www.diariocritico.com

"Son hechos que suceden en cualquier ciudad, pero en Madrid por suerte no demasiado frecuentemente"

Mestre atribuye los disturbios al consumo de alcohol y dice que las dos policías trabajaron juntas

La delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, ha atribuido los disturbios que se produjeron en las últimas dos noches en el barrio de Malasaña al consumo de alcohol, y señaló que las Policías Nacional y Municipal "han trabajado juntas" para afrontar los incidentes, que dejaron un total de 46 heridos.
En la recepción oficial por los actos de conmemoración del 2 de Mayo, Mestre aseguró que "los hechos de anteanoche y anoche obedecen al exceso de alcohol, que lleva a la reyerta, a romper mobiliario urbano y, por tanto, a la intervención de la policía". "Son hechos que suceden en cualquier ciudad, pero en Madrid por suerte no demasiado frecuentemente", indicó.

En este contexto, destacó la "colaboración institucional" que, según dijo, vienen desarrollando durante los últimos años la Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Madrid, que ha permitido "bajar las cifras de criminalidad, año tras año". "No nos consideramos satisfechos y queremos bajarlas más", apostilló.

De igual forma, aprovechó la ocasión para trasmitir un consejo de "tranquilidad" a los vecinos del barrio, cuyos problemas de ruido destacó que no son de su "competencia". "Quiero trasladar tranquilidad, Madrid es una ciudad segura porque trabajamos para ello y alegre porque hoy está de fiesta", dijo.

Según el balance ofrecido por la delegada del Gobierno en la Real Casa de Correos, los incidentes de anoche se saldaron con ocho detenidos, seis que fueron arrestados por el Cuerpo Nacional de Policía por "la rotura de un escaparate en el que hubo un pequeño pillaje" y dos por parte de la Policía Municipal.

Charanga vecinal
Los vecinos del barrio de Malasaña intentaron olvidar a mediodía de este miércoles los enfrentamientos entre jóvenes y policías ocurridos de madrugada con el recorrido de una charanga en la Plaza del Dos de Mayo. Formada por una docena de personas que disfrazadas con todo tipo de sombreros -hasta un casco de obra- y  delantales cantaron y bailaron rumbas y pasodobles madrileños con letras que hacían mofa de la enemistad entre Gallardón y Aguirre, de los parquímetros y las interminables obras de Madrid.

Después de la actuación desplegaron una pancarta "No pases olímpicamente. Alcanza tu meta", firmada por la Asociación vecinal El Rastrillo, la Asociación vecinal Malasaña, el Movimiento vecinal Maravillas, y las asociaciones deportivas AVECO y Rastrillo. VLos asistentes corearon lemas como  "no al botellón, sí a las fiestas".

Junto ellos, el portavoz del Movimiento Vecinal Maravillas-Malasaña, Manuel Gambarte, dijo que llevan años advirtiendo del peligro de que sucedieran incidentes como los de ayer, "al permitir juntarse a cientos de personas para luego cargar contra ellos". Explicó que desde hace cuatro años están prohibidas estas fiestas del Dos de Mayo y denunció que el botellón es consentido todos los días del año, incluso con venta ambulante de alcohol, pero en fechas simbólicas como estas se reprime, y los negocios cierran, los vecinos se marchan y las fiestas desaparecen.

También consideró que quienes "lo han pagado han sido los vecinos", no sólo por los disturbios, sino porque nos hemos quedado sin fiestas, teatro, música y actividades socioculturales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios