www.diariocritico.com

Velada de magia y hogueras

Ritual de la Noche de San Juan
Ampliar

Ritual de la Noche de San Juan

La Noche de San Juan ("Noite de San Xoán" en gallego, "Nueche de San Xuan" en asturiano, "Nit de Sant Joan" en catalán y valenciano, "Donibane gaua" o "San Juan gaua" en euskara), Hogueras de San Juan ("Fogueiras de San Xoán" en gallego, "Donibaneko suak" o "San Juan suak" en euskara, "Foguera de San Xuán" en asturiano, "Fogueres de Sant Joan" en valenciano, "Cacharelas de San Xoan" en gallego o "Sanjuanada", en ciertas zonas de El Bierzo) es una festividad muy antigua en la que se celebra la llegada del solsticio de verano en el hemisferio norte cuyo rito principal consiste en encender una hoguera. La finalidad de este rito era "dar más fuerza al sol", que a partir de esos días, iba haciéndose más "débil" -los días se van haciendo más cortos hasta el solsticio de invierno-. Simbólicamente el fuego también tiene una función "purificadora" en las personas que lo contemplaban.

En España aún se conservan las prácticas ancestrales típicas de esta noche mágica: Saltar sobre las hogueras, pisar las cenizas aún candentes, danzar a su alrededor, hacer pasar junto a ellas a la "cabaña", o llevar el fuego por los campos de cultivo del pueblo para purificar la cosecha.

Se dice que esa noche mágica se comunican el mundo del más allá con el del más acá. Es el momento de espantar los malos espíritus “ En san Juan Brujas verás bailar.”

Las hogueras se encienden llegado el día 24, es decir, pasada la media noche. Se le atribuye protección y buena suerte al hecho de saltar nueve veces una hoguera esa noche, también sirve dar nueve vueltas alrededor del fuego.
Todos los actos en torno a una hoguera tienen un tinte de ritual. Un ritual es una serie de acciones, realizadas principalmente por su valor simbólico, que es prescrita por una religión o por las tradiciones de una comunidad
Los rituales se realizan por diversas razones, tales como la adoración de un dios (lo que correspondería un ritual religioso) o simplemente para denominar a una acción cotidiana que se repite desde hace mucho tiempo, por ejemplo: luego de levantarse a la mañana abrir las ventanas. Los rituales responden a una necesidad, en el caso de los religiosos para pedirle a un dios mejores cosecha, caza abundante, etc; o responden a una costumbre como los cotidianos.

Sea cual sea el significado de la palabra rito, lo que nadie duda es del poder y la magia que la naturaleza y la Madre Tierra nos ofrecen. Por ello, les recomiendo algunos rituales para que en momentos de crisis como el actual, todo nos pueda resultar un poco más sencillo y gratificante.

Les recomiendo que cuando lleven a cabo alguno de estos rituales, lo hagan con fe, con verdadera vocación y deseo de conseguir lo que se pide… todo comienza por un pensamiento, un deseo que se convierte en una acción, este es el secreto de un verdadero ritual.


PARA PROTEGER EL HOGAR
Se requiere de romero y tomillo y 77 gotas de alcohol. Después de mezclar con el dedo, se dibujan tres puntos en la puerta principal de la casa en posición vertical al lado de la cerradura por la parte interna, con el dedo medio.


PARA LA MEJORAR LA ECONOMÍA
Se deposita en un sobre rojo la mezcla para traer abundancia- romero y tomillo-. Mientras se mezcla, debe visualizarse lo que se desea y luego colocar tres, seis o nueve monedas chinas. Esta ofrenda debe colocarse en un sitio donde se guarde el dinero.


RITUAL DEL AMOR
Para realizarlo, el atardecer noche de san Juan es ideal. El primer paso del rito consiste en purificar la habitación en que se realizaría el acto. Para ello se enciende incienso, cuyo aroma sea de sándalo o de rosa, olores de magia para el amor.

Necesitamos un cuenco con agua de manantial y tres barritas de incienso junto con una vela roja.

Una vela roja será colocada también junto al cuenco y el incienso. La vela debe ser encendida antes de la puesta del sol.

Debe despejarse la mente y pensar mucho en la persona de la que se está enamorado o enamorada. En un papel debe escribirse el nombre de la persona a la que se ama, doblarse siete veces hasta formar un cuadrado pequeño. Debe dejarse cinco minutos en la mano derecha, apretando con fuerza mientras se piensa en el ser amado. Transcurrido el tiempo, se desdoblará y pasará por el hilo de humo producido por el incienso, diciendo las siguientes frases:

1. Que le guste como soy.
2. Que se fije en mí.
3. Que me regale unas palabras amables.
4. Que su alma se una a la mía para siempre.
5. Que le hagan saber que mi amor le pertenece.
6. Que nuestro amor sea eterno.

Estas palabras se dirán con cada pasada del papel por el hilillo de humo del incienso, siete veces. Luego se quema el papel en el fuego de la vela.
Finalizado el lapso se une con las cenizas del incienso que previamente se han guardado y se guarda todo en una tela de color rojo que se amarra con cordón dorado. El envoltorio se guarda entonces en el sitio que la persona considera como el más íntimo.

El envoltorio no debe sacarse hasta que la petición se haya cumplido. Cuando eso suceda, se abre en un lugar alto y se esparcen las cenizas.


PARA INCREMENTAR EL DINERO
Quien trabaje por su cuenta y quiera aumentar el número de sus clientes, deberá ejecutar, obviamente durante la Luna Nueva, el siguiente rito:

En la Noche de san Juan introducirá un billete dentro de un recipiente de cobre, doblándolo en cuatro, pondrá alrededor del recipiente nueve velas verdes y nueve velas blancas en dos círculos, luego lo rodeará con sal gruesa

Deberá encender primero las velas verdes, repitiendo en voz baja la siguiente estrofa: «Sol, cúbreme de oro; luna, vísteme de plata; gran Júpiter, regálame riqueza», encenderá luego las velas blancas repitiendo la misma estrofa. Las velas tendrán que consumirse completamente (DEBERÁ TENER LA PRECAUCIÓN DE FIJAR BIEN LAS VELAS Y DEJAR TODO EN UN LUGAR SEGURO PARA PREVENIR INCENDIOS).

Una vez consumidas las velas, se han de guardar los restos del ritual junto con el billete en el recipiente de cobre y no podrá deshacerse de el hasta que llegue el solsticio de invierno.

Los elementos de la naturaleza para generar abundancia y positivismo en nuestra vida son el romero y el tomillo. Simplemente llevar un saquito que hayamos confeccionado la noche de San Juan con estos elementos y un poco de sal gorda, es suficiente para atraer los “buenos acontecimientos” a nuestras vidas.

¡¡ FELIZ Y MÁGICA NOCHE DE SAN JUAN!!


Lea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.