www.diariocritico.com

Es la quinta vez en dos años que detienen a los líderes terroristas

El nuevo golpe policial a la cúpula de la banda marca el camino hacia el fin de ETA

El nuevo golpe policial a la cúpula de la banda marca el camino hacia el fin de ETA

- Ibon Gogeaskoetxea era responsable del aparato militar terrorista y organizó el atentado contra el Rey en 1997
- Junto a él, han sido detenidos otros dos etarras, esta madrugada en Normandía:
    . Beñat Aguinagalde, implicado en el asesinato de Inaxio Uría e Isaías Carrasco
    . Gregorio Jimenez Morales, aunque se espera la confirmación del cotejo de huellas para determinar su identidad

Nuevo y durísimo golpe a ETA. La Guardia Civil, en una operación conjunta con la policía francesa ha detenido en Normandía, al norte de Francia, a Ibon Gogeaskoetxea, presunto jefe del aparato militar de ETA. Junto a él, han sido detenidos otros dos terroristas considerados del ala más dura, partidaria de seguir con los atentados sangrientos: Beñat Aguinagalde y Gregorio Jiménez Morales, alias 'Pistolas', aunque a última hora de la tarde, fuentes del Ministerio del Interior consultadas por Europa Press, aseguran que no están del todo seguros de que el tercer presunto etarra sea finalmente Gregorio Jiménez y se espera al cotejo de huellas.
Gogeaskoetxea ha sido detenido  junto a otros dos miembros de la banda, uno de ellos Beñat Aguinagalde, implicado en el asesinato del empresario vasco, Ignacio Uría en diciembre de 2008 y del concejal socialista del País Vasco Isaías Carrasco, en marzo de ese mismo año.

La Guardia Civil tiene catalogado al detenido Ibon Gogeaskoetxea como responsable del aparato militar de la banda terrorista ETA.

Gogeaskotxea, junto con otros dos presuntos integrantes de la banda, han sido detenidos anoche en la región francesa de Normandía en una operación conjunta de la Policía de ese país y la Guardia Civil.

Fuentes de la lucha antiterrorista española informaron de las detenciones y recordaron que Gogeaskoetxea ha venido formando parte del "Zuba", el comité ejecutivo de la organización terrorista. El detenido se integraba en la dirección de la banda junto a su hermano, Eneko Gogeaskoetxea, y a Jose Luis Eciolaza Galán, "Dienteputo", Iratxe Sorzabal, y a Juan Luis Maiztegui Bengoa, alias "Pastor".

Ibon Gogeascoetxea se ha encargado desde su puesto del suministro de armas, explosivos y vehículos a los encargados de cometer atentados.

Los responsables de la lucha antiterrorista apuntan que Ibon y su hermano Eneko participaron en la organización del frustrado atentado contra el Rey en la inauguración del museo Guggenheim en octubre de 1997.


--Detenido otro asesino, ‘el  Pistolas’—

En la madrugada del martes, la policía también detuvo en Vizcaya a dos presuntos colaboradores de la banda armada.

Uno de los tres presuntos etarras detenidos este domingo en Francia es Beñat Aguinagalde, presunto asesino del empresario Ignacio Uría y del ex concejal socialista de Mondragón Isaías Carrasco, según han informado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista.

Las mismas fuentes han avanzado a Efe que, a falta del cotejo de las huellas, otro de los presuntos etarras detenidos en esta importante operación, Gregorio Jiménez Morales, alias "el Pistolas". Gregorio Jiménez Morales, formó parte de un 'talde' dedicado a labores de logística, transporte y entrega de material que desempeñó la misión de recoger un lanzamisiles y entregarlo a un 'comando' que debía atentar contra el entonces presidente del Gobierno José María Aznar con motivo de sus desplazamientos al País Vaco durante la campaña electoral de las autonómicas de 2001.

Beñat Aguinagalde está considerado por las fuerzas de seguridad como un terrorista especialmente "peligroso, violento y agresivo", y representa el sector más duro de la banda terrorista, el de los que apuestan sin fisuras por seguir matando.

Los expertos antiterroristas sitúan a Aguinagalde al lado de Mikel Carrera, quien está considerado como jefe operativo.

Estas detenciones confirman que la banda está prácticamente descabezada y se sabe, al tiempo, que la desmoralización cunde en sus filas, tanto en el colectivo de presos como en el llamado mjundo ‘abertzale’, que, según señalábamos en nuestro e-xclusivo de ayer,  prosigue su debate para desvincularse de la violencia, aunque aún no lo haya hecho de lo que resta de la banda.

Vea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios