www.diariocritico.com
Guillermo Luca de Tena, el último de los grandes editores

Guillermo Luca de Tena, el último de los grandes editores

Ha muerto el último de los grandes. Guillermo Luca  de Tena de la saga fundadora de ABC ha dejado de existir a los 83 años dejando tras de sí una impecable trayectoria de gran profesional del periodismo de empresario valiente hasta el punto de haber arriesgado en los tiempos difíciles hasta el último céntimo de su patrimonio personal para mantener presente y vivo el ABC y sobre todo, dejando el recuerdo de un auténtico liberal, de una persona, como decía al principio, en todos los sentidos grande.  

Mantener el ABC y su mejor tradición contra viento y marea, no siempre ha resultado fácil y menos aún en los tiempos de mayor zozobra, en los que, renunciando a cualquier tentación de protagonismo y relumbrón, Guillermo Luca de Tena llamó a su lado al entonces único profesional que podía poner voto a la caída: Luis María Anson. Fueron los siguientes años de gloria para el ABC, que renacía casi de sus cenizas para llegar a ser un bastión del pensamiento conservador, sí, pero impecablemente democrático. Y, además, culturalmente el producto más avanzado que ofrecía en aquel tiempo la prensa diaria nacional. Se fueron Polanco, Asensio, Juan Tomás de Salas. En el panorama de los grandes editores de diarios quedan solamente dos en Cataluña, viviendo ambos tiempos complicados, pero nadie con mayor solera que este Guillermo Luca de Tena que acaba de abandonar el ring donde los medios combaten cada día, cada minuto, por una parcela de audiencia, de influencia, de libertad de expresión. Él ganó en todos esos combates y, provenga del rincón ideológico que provenga su comentario necrológico, así hay que reconocérselo.  

    Guillermo Luca de Tena supo sobrevivir a las polémicas, a las tiranías de gobiernos de distinto signo, a los caprichos veleidosos de algunos anunciantes. Supo adatarse a los tiempos, que han golpeado sin misericordia las tradiciones de esas viejas damas grises que son los periódicos de papel. Creo que con él hemos perdido algo más que una parcela de memoria, incluso algo más que un referente. Ya digo: se nos fue uno de los grandes, quizá el más grande.

Vea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios