www.diariocritico.com
Lo que pensamos

Lo que pensamos

Cuenta el CIS que los ciudadanos vemos a nuestros políticos y a los partidos como un problema, el quinto en nuestras preocupaciones. El CIS viene ofreciéndonos continuas radiografías de la sociedad española y en los últimos tiempos parece que no hay grandes variaciones en el capítulo de las preocupaciones: terrorismo, paro, inmigración... con la salvedad de que ahora vemos a nuestros políticos como problema y no como solución a los problemas.

   No sé si la clase política está preocupada por este dato pero deberían de estarlo. Y no es que este dato signifique ni mucho menos desafecto a nuestro sistema político, porque la inmensa mayoría de los ciudadanos se declaran firmemente partidarios del sistema democrático, es que simplemente están enfadados con nuestros políticos aquí y ahora.

   Yo creo que en éstos momentos tenemos una clase política que, en general, está bastante desvinculada de la realidad. Si Zapatero abrió la caja de Pandora con la reforma de los estatutos, y de la Constitución por la puerta de atrás, el PP no ha cejado de sembrar dudas sobre lo sucedido el 11 de marzo, cuando los terroristas islámicos cometieron su atentado mortal en Madrid. Por no hablar de cómo el Gobierno ha 'pasado' del PP para hacer una política antiterrorista diferente, y el PP le ha devuelto la tarjeta de visita, haciendo una oposición frontal e histriónica.

   La cuestión es que los ciudadanos no están contentos con los políticos, y seguramente el hecho de que estemos en campaña electoral y unos y otros se pasen el día tirándose los trastos a la cabeza, aumenta ese malestar. Claro que esto de tirarse los trastos a la cabeza va a continuar, porque una vez que se celebren las elecciones municipales y autonómicas, y después del impasse del verano, comenzará la campaña para las elecciones generales que se celebran, si no hay adelanto, en los primeros meses del 2008.

   Ya digo que los políticos deberían reflexionar sobre este tirón de orejas que les dan los ciudadanos. Y es que a veces se olvidan que su misión es arreglar problemas, no crearlos, aunque luego sea para ofrecerse a solucionarlos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios