www.diariocritico.com

En la Universidad Iberoamericana ante jóvenes de diferentes escuelas

Insta esposa del presidente Barak Obama a jóvenes estudiantes a creer en si mismos y a trabajar juntos

Insta esposa del presidente Barak Obama a jóvenes estudiantes a creer en si mismos y a trabajar juntos

A pesar de los problemas que puedan existir, la primera dama estadunidense, Michelle Obama, instó a los jóvenes mexicanos y del mundo a creer en sí mismos y trabajar juntos.

“Yes, we can” dijo Michelle Obama a los jóvenes, al afirmar que el acceso que tienen hoy a la información, les permite estar listos para afrontar los retos de la sociedad actual.

Detalló que la juventud debe trabajar junto a sus líderes para sacar adelante al país y mejorar las condiciones de oportunidad. Asimismo, pidió a aquellos que “ya están sentados en la mesa” a abrir espacio a las nuevas generaciones.

La primera dama estadunidense dijo, además, que ella y su esposo ahora son presidentes, sin embargo, crecieron en familias humildes.

“Nuestra historia no es singular, sino la de muchas personas en todas partes del mundo”, reiteró.

Obama resaltó la historia de Benito Juárez quien, pese a su humilde condición, logró ser presidente de México y un símbolo histórico. También destacó la importancia de personalidades como Gandhi y la Madre Teresa de Calcuta.

Así estudiantes de por lo menos 15 instituciones de nivel bachillerato y universitario se dieron cita en el patio principal de la Universidad Iberoamericana, donde la primera dama estadunidense, Michelle Obama, ofreció una conferencia magistral.

En el encuentro denominado foro de “Estudiantes con la primera dama de Estados Unidos Michelle Obama”, estuvieron presentes estudiantes de escuelas públicas y privadas ubicadas en el Distrito Federal y el estado de México.

Entre los invitados especiales destacó Margarita Zavala, esposa del presidente de México Felipe Calderón, quien arribó a las 13:40 horas a ese plantel educativo ubicado en la zona de Santa Fe. A las 14:00 inició la conferencia magistral de la esposa del presidente de Estados Unidos, Barak Obama.

En el lugar estuvieron alumnos de la Universidad Intercultural del Estado de México, del Conalep en Coyoacán, Santa Fe y Tlalpan; de la Escuela Normal de Atlacomulco, de la Universidad La Salle, de la Universidad Anáhuac y del Instituto Politécnico Nacional.

Asimismo presentes estudiantes de la Vocacional 4, del Colegio de México, de la Preparatoria 4 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Facultad de Medicina de la máxima casa de estudios.

El grupo más numeroso lo integraron estudiantes de la Universidad Iberoamericana con los mejores promedios

Asimismo la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, aseguró que su esposo y el presidente mexicano, Felipe Calderón, se esfuerzan en construir los sistemas educativos, revivir las economías de ambos países y generar oportunidades para las juventudes de las dos naciones, pero dijo "los dirigentes y los gobiernos no pueden desempeñar solos esa responsabilidad".

Ante cientos de jóvenes de escuelas públicas y privadas del país, indicó que frente a los desafíos de hoy "los ciudadanos corrientes deben compartir también esta responsabilidad" y de esta empresa también deben participar los jóvenes.

En un discurso de 19 minutos en la Universidad Iberoamericana, Obama exhortó a cada joven a aprovechar la oportunidad que brinda la educación, y que trabajen tan intensamente como puedan, impulsado por una sola creencia: "sí se puede, sí se puede, yes we can".

Insistió en varias ocasiones en que se deben cambiar mentalidades sobre quién puede tener éxito y quién no, "porque hemos visto una y otra vez que ese potencial se encuentra en los lugares más imprevistos. Mi esposo y yo somos pruebas vivientes de lo que acabo de decir, los dos venimos de antecedentes modestos, nuestras familias no eran ricas.

"Cuando éramos jóvenes nadie hubiera predicho que un día seríamos el presidente y la primera dama de los Estados Unidos de América", dijo.

Reiteró que "hay que oponerse a las ideas y a los supuestos equivocados y anticuados de que los jóvenes de ciertas procedencias no merecen que se les eduque, que las niñas no son tan capaces como los niños, que ciertos jóvenes merecen menos las oportunidades por su religión o discapacidad, o por su raza o clase socioeconómica".

En su mensaje recordó a los jóvenes que deben derribar las barreras para aprender y trabajar, convertirse en elementos productivos de nuestras sociedades, un discurso que cerró con sólo tres palabras: "Sí se puede".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios