www.diariocritico.com
El novio de mi mejor amiga

El novio de mi mejor amiga

Dice el dicho clásico que "trabajas menos que el sastre de Tarzán". Pues ahora habrá que cambiar al protagonista y decir aquello de "trabajas menos que el novio de la Aído". Ya lo han visto, la Junta de Andalucía tiene un delegado en Madrid (?) que cobra un pastón y que se supone que representa a la Comunidad andaluza ante el Gobierno central, algo así como lo de López Garzón, pero a la inversa. El cargo no se sabe bien para qué sirve si ya están en Madrid, y además dentro del Gobierno de Zapatero, Chaves y Zarrías que son quienes controlan de verdad las relaciones entre ambos Ejecutivos, pero en fin, ya se sabe que a Griñán llamadme Pepe le gusta mucho eso de estar en contacto con las fuerzas vivas (de ahí sus periódicas y habituales reuniones a mesa y mantel con periodistas y tertulianos de la capital de España) y que en Madrid es donde se parte el bacalao.

El caso es que la ministra de Igual-da, Bibiana Aído, íntima de Chaves (que fue su padrino) y de Griñán llamadme Pepe, tiene como pareja o compañero sentimental a Julián Martínez García, un almeriense de Vélez-Rubio que fue director general de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura con Carmen Calvo como titular de la cartera, quien a mediados de noviembre de 2008, hace ahora casi dos años, fue nombrado por Manuel Chaves delegado de la Junta en Madrid con un sueldo de 42.000 euros anuales y una oficina en pleno Paseo de la Castellana, concretamente en el número 15, cuyo alquiler nos cuesta a los andaluces 171.000 euros al año. Martínez sustituyó al frente de la misma a Maria del Mar Román curiosamente sólo seis meses después de que su "compañera sentimental", Bibiana Aído, abandonase la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco con sede en Sevilla y tuviese que irse a Madrid al ser nombrada ministra de Igualdad del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero. De Julián Martínez dependen cinco personas que, por más que lo justifique la consejera de Presidencia, Mar Moreno, nadie sabe bien qué es lo que hacen. Además, y ¡viva la auteridad!, tiene a su servicio chofer y coche oficial. Vamos, que Martínez más bien parece un exquisito embajador de San Telmo en la Villa y Corte que un funcionario  privilegiado de la Junta en Madrid. En cuanto a su labor, aclarar que por las últimas noticias aparecidas en la prensa, no parece que Julián Martínez la doble mucho. Al menos no mucho más que otros delegados de la Junta en cualquier provincia andaluza. A saber, durante el último año, Martínez dirigió en Baeza (¿no tiene delegado la Junta en Jaén?) unas jornadas sobre Patrimonio Cultural; asistió a la presentación en Madrid de un festival de flamenco y de un libro sobre la Historia de Etiopía (sí, han leído bien, Etiopía), y a la celebración del Día de Andalucía en la capital de España. También acudió a la toma de posesión de Chaves como ministro de Política Territorial del Gobierno de Zapatero; presentó una campaña de Mercadona sobre  productos andaluces con distintivo de calidad; acudió a la presentación de un espectáculo de un bailaor gaditano y participó como jurado de los premios Andrés de Vandelvira de patrimonio histórico. Como ven nueve actos en un año, incluída la toma de posesión del mentor de su novia como ministro. Toda un record de actividad pagado a precio de oro. Estupendo.

Aquí abajo sabiamos que Bibiana es (políticamente hablando, claro) la niña de sus ojos para Manuel Chaves y que Griñán llamadme Pepe ha pasado buenos momentos de asueto en alguna finca cercana a Alcalá de los Gazules (localidad gaditana lugar de nacimiento de los Aído) junto al padre de la muchacha, Francisco, ex alcalde de Alcalá, Luis Pizarro, Alfonso Perales y todos los demás miembros del poderoso "clan de Alcalá", incluso dicen que el presidente de la Junta gusta de hacer gorgoritos operísticos en estos saraos políticos en plena sierra de Cádiz. No es de extrañar, por lo tanto, que el novio de la "miembra" viva como Dios en Madrid sin tener que justificar su trabajo. Hombre, algunos dirán que esto de lo de Martínez es el "chocolate del loro" dentro de los millonarios gastos del Gobierno andaluz, pero mi pregunta es ¿cuántos loros de este jaez estamos alimentando los andaluces dentro de nuestra tierra y fuera de ella? Lo dejo en el aire para que ustedes mismos hagan las cuentas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios