www.diariocritico.com
Ante el silencio de los periodistas de Clárín

Ante el silencio de los periodistas de Clárín

Desde el sábado estoy esperando que los periodistas de Clarín se pronuncien sobre el antisemitismo que se propaga desde una empresa del multimedio Clarin.

Por ahora, reina el silencio. Silencio que es complicidad.

Algunos de los hoy editores de Clarin han sido testigos de lo peor de nuestra historia, saben sobre los colegas que fueron secuestrados, torturados, asesinados. No hace falta nombrarlos.
Nadie olvida sus nombres.

Voy a hacer una excepción con Enrique Raab. Enrique fue un colega querido por todos y admirado por los lectores de La Opinión. Enrique fue secuestrado un día después que mi padre. Sin embargo, Enrique nunca apareció y poco se sabe del destino que le dieron sus secuestradores.

Desde las páginas de La Opinión había denunciado el antisemitismo que, a diario, se emitía por Radio Municipal. Mi padre le había pedido que escriba esas notas porque su perfecto dominio del alemán le permitían comparar a Radio Municipal con las emisiones de Radio Berlín durante los años 30.

A Enrique los antisemitas argentinos jamás se lo perdonaron y era constantemente atacado desde las revistas El Caudillo y Cabildo.

Al final lo mataron pero nunca en todos los meses que compartimos en La Opinión lo escuché quejarse por la tarea de denunciar el antisemitismo. Estoy seguro que tanto a él como mi padre no se les ocurría otra forma de actuar.

¡Qué distinto a los periodistas de Clarín de hoy!

Cuánto silencio de los mismos que se rasgan las vestiduras porque el Congreso decidió derogar la ley de medios audiovisuales implementaba por los asesinos de Enrique Raab y los demás colegas.

Por su silencio, periodistas de Clarín, por su complicidad con los patrones de Clarin  es que les dejo otro artero ataque antisemita que leí en un blog de la empresa donde trabajan.

 Ojalá, encuentren el valor para exigirle a Héctor Magnetto que termine con el antisemitismo que divulgan desde su empresa. Aunque tengan miedo de sus patrones, espero que lo hagan por la memoria de quienes, aun con miedo, se opusieron al facismo argentino.
¿Acaso ustedes creen que Magnetto es más malvado que las patotas de la Triple A?

Los dos textos que continúan fueron publicados en una empresa de Clarin el 12 de enero del presente año.

 "Otro aspecto a considerar es que hay demasiada gente de la colectividad que gira en este asunto .Los bancos Patricios y Mayo son de origen judío o de las cooperativas que ,como la de Heller con su CREDICOOP  también es de la colectividad. Los bancos quebrados en Tucumán y fusionados por indicaciones de Alperovich,el hombre de la Tora , en un juego tramposo que consiste en comprar los pasivos sin siquiera ejecutarlos -el City,el Patricios y el Mayo están en eso -tiene también un claro
origen cooperativo muy similar al de Gelbard y Bronstein en los 70. La presencia de Ezkenazy en las decisiones del gobierno se suma a la influencia de Timerman en Estados Unidos y del agente
norteamericano Horacio Vertvitsky, el hijo de Mauricio, premio Casa de las Americas en 1952".

"El dinero esta asociado siempre con la colectividad judía en todo el mundo y durante los primeros días de Miterrand el gobierno socialista francés nacionalizó la Banca Rothschild y el Barón de la familia emitió un duro comunicado antes de trasladar la base de sus operaciones comerciales a Londres, acusando a los socialistas de vichystas. Danielle Miterrand arregló la cosa vía Israel."

Héctor Timerman
Embajador argentino en los Estados Unidos

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios