www.diariocritico.com

El Comité Nacional de Liberación volverá a impedir la entrada de alimentos frescos

Melilla: el boicot alimentario de los activistas marroquíes se recrudece con el aviso de nuevas acciones

Melilla: el boicot alimentario de los activistas marroquíes se recrudece con el aviso de nuevas acciones

Más madera, es la guerra. La mítica frase grouchiano marxista va a ser absolutamente cierta en Melilla. Las acciones de boicot alimentario de este jueves, llevadas a cabo por el Comité Nacional de Liberación con la ayuda de la Coordinadora de la Sociedad Civil, no han hecho nada más que empezar -incluso a primeras horas de la mañana de este viernes ha habido algún problema-. Porque ambos grupos de activistas marroquíes y promarroquíes ya han convocado nuevos y más duros boicots a partir del lunes que empeorarán la ya de por sí frágil situación.
Estos activistas parecen tener la clara intención de ir aumentando el conflicto, con el enorme perjuicio para las poblaciones de Melilla y las ciudades marroquíes próximas que viven del comercio, a partir del lunes, cuando además de alimentos básicos empiecen a escasear otros productos como el cemento y los ladrillos.

De modo que tras los problemas de este jueves, solucionados mínimamente a últimas horas de la tarde, aunque ya a primeras horas de la mañana de este viernes volvían los problemas,el Comité Nacional para la Liberación de Ceuta y Melilla y a la Coordinadora de la Sociedad Civil en el Norte de Marruecos van a apretar las tuercas a la situación que puede llegar a situarse en una escala explosiva.

Los bloqueos de la entrada -que no la salida- de camiones con productos alimenticios fundamentales y perecederos como frutas y pescado de este jueves han sido sólo el inicio de lo que van a empezar a sufrir desde el lunes y 'sine die'. Porque ambas entidades promarroquiés mantendrán la presión sobre Melilla durante todo el mes de agosto, con el bloqueo selectivo a la entrada de productos e incluso de personas.

Y es que la postura de los activistas está clara."Ningún camión de marisco y pescado llegó a entrar, pero ninguno se acercó a la frontera, porque habían sido avisados de la naturaleza de la protesta", dijo a Efe el líder de las organizadoras del boicoteo Munaim Shauki, quien añadió que se pretendía impedir el tráfico en el momento de más movimiento de vehículos de transporte.

Pero la campaña va a seguir durante todo el mes de agosto. Shauki señaló que se prevé volver a impedir la entrada de pescado, marisco, fruta y verduras a Melilla la próxima semana, añadiendo a estos alimentos perecederos otros productos como el cemento y el ladrillo. E incluso se plantean impedir la entrada de las asistentas del hogar.

Perjuicios al turismo


Por su parte, el Gobierno de Melilla se muestra convencido de que los incidentes en los pasos fronterizos afectarán a la difusión la Ciudad Autónoma y Marruecos como destinos turísticos y a las empresas hosteleras españolas asentadas en el complejo turístico de Saidía, en el Norte del país alauita. A preguntas de los periodistas, el presidente del Patronato de Turismo, Javier Mateo, ha explicado que para el sector turístico, el conflicto fronterizo entre ambos territorios "lo único que hace es daño".

"No entiendo cómo un país que intenta ser cada día más Europa permite actuaciones de personajes de este calibre en un paso fronterizo", ha dicho Mateo, en alusión a los miembros de las asociaciones civiles de Marruecos que están actuando en el paso fronterizo de Beni-Enzar desde el inicio del conflicto.

Según Mateo, la actitud de estas asociaciones, que han llevado -y que volverán a hacerlo a partir del lunes- a cabo un bloqueo de la entrada de pescado, fruta y verdura desde Marruecos, "mete miedo a los que no conocen la realidad del Norte de África", ya que la noticia sobre el conflicto fronterizo aparece en primera página de la prensa nacional.

Por ello, "más de uno que tenga reservas dirá que ahí no se meten", ha señalado Mateo, que ha aconsejado a Marruecos que tome "medidas muy claras y serias en este sentido por su propio interés", máxime cuando Melilla sigue siendo "un destino español" y "la gente sigue viniendo a España".


- Lea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios