www.diariocritico.com
La crisis turca

La crisis turca

Los ojos del mundo están pendientes de la crisis turca. No hay exageración aL decir que la estabilidad de todo el Oriente Medio está vinculada al desenlace de la aguda crisis política por la que atraviesa este gran país que se extiende a caballo de Asia y Europa. El pulso entre los islamitas moderados (encabezados por el primer ministro Recep Tayyip Erdogan) y las fuerzas políticas que quieren mantener el actual estatus laico de Turquía es la expresión del choque de dos formas de concebir la sociedad civil. Con el Corán como referente de fondo de todos los pasos de la vida o con el Código Civil. La paradoja del caso es que son las Fuerzas Armadas (como guardianes del legado de Kemal Atatürk, el fundador de la moderna República turca) quienes en nombre de la tradición republicana alertan con intervenir para cortar cualquier intento de desnaturalización del carácter laico del Estado.

Turquía quiere ingresar en la UE. En Bruselas la crisis turca provoca esquizofrenia política. Por una parte instan a los militares a respetar el poder civil, por otra, coinciden con el Ejército turco en la conveniencia de mantener la laicidad del Estado. Si Turquía volviera a ser un Estado islamista -como lo fue en tiempos del Imperio Otomano- se cerraría definitivamente las puertas de la Unión Europea y quedaría en entredicho su pertenencia a la OTAN. Con sus 70 millones de habitantes pasaría de ser la potencia regional aliada de Occidente a un nuevo antagonista en la línea de Irán o Siria. Se truncarían las actuales relaciones (buenas) de Ankara con Israel y todo cambiaría (a peor), en las relaciones políticas desde la perspectiva de los intereses occidentales. Es mucho lo que nos jugamos los europeos en la crisis turca.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios