www.diariocritico.com

EE.UU. refuta la queja de Hayward de que fue "demonizado" tras derrame en el Golfo

La Casa Blanca refutó hoy la afirmación del consejero saliente de la petrolera BP, Tony Hayward, de que "la vida no es justa" y que se va de la compañía tras haber sido "vilipendiado" y "demonizado", al señalar que "lo que no es justo es lo que sucedió en el Golfo" de México.

BP, la empresa responsable del derrame en el Golfo de México, confirmó hoy que Hayward dejará su puesto el primero de octubre y será reemplazado por el estadounidense Bob Dudley, que ha estado supervisando la lucha contra el vertido.

El consejero saliente dijo hoy sentirse "vilipendiado" y "demonizado" tras el derrame de crudo, que lo obligará a dejar su cargo y que comenzó a raíz de la explosión el 20 de abril de la plataforma petrolífera "Deepwater Horizon" operada por BP en el Golfo de México.

Ante esas afirmaciones, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, respondió hoy en su rueda de prensa diaria que "lo que no es justo es lo que sucedió en el Golfo (...) así como las acciones que han causado el mayor desastre ecológico" en Estados Unidos.

Gibbs indicó que el presidente de EE.UU., Barack Obama, había hablado ayer con máximos directivos de BP sobre el cambio de liderazgo pero no ofreció detalles sobre la conversación.

Añadió, por lo demás, que "la preocupación (de la Casa Blanca) no es quién lidere BP".

"Lo importante es que BP no puede y no debe de abandonar el Golfo", señaló el portavoz oficial, quien dijo que esa es una percepción compartida por todo el mundo involucrado en el problema desencadenado por el derrame.

"Tienen responsabilidades (...) a las que tienen que hacer frente, independientemente de quién sea el consejero delegado o quién sea el presidente de la empresa", dijo Gibbs de BP.

Similar opinión expresó el almirante retirado de la Guardia Costera, Thad Allen, que dirige la respuesta del Gobierno al derrame y quien señaló en rueda de prensa que los cambios no "disminuirán" la respuesta de BP en el Golfo.

Allen añadió, además, que BP prevé realizar el próximo lunes la operación conocida como "static kill" (detención estática), uno de los procedimientos con los que espera sellar de forma definitiva el pozo Macondo averiado en el Golfo, cerrado ahora de forma temporal.

La operación implica la inyección de lodo pesado en la boca de Macondo desde la superficie marina, un procedimiento que irá seguido por el taponado en la parte más profunda del pozo bajo el suelo marino mediante la construcción de un pozo auxiliar.

Allen afirmó, además, que la presión en el pozo desde el pasado 15 de julio, cuando se selló de forma temporal con una campana de contención que actúa como una especie de tapón, indica que el manantial está en buen estado pese a la explosión en la plataforma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios