www.diariocritico.com

El Gobierno tiene prisa por aprobar las medidas pero este viernes aún no se habían publicado en el BOE

El PSOE trabaja a contrarreloj para asegurarse apoyos al 'decretazo'

El PSOE trabaja a contrarreloj para asegurarse apoyos al 'decretazo'

La dirección de Grupo Socialista que dirige José Antonio Alonso,ha comenzado ya una carrera contrarreloj para buscar apoyos al decreto ley que aprobó el jueves el Gobierno con las medidas de ajuste para paliar el déficit público y que afectan a los funcionarios y los pensionistas, principalmente. Pero, pese a su optimismo, aún no tiene asegurado los votos suficientes para que las medidas sean aprobadas por el Congreso de los Diputados.
Sin embargo, las primeras "tomas de temperatura" que ha llevado a cabo Alonso con los grupos parlamentarios le están haciendo creer que el Gobierno no va a tener problemas para sacar adelante el ‘tijeretazo’ el día en que se debata en el un pleno del Congreso, para el que todavía no hay fecha. En este sentido, el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero tiene prisa -pese a que a última hora de la mañana de este viernes el decreto no había sido publicado en el BOE-. Quiere zanjar la polémica que se ha desatado sobre las medidas cuanto antes de modo que intentará que la Junta de Portavoces del martes incluya el decreto en el orden del día de alguno de los plenos de esa semana, posiblemente en el del jueves. Los grupos minoritarios  no se opondrán, pero el PP podría negarse. De ser así, el debate se iría ya a la semana del 10 de junio puesto que en la primera del mes no se celebran plenos. La idea, como dijo Salgado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Minsitros, es que el decreto se vote en un bloque sin ‘trocearlo’.


CiU podría abstenerse


Pero pese al optimismo de Alonso, de momento, el PSOE no cuenta con apoyos “declarados” para sacar adelante el decreto. El PP ya ha adelantado que en estos momentos tienen claro su rechazo a las medidas por lo que los socialistas dirigen todas las miradas a CiU para que les puede sacar del apuro.

Durán i Lleida
no ha cerrado la puerta a un eventual apoyo aunque ha dejado claro que no les gusta demasiado que las medidas vayan encaminadas al recorte del gasto y no se centren también en otras dirigidas a recaudar ingresos. Así que CIU no descarta la abstención como fórmula para mostrar su desacuerdo y, a la vez, facilitar al Gobierno la aprobación del decreto en el caso de que otros grupos hagan lo propio, o bien, consiga que los dos diputados canarios y el de UPN le den sus votos favorables. En cuanto a IU y ERC tienen claro sus rechazos.


Las direcciones de los partidos decidirán el lunes

El próximo lunes será un día crucial para conocer lo que decidan las direcciones de los partidos que cuentan con representación en la Cámara. Y es que el asunto se ha considerado de interés máximo y no será negociado solo en la Carrera de San Jerónimo por José Antonio Alonso con los portavoces parlamentarios, sino que llegará a los despachos de las altas esferas políticas. El propio presidente del Gobierno se implicará en recabar el apoyo de los catalanes, como hace habitualmente, mientras la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, se afanará en buscar aliados en los grupos minoritarios.

Con todo, lo que no se contempla en la Moncloa es que, sea cuando sea el debate, el decreto pueda ser  ‘tumbado’, Otra cosa es la imagen de soledad que a buen seguro acompañará al Gobierno de Rodríguez Zapatero, que vive su horas más bajas desde que llegó al poder en 2004, acorralado por la grave crisis que atraviesa España. Esa imagen a estas alturas no la va a poder parar ya nada ni nadie.


Información relacionada:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios