www.diariocritico.com

La milla de los museos madrileños

Las largas colas rodean por todos sus lados el Museo del Prado. Son horas lo que espera la gente para poder entrar a esta pinacoteca que estrena primavera con dos importantes acontecimientos: la gran exposición de Tintoretto -70 obras-, que ha convertido a Madrid en la capital del arte veneciano, y la apertura al público de la esperada ampliación de sus instalaciones.

Ha batido el record de visitas, pero es difícil saber si pesa más Tintoretto o Rafael Moneo, el arquitecto que ha incorporado el ábside, el vestíbulo, el auditorio, las tres salas de exposiciones temporales, el jardín y el claustro de la iglesia de los Jerónimos, que ahora forma parte del museo. En total 16.000 nuevos metros cuadrados, necesarios en una pinacoteca que cuenta con 8.600 cuadros y que sólo ha podido exponer, hasta ahora, la séptima parte.

Estudiantes de arquitectura, ataviados con una camiseta roja en la que se lee “abierto” acompañan a los visitantes y explican los detalles de la ampliación. Pero todavía las salas están vacías y ni siquiera está abierta la entrada principal, aunque ya puedan verse las espectaculares puertas, obra de la escultora española Cristina Iglesias. La inauguración será en octubre, con bombo y platillo, es decir, con tres grandes exhibiciones de las obras de los puntales de la pintura española: Velázquez, El Greco y Goya.

Al lado, el museo Thyssen, situado en un edificio de estilo neoclásico madrileño, remodelado también por Rafael Moneo, compite desde su particular vocación y ofrece una importante exposición sobre El retrato en el siglo de Picasso. Son 43 obras de Kokoschka, Saura, Van Gogh, Gauguin, Picasso, Francis Bacon, Dalí, Miró, Frida Kahlo, Juan Gris, Schile, Cézanne, Modigliani o Rousseau.  

Un poco más allá, el museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía exhibe varias monografías: la del joven artista Alberto Peral, la del alemán Wolfang Laib, la de Darío Villalba, la del norteamericano Chuck Close y la de los Cinéticos. Pero todavía la gente acude al museo atraída por otra importante ampliación, inaugurada en septiembre de 2005 y realizada por el arquitecto francés Jean Nouvel. Las nuevas instalaciones, que cuentan, entre otras salas, con la espectacular Biblioteca de Arte, ocupan 26.900 metros cuadrados y suponen el aumento de un 65 por ciento de su capacidad.

Y, para completar el panorama artístico, aunque haya que salirse un poco del circuito y tomar un autobús, la Fundación Juan March ofrece nada menos que 97 obras de Roy Lichtenstein, uno de los máximo exponentes del arte pop, junto con Andy Warhol.

Y es que Madrid, aunque todavía no puede competir con París o Londres en su oferta cultural ni en el número de turistas que atraen estas ciudades, sí tiene, como Nueva York, su milla de Museos, el llamado Paseo del Arte, un circuito con prestigio internacional, que visitan  miles de españoles y los cinco millones de turistas que anualmente llegan a la capital de España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.