierno que también tenga en cuenta que, gracias a un desempleo de hasta el 14 y 15 por ciento en algunas ciudades, en muchos núcleos familiares sólo trabaja una persona por lo que se cuenta con un mínimo mensual para sostener a varias personas.

Para terminar, Gómez aseguró que un salario mínimo ideal y justo, sería de 1050000 pesos mensuales, pues esto le permitiría a una persona acceder a una canasta familiar completa, pero que para llegar allí debe darse la lucha paso por paso (pues la diferencia es bastante grande) y si este año no se pudo, el próximo los trabajadores seguirán intentando tener mejores condiciones.


Las justificaciones del Gobierno

Al explicar el aumento del salario mínimo, el presidente Álvaro Uribe hizo varias reflexiones, entre ellas que la inflación de 2009 es la más baja de la historia. De acuerdo con el mandatario, esto "le devolvió la capacidad adquisitiva a los sectores trabajadores".

"Hemos tenido el año más bajo de inflación de la historia. Una inflación alrededor del 2 por ciento, eso no lo conocíamos", resaltó el jefe de Estado.

Y agregó: "La inflación baja es necesaria para poder superar la miseria; la inflación baja es necesaria para la capacidad adquisitiva del salario. Para que los colombianos tengan créditos de largo plazo y a baja tasa de interés, se necesita una inflación baja en el largo plazo. Eso hay que mirarlo".

Uribe también deploró que las centrales obreras y los gremios de la producción no llegaran a un acuerdo. También destacó que el incremento del salario decretado por el Gobierno equivale "a un aumento de más del 70 por ciento de la inflación".

"Fue muy difícil convencer al equipo económico que llegáramos hasta ese punto. Habíamos seguido también las recomendaciones del Banco de la República, porque es que esto tiene unas incidencias", aseguró el mandatario.

Y explicó: "Primero, para el Gobierno cada punto de aumento salarial por encima de la inflación le cuesta 200 mil millones en pensiones...Segundo, usted sabe que hay muchas pequeñas empresas aporreadas por la economía. Y tercero, a nosotros este año nos fue mal en productividad ¿Por qué? Porque en alguna forma se preservó el empleo, pero se produjo menos".

El jefe de Estado agregó que el número de empleos en el país creció durante el 2009.

"Ayer nos daban la cifra de desempleo: 11,1 por ciento. Es ligeramente superior a la del año pasado, pero a pesar de eso hubo más ciudadanos trabajando, lo que pasa es que son más los que salieron a buscar empleo", afirmó.

Otro de los argumentos expresados por Uribe para justificar el incremento del salario mínimo fue la defensa de las cotizaciones al Sena, a las cajas de compensación y al Bienestar Familiar.

"Eso nos obliga a ser prudentes, porque si nos excedemos en salario mínimo, entonces todos los días vamos a tener más dificultades para que los empresarios paguen las cotizaciones al Sena, a las cajas de compensación, a Bienestar Familiar"
, sostuvo.

 

Notas relacionadas....

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios