www.diariocritico.com
La Red: el nuevo campo de batalla de los políticos

La Red: el nuevo campo de batalla de los políticos

El pistoletazo de salida lo dio Barack Obama durante su campaña electoral cuando utilizó Internet y las redes sociales como una forma de hacer política. Al líder estadounidense le siguieron políticos de toda la comunidad europea, hasta llegar a España. Aquí, donde todavía se está asentando el uso de herramientas 2.0 en el mundo de la política, los miembros de los partidos y las propias instituciones han comenzado a utilizar herramientas digitales para hacer llegar sus mensajes.
Nos remontamos a mediados del año 2008, cuando Barack Obama, actual presidente de Estados Unidos, comenzó su campaña electoral volcándose de lleno en las nuevas tecnologías. Hizo uso de ellas para comunicar mensajes, organizar a sus votantes y recaudar los fondos que posteriormente servirían para financiar su propia campaña. Así consiguió acercarse a la gente y que la gente se acercara a él.

De hecho, tal y como afirmó la directora de la campaña online del presidente estadounidense, Rahaf Harfoush, el 67% de los 750 millones de dólares que recaudó el candidato se consiguieron a través de Internet. Además, gracias al uso de las nuevas tecnologías, supo buscar apoyo en los sectores de la población que no son muy afines a la política pero son adictos a las redes sociales: los jóvenes nacidos entre 1978 y 1996. Otra de las iniciativas a destacar fue crear una red social propia MyBarackObama,  la red social Facebook y el envío masivo de mensajes de texto a los móviles permitían a los votantes saber dónde se iban a celebrar los próximos mítines. 

Esa estrategia marcó un antes y un después en las formas de hacer política, de comunicar, darse a conocer y conseguir adeptos. Tanto es así que el boom se expandió a las esferas políticas de Europa aunque, a día de hoy, todavía falta que los partidos europeos y españoles se lancen de lleno a la piscina de las redes sociales.

En España, por ejemplo, hay algunas instituciones que sí han dado este paso. Como puede ser La Moncloa, o la  Comunidad de Madrid. También hay Ayuntamientos con presencia en estas redes sociales como el Ayuntamiento de Getafe; y políticos que hacen su labor en 140 caracteres, como Patxi López, el alcalde de Getafe, Pedro Castro o el diputado del Partido Aragonés, José Ángel Biel.

La clave de tener presencia en la red no solo es estar, sino saber estar. Es decir, no sirve con enviar mensajes directos a sus seguidores, tener fans en las redes sociales - como es el ejemplo de Esperanza Aguirre que cuenta en Facebook con  20.460 fans y con  1,940  seguidores en Twitter- o utilizar un blog como soporte de difusión de información y opinión -como el que tiene Leire Pajín-.

Es necesario provocar la colaboración de los ciudadanos, escuchar lo que solicitan o necesitan, y ser transparentes en sus actuaciones, en definitiva, consolidar una estrategia de comunicación en Internet. También conocida como Open Government, definido por Javier Linares, Director General de Autoritas Consulting, como “la forma de relacionarse entre la Administración Pública y los ciudadanos, que se caracteriza por el establecimiento de canales de comunicación y contacto directo entre ellos”.

Como hace la plataforma Open Government de la Unión Europea,  donde los datos públicos pueden ser consultados por los ciudadanos, puedan disponer de ellos y tengan la oportunidad de estudiarlos y criticarlos. Pasa lo mismo con la web del Ayuntamiento de Asturias que permite que los asturianos se relacionen con su administración local.  


Hay que elaborar un mensaje claro y directo que se adecue a la plataforma que se utilice. Porque no es lo mismo utilizar Twitter que Facebook. En el primer caso, solo se tienen 140 caracteres para transmitir algo y se apuesta por los microformatos digitales y la sencillez haciendo uso de los enlaces. Mientras que la segunda plataforma permite combinar fotografía, imagen, vídeo y mensajes más largos. Tampoco es lo mismo escribir en un blog, donde se puede mezclar la información y opinión personal del autor; que un artículo de opinión en un medio de comunicación que tiene que ser afín a una línea editorial clara.

Por tanto, la clase política actual necesita conocer las posibilidades que ofrece la web 2.0 y exprimir al máximo las redes sociales si quieren triunfar en la ciberpolítca, ser diputados 2.0, políticos de Internet.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios