www.diariocritico.com

Tiempos revueltos para el presidente

ZP, entre los halagos empresariales y de Obama... y la ruptura con los sindicatos y parte del PSOE

ZP, entre los halagos empresariales y de Obama... y la ruptura con los sindicatos y parte del PSOE

EEUU asegura que no presionó para tomar ninguna decisión pero llama "valiente" al líder español por su decisión
Crecen las voces que piden una remodelación del Gobierno, más allá del complicado adelanto electoral

El presidente del Gobierno vive sus tiempos más revueltos, aún peores que lo que han sido los últimos meses para él. Los recortes sociales que ha tenido que anunciar para contener el déficit le ha quitado apoyos de la izquierda y también del mundo sindical. Una soledad que va acrecentándose incluso en su propio partido, el PSOE. Pero a cambio, se ha ganado los elogios de la patronal y de Obama...
El presidente de EEUU, Barack Obama, quien comenzó todo este último culebrón de Zapatero con su ya famosa llamada pidiéndole más recortes presupuestarios, ha dado la bienvenida a las "medidas audaces" de Zapatero, informó hoy la Casa Blanca.

Según declaró el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Michael Hammer, Obama "ha dado la bienvenida a las medidas osadas que el primer ministro Zapatero anunció el miércoles para ayudar a resolver la situación económica de Europa y crear confianza en los mercados".

Según Hammer, "en su llamada de comienzos de esta semana, el presidente (de EEUU) dejó claro que los líderes en España son los únicos que saben lo que le conviene a España".

Mientras tanto, también se ha ganado Zapatero la aprobación de la patronal. Gerardo Díaz Ferrán se unió al beneplácito que han dado los mercados bursátiles al presidente y sus medidas. Incluso pidió que fueran aún mayores a la hora de abrocharse el cinturón.

En el lado contrario están los sindicatos, los partidos de izquierda, la calle y... su propio partido. El PSOE ha pedido desde las alas más progresistas que Zapatero suba ahora los impuestos a las rentas más altas. Es decir, a los más 'ricos'. Esta medida, que habría sido solicitada a través de José Blanco y Manuel Chaves, destacados miembros del PSOE, fue desbaratada de inmediato por los ministros Salgado y Sebastián, con el apoyo de Zapatero.

Por último, los sindicatos dedicaron una ruptura 'light' de las relaciones cordiales que hasta ahora mantenían con Zapatero y su gobierno. Hay quien considera que sólo es una postura de cara a la galería, pero lo cierto es que peligra ahora la negociación para la reforma laboral. Incluso se percibe como imposible en estos momentos.


- Lea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios