www.diariocritico.com
Así fue  la propuesta de los sindicatos para la reforma laboral

Así fue la propuesta de los sindicatos para la reforma laboral

La propuesta sindical sobre la reforma laboral se ha centrado en el contrato temporal de fomento, cuyo despido el Gobierno ha abaratado, y sobre el que los sindicatos pedían la desaparición. El resto de propuestas presentadas por las organizaciones sindicales se centraba básicamente en la potenciación de la formación, lo que por otra parte ya tiene una dotación considerable incluso para los impartidos por las organizaciones sindicales. Pero la huelga no se ha radicalizado porque lo verdaderamente importante para los sindicatos, el control de la negociación colectiva por sectores, no se ha tocado.
Y también ha sorprendido la esterilidad y desinterés que desde el principio de las negociaciones (casi dos años hasta el decreto ley del Gobierno) mostraron sindicatos y patronal. Algo sangrante si tenemos en cuenta que España bordea los cinco millones de parados, con más de un tercio de la población joven desempleada y otro tanto de inmigrantes en paro.

Las organizaciones sindicales consideran que lo mejor que la reforma laboral podría hacer con el contrato de fomento del empleo indefinido sería "desaparecer", lejos de la decisión del Gobierno de generalizar su uso, para lo que plantearon un periodo transitorio hasta su extinción, que consideran podría producirse en el año 2012.

En la negociación de la reforma laboral, los sindicatos propusieron un plan extraordinario de conversión de trabajadores temporales en indefinidos con este modelo de contrato, hasta que en el año 2012, o en el plazo fijado, se eliminarala posibilidad de realizar nuevos contratos de fomento. Es decir, la medida no sería retroactiva, sino que se aplicaría sólo sobre las nuevas contrataciones indefinidas, que sólo podrían ser con el modelo ordinario.

Las principales críticas de las organizaciones sindicales también se centraron en la intención de los empresarios y del Gobierno de cambiar la indemnización en caso de despido disciplinario.La indemnización de 33 días se aplicaba  en los despidos objetivos que son declarados improcedentes, pero no en los casos disciplinarios, en los que se mantenía el coste ordinario de 45 días.

La reforma ha simplificado estas causas, lo que resulta lógico si tenemos en cuenta que el despido de una parte de la plantilla con menos costes podría salvar el resto e impedir la magnitud de los concursos (antiguas suspensiones de pagos9 que se están produciendo con las causas.

Pero los sindicatos temían que si se reduce a 33 días también este tipo de despidos, los empresarios tendrían vía libre para extinguir el contrato de los trabajadores con esa indemnización, sin tener que demostrar las causas y sin la posibilidad de que el empleado pueda iniciar un proceso judicial.

Sobre este tema, las organizaciones sindicales también se mostraron dispuestas a discutir sobre la necesidad de clarificar las causas objetivas de despido, pero advirtieron de que eso no significa su "descausalización".

Sobre el coste del despido, se mostraron dispuestos a discutir sobre la aplicación en España del llamado modelo austriaco, que supondría que el Estado pagaría, a través del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), parte de las indemnizaciones.

En esta caso, se mostraron dispuestos a aceptar que se utilice el dinero que hasta ahora se destina a las bonificaciones de la contratación para que, junto al Fogasa, se costee parte de este pago.

No obstante, los sindicatos lamentan que "en este tema" -el de la contratación- la posición del Gobierno en la negociación de la reforma laboral "es más cercana a la de los empresarios".

Reducir la temporalidad

Con el objetivo de reducir la temporalidad, los sindicatos también propusieron penalizar la contratación de duración determinada, con un incremento de la cotización por desempleo de dos puntos.Como contrapartida, los empresarios que hagan un contrato indefinido tendrán una reducción de un punto en esta cotización.

Otro tema que se discutió en la mesa de negociación es la de la entrada de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) en nuevos sectores. En este caso, los sindicatos estarían dispuestos a dejar que actúen en estas actividades siempre que así lo pacten los representantes en la negociación colectiva.

En cuanto al plan de choque para el empleo joven, que se centrará principalmente en la reforma del contrato de formación, los sindicatos aceptarían que se amplie hasta los 24 años la edad máxima para su utilización.No obstante, denuncian que sobre este tema los empresarios pretenden que este modelo de contrato se pueda usar con personas de hasta 30 años, lo que finalmente se ha llevado a cabo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios