www.diariocritico.com

Según fuentes de la lucha antiterrorista

Venezuela tiene una red de colaboracionistas con ETA por Latinoamérica

Venezuela tiene una red de colaboracionistas con ETA por Latinoamérica

La banda terrorista ETA cuenta en Venezuela con unas 40 personas relacionadas con su actividad delictiva y cerca de un centenar repartido por diversos países del continente Iberoamericano como Cuba o México, según informaron a fuentes de la lucha antiterrorista.
La mayoría de ellos son huidos de la Justicia y, por tanto, el colectivo más susceptible de ser repescado para la actividad operativa de la banda. Por ese motivo, según precisaron las mismas fuentes, los Servicios de Información españoles comenzaron el año pasado a desplegar una estrategia para impedir que ETA salga de su actual debilidad operativa a través de la movilización de veteranos miembros de la organización terrorista que residen en Latinoamérica.

   En concreto, durante los últimos años se viene produciendo un trasvase de militantes de la banda de México a Venezuela, en un proceso que se aceleró a partir de 2006 con motivo de la extradición de seis terroristas que participaban desde el país azteca en la trama financiera de la organización, y que aún dura.

   El colectivo de huidos, a diferencia de los deportados, percibió que México ya no era un país seguro para huir de la Justicia española y muchos de ellos pusieron rumbo a Venezuela, al calor de la ambigüedad que ha mostrado el régimen de Hugo Chávez con la banda. Aunque en México sigue siendo el país con más etarras, unos 45 frente a los ochenta que había en 2004, la Policía española ve un mayor riesgo de movilización entre los huidos que residen en Venezuela, donde la colaboración de las autoridades dista mucho de ser la adecuada para controlar al grupo de etarras, según las fuentes consultadas.

   Precisamente este lunes, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco denuncia la "cooperación gubernamental" del Gobierno de Venezuela "en la ilícita colaboración" entre ETA y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en un auto en el que procesa a seis presuntos etarras y siete miembros del grupo colombiano por compartir información sobre el manejo de explosivos e intentar cometer varios asesinatos, entre ellos el del presidente del país sudamericano, Álvaro Uribe, y su antecesor Andrés Pastrana.

   La postura 'chavista' respecto a ETA provocó un conflicto con España a finales de 2006, cuando se conoció que el Gobierno venezolano iba a conceder la nacionalidad a cuatro etarras --Lorenzo Ayestarán, Ángel Aldana, Jesús Urteaga y Eugenio Barrutiabengoa--, todos ellos con delitos de sangre, para evitar su extradición a España. El Gobierno español se quejó formalmente y evitó esta medida y otra de las autoridades venezolanas, que pretendían indemnizar con más de 300.000 euros a dos etarras que habían sido extraditados años antes.

Diez etarras en Cuba

   Completan la colonia latinoamericana una decena de etarras residentes en Cuba, el grupo que menos variaciones ha sufrido desde que llegaron deportados siete miembros de la banda como consecuencia de un acuerdo entre el Gobierno de Felipe González y el de Fidel Castro en 1984. Además, hay una presencia "testimonial" de etarras en Nicaragua, Panamá y Uruguay.

   Los continuos golpes policiales a ETA desde el final de la última tregua han creado un vacío en el seno de la organización, que se ve obligada a situar en puestos clave a terroristas sin mucha experiencia. Informes en poder de Interior señalaban que la dirección en Francia podía intensificar las 'llamadas a filas' de veteranos residentes en los citados países y por eso, a comienzos del año pasado, responsables de la lucha antiterrorista cruzaron el Atlántico para intensificar la colaboración con los Servicios de Información locales.

Veteranos repescados

   Varios ejemplos ilustran la importancia que ETA ha dado a su 'cantera' en Latinoamérica. El tercer detenido ayer en la región normanda de Cahan (Francia) junto al máximo responsable de ETA, Ibon Gogeaskoetxea y Beñat Aguinagalde es José Lorenzo Ayestarán Legorburu, veterano terrorista que vivió durante años en Venezuela. El es uno de los cuatro terroristas a los que el Gobierno de Chávez quiso ofrecer la nacionalidad venezolana para evitar su extradición a España. 

   Además, las Fuerzas de Seguridad creen que un reducido 'comité ejecutivo' dirige ETA en la actualidad y tienen la seguridad de que uno de ellos es José Luis Eciolaza Galán, alias 'Dienteputo' quien durante años tuvo su residencia en México.

   Asimismo, el pasado mes de octubre de 2009 fue detenido en Francia el abogado Joseba Agudo Mancisidor quien desempeñaba la función de 'repescar' etarras huidos tanto en Sudamérica como en Francia u otros puntos de Europa.

Vea también:
  Nuestra red de diarios latinos:
Argentina Colombia Bolivia México Venezuela Peru Ecuador
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios