www.diariocritico.com

La reforma laboral de Zapatero roba protagonismo a la cumbre nuclear

Se encontraba en Washington para asistir a la Cumbre sobre Seguridad Nuclear convocada por Barack Obama. El presidente del Gobierno tuvo su minuto de gloria durante la cena de trabajo celebrada el lunes y este martes volvió a subirse al atril en el almuerzo celebrado horas antes de que concluyera una cita en la que los líderes de la comunidad internacional se pusieron de acuerdo en la importancia de prevenir que los terroristas tenga acceso a material nuclear.

Zapatero defendió en su comparecencia ante los periodistas la presencia de España en la cumbre, porque somos una potencia económica y porque tenemos un modelo avanzado de control de las instalaciones nucleares, aunado a una política preventiva antiterrorista por nuestra experiencia en la lucha contra ETA.

Pero de este tercer desplazamiento de Zapatero a Washington en los últimos seis meses, lo que realmente más interés ha despertado es la propuesta de reforma laboral que acaba de lanzar Moncloa para que sea debatida y negociada por los actores sociales y que promete traer cola en los próximos meses.

Reforma laboral

El mensaje del presidente fue rotundo. En caso de que finalmente sea aprobada su propuesta, a la que no dudó en colgar apelativos como “innovadora” o “reformista”, el objetivo es hacer que el despido sea “menos costoso” para los empresarios pero en ningún momento a costa de recortar los derechos de los trabajadores.

El punto de partida inicial es el modelo austriaco que contempla crear un fondo individual para los trabajadores en caso de despido, pero cuya diferencia fundamental es que mientras el europeo se financia solo con aportaciones de capital exclusivamente de las empresas, el español sería mixto, con una parte de los recursos públicos.

El presidente cree que facilitará la movilidad de los trabajadores y les permitirá disponer de una parte de la indemnización cuando lo consideren oportuno, o bien en caso de despido o bien al final de la vida laboral como complemento a la jubilación. Es más, será un fondo que no estará ligado a la empresa sino al individuo.

La intención del Ejecutivo es incentivar la contratación indefinida y frenar la precariedad, con un amplio abanico de bonificaciones e impulsando el contrato que prevé en caso de despido una indemnización de 33 días por año trabajado en lugar de 45. El presidente confía en que empresarios y sindicatos se sienten a la mesa de diálogo desde una posición constructiva.

Multilateralismo.

Más allá de la agenda política interna, el presidente quiso resaltar el liderazgo de Obama en la cumbre sobre seguridad nuclear, cita que para Zapatero ha supuesto un peldaño más en la búsqueda de un mundo libre de armas nucleares que se marcó el año pasado en Praga, al igual que la reciente aprobación de un acuerdo con Rusia para reducir sus arsenales nucleares.

El presidente hizo también una lectura de los resultados de esta cumbre y trató de apuntarse algunas medallas cuando aseguró a los periodistas que la cita ha demostrado que está “ganando terreno el multilateralismo”, una de las principales banderas de la política exterior desplegada por su gobierno.

Zapatero aprovechó su estancia en Washington para mantener una reunión bilateral con el presidente ruso, Dimitri Medvedev, de la cual surgió el compromiso del jefe del Ejecutivo de desplazarse a Moscú antes de que concluya la presidencia española de la UE. La fecha que se baraja es la segunda quincena de junio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios