www.diariocritico.com

Obama habló con la funcionaria que dimitió tras ser acusada de racismo

El presidente de EE.UU., Barack Obama, habló por teléfono con una funcionaria de raza negra del Departamento de Agricultura obligada a presentar su dimisión tras ser acusada falsamente de racismo contra un granjero blanco.

Según indicó el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, la llamada telefónica duró siete minutos y en ella Obama expresó su "pesar" por que la funcionaria Shirley Sherrod hubiera perdido su puesto de trabajo a causa del incidente.

El secretario de Agricultura, Tom Vilsak, ya había presentado disculpas públicamente a Sherrod el miércoles y reveló que le había ofrecido la reincorporación al Departamento, aunque en otro puesto distinto al que ocupaba y donde, según aseguró, Sherrod podría poner en práctica "sus capacidades únicas".

En la conversación telefónica de hoy, Obama aseguró a Sherrod que Vilsak era sincero en su oferta y sus disculpas y le instó a aceptar la reincorporación, indicó la Casa Blanca.

En una entrevista posterior concedida a la cadena de televisión ABC News, Obama admitió que el secretario de Agricultura se había "precipitado" al presionar para que Sherrod renunciara a su puesto de trabajo.

El caso, que despertó una tormenta política en Estados Unidos, representa una situación embarazosa para la Casa Blanca -que el miércoles reconoció que la marcha de Sherrod fue un "error" y una injusticia- y el Gobierno del país.

El escándalo surgió después de que el domingo se difundiera en una página conservadora de Internet un vídeo, grabado en marzo, que recogía de forma fragmentada un discurso de la funcionaria en el que parecía reconocer que dejó de ayudar a un granjero blanco por motivos de raza hace 24 años.

El lunes, Vilsak anunció la dimisión de Sherrod en medio de gran fanfarria, al declarar que "en el Departamento de Agricultura no hay tolerancia alguna para la discriminación y yo condeno enérgicamente la discriminación contra cualquier persona".

Pero la funcionaria, que desde el primer momento alegó que sus declaraciones en el vídeo estaban sacadas de contexto, respondió que su renuncia no había sido voluntaria y sólo la presentó por presiones de sus superiores, que según ella implicaron incluso a la Casa Blanca.

La Casa Blanca rechaza tajantemente haber jugado algún papel en el caso y aseguró que el manejo de la situación correspondió únicamente a Vilsak.

El presidente Obama, fue informado acerca de la situación después de que la funcionaria dimitiera, según la Casa Blanca.

Mientras tanto, salió a relucir el vídeo completo, en el que Sherrod deja claro que sí ayudó al granjero.

El propio afectado, Roger Spooner, salió en defensa de la funcionaria y confirmó que gracias a su ayuda pudo conservar su granja.
"No sé de dónde han salido estas tonterías sobre racismo. Parece que alguien quiere montar un alboroto, creo yo", declaró Spooner, quien describió a la funcionaria como "una amiga para toda la vida".

En el vídeo que hizo saltar la polémica, Sherrod narraba cómo el granjero la trató con una amabilidad exagerada y sospechosa, como haciéndola sentir inferior, cuando fue a pedirle ayuda.

"El no se dio cuenta de que mientras trataba de demostrarme que era superior a mí, yo estaba pensando si iba a ayudarle o no", declaró Sherrod, según se escucha en la grabación.

"Yo estaba deliberando sobre el hecho de que tantos negros hayan perdido sus tierras (a lo largo de la historia), y ahí estaba yo en la situación de tener que ayudar a un blanco a que conservara la suya", añadió. "Y no le di toda la ayuda que podría haberle dado. Cumplí con el trámite", se escucha en el vídeo.

La Casa Blanca pide disculpas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios