www.diariocritico.com

Crítica de la película

'The Road': una carretera apocalíptica y desesperanzada

'The Road': una carretera apocalíptica y desesperanzada

martes 02 de febrero de 2010, 23:33h
'La carretera' es la adaptación de la novela escrita por Cormac McCarthy que ganó el premio Pulitzer en 2007. El encargado de llevarla a la gran pantalla es el director John Hillcoat, en su segunda película tras dirigir el western escrito por Nick Cave "The Proposition", también inspirada por otra novela de McCarthy. Esto demuestra dos cosas, que la película es totalmente respetuosa con el mundo del escritor, trasladando fielmente el apocalíptico mundo descrito en la novela, pero también que ese mismo respeto no nos permite ver la mirada personal del director. Hecho este que se puede achacar a la inexperiencia de Hillcoat.
Dicho esto, 'La carretera' no es una mala película, es más en algunos momentos encontramos verdaderos destellos de buen cine, como con la aparición de un espléndido Robert Duvall que incendia la pantalla con su breve aparición. La película nos habla de un futuro no muy lejano, en el que tras un cataclismo, un padre y su hijo lucharán por sobrevivir en un mundo postapocalíptico y muerto, en el que los pocos supervivientes parecen haber perdido cualquier tipo de humanidad.

La película es capaz de transmitir ese mundo inhóspito y deshumanizado gracias a la magnífica fotografía del español Javier Aguirresarrobe, pero la trama avanza hacia un desenlace que no encaja del todo con lo que hemos visto hasta ese momento.

Viggo Mortensen cumple con creces llevando todo el peso de la película con una convincente actuación como el padre que intenta mantener encendida la llama de la esperanza en su hijo, el único personaje que parece mantener algo de humanismo en su interior. Este papel recae en el joven Kodi Smit-McPhee que consigue sacarlo adelante. Por último, Charlize Theron tiene un breve pero intenso papel como la esposa y madre que aparece en unos flashbacks sabiamente dosificados.

 'La carretera' consigue su propósito de transmitirnos una mirada pesimista y 'hobbesiana' de la existencia, ya saben "el hombre es un lobo para el hombre", vamos que a medida que la situación es más desesperada, nuestro comportamiento se vuelve menos humano. Algo que, como se ha podido ver tras el reciente desastre en Haití, no dista tanto de la realidad.

Vea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios