www.diariocritico.com

"El futuro del libro o el libro del futuro"

La revolución del libro electrónico en un mundo de lectura todavía tradicional

La revolución del libro electrónico en un mundo de lectura todavía tradicional

Desde que Amazon irrumpiera en el mercado de la edición electrónica de libros hasta que se comercializara el primer libro digital, se ha debatido mucho. Pero los editores, libreros y usuarios enamorados de la lectura no están seguros de que las publicaciones tradicionales dejen de comercializarse.
Desde que Amazon irrumpiera en el mercado de la edición electrónica de libros hasta que se comercializara el primer libro digital, se ha debatido mucho. Algunos especialistas consideran que las publicaciones, tal y como las conocemos hoy, no van a dejar de existir y defienden sus valores tradicionales, por ejemplo, que no necesitan batería para recargarlos y que estimulan los cinco sentidos (sobre todo, el olfato).

Otros, por el contrario, son partidarios de que proliferen las características de hipertextualidad y obras abiertas, donde el autor puede dejar sin terminar las publicaciones y sea el lector quien continúe escribiendo las historias; además de que se cree una nueva identidad alrededor de los formatos electrónicos.

Pero los editores, libreros y usuarios, enamorados de la lectura, no están seguros de que las publicaciones tradicionales dejen de comercializarse ni de existir. Porque todavía les gusta disfrutar del placer de pasar las hojas con la yema de los dedos y transportarlas, a pesar de su peso, en el metro, el autobús, el tren o cualquier medio de transporte.

Los últimos datos publicados por el Ministerio de Cultura sobre la Panorámica de la Edición Española refleja que en 2009 se vendieron un total de 12.514 libros electrónicos, un 48,2% más que el año anterior. Esto pone de manifiesto que las editoriales españolas están apostando por crear contenidos digitales y por comercializarlos.

Un buen ejemplo de ello es la nueva plataforma Libranda, la cual ha creado diferentes acuerdos con siete grupos editoriales -Grupo Planeta, Random House Mondadori, Santillana, Roca Editorial, Grup62, SM y Wolters Klower- con la finalidad de comercializar libros electrónicos a través de su web aunque, actualmente, está en proceso de construcción. Además, estará en contacto con 22 tiendas on-line a través de las cuales podrán adquirirse los libros. Las ediciones se podrán descargar en formato ePUB -el formato estándar del libro digital- y en pdf en un futuro. El precio de los ejemplares será un 30% menor que los libros impresos.

Este proyecto español es un paso más en los nuevos hábitos de lectura. De hecho, según los datos del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros correspondientes al primer trimestre de este año, reflejan que casi la mitad de los entrevistados lee en soporte digital, aunque la mayoría lo hace a través de un ordenador -un 47,3%-y  pocos lo hacen con un soporte electrónico, como el e-Book (0,8%).

Quizá la razón se deba a los inconvenientes que presenta el soporte digital de lectura: hay que recargar la batería como si fuera un móvil, puede producir una disminución de la concentración al tener acceso a Internet, música o escritura interactiva, e incluso no todo el mundo se puede permitir el lujo de adquirir un dispositivo, ya que el precio ronda entre los 300 y 600€.

Esto pone de manifiesto que aunque Amazon fuera la primera empresa en apostar por los libros electrónicos al lanzar Kindel, los lectores siguen prefiriendo leer en hojas tangibles, con letras de palo, algunas más llenas de polvo que otras, y con olor antiguo o a nuevo, según el año de publicación de la obra. No hay más que pasarse por la feria del libro de Madrid para observar que en muy pocas casetas se pueden adquirir ejemplares electrónicos.

Y esta cuestión también se puede extrapolar al debate que hay sobre la prensa tradicional y digital. A la lectura y profundidad de los hechos que ocurren de un día para otro, mancharse los dedos de tinta con el periódico, y a recortar los artículos de interés, en el primer caso. O, en la prensa digital, al conocimiento inmediato de los hechos noticiosos sobre los cuales el usuario también puede participar a través de los comentarios, difundir a través de las redes sociales y aportar información u opinión en su propio blog. 

Las nuevas tecnologías están irrumpiendo en el sector editorial y algunas empresas, como Bubok, permiten al autor publicar sus obras y al usuario descargarlas por un módico precio. El lector puede acceder a todo tipo de publicaciones, desde Best Sellers y obras descatalogadas, hasta libros educativos o de divulgación. Asimismo, el propio usuario puede valorar las publicaciones, incluir comentarios y críticas sobre las obras .

Aunque estas empresas apuesten por el libro digital, la sociedad no está del todo convencida de que el libro tradicional vaya a desaparecer. Y aunque las editoriales conseguirán aumentar sus ingresos a pesar de la crisis aunque, el reto que tienen entre manos es saber cuál es el modelo de negocio que utilizarán para conseguir beneficios con las ventas de estos nuevos ejemplares.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.