www.diariocritico.com

Túnel a 150 m de profundidad

Cuadrillas excavan en mina ecuatoriana donde hay 2 muertos y 2 desaparecidos

Cuadrillas excavan en mina ecuatoriana donde hay 2 muertos y 2 desaparecidos

  • Cuadrillas excavaban el domingo en un túnel a 150 m de profundidad, en el yacimiento ecuatoriano Casa Negra, para localizar a dos colegas atrapados desde el viernes, que según las autoridades podrían estar vivos, en tanto otros dos -uno de ellos peruano- fallecieron.

    Los "topos", constató la AFP, continuaban rotando personal por los dos accesos hacia el quinto nivel del yacimiento aurífero en la localidad costera de Portovelo (405 km al suroeste de Quito), en el que cuatro mineros -incluido un peruano- quedaron atrapados tras un derrumbe del viernes, dos de los cuales ya fueron hallados muertos.

    "Están (excavando) a unos 5 metros del sitio donde se presume que están los mineros, pero lamentablemente hay muchos escombros que impiden un rápido avance", afirmó un representante de la empresa ecuatoriana Minesadco, que opera el yacimiento que en 1950 dejó de ser explotado por la estadounidense South American Development Company (Sadco) después de medio siglo.

    El sábado fueron encontrados los cuerpos del ecuatoriano Walter Vera, jefe del grupo y el más experto, y del ayudante peruano Paúl Aguirre; mientras que la búsqueda sigue para hallar al barrenador Angel Vera (hermano menor de Walter) y Pedro Mendoza, éstos últimos también ecuatorianos.

    Las autoridades habían indicado en principio que Aguirre era ecuatoriano, pero el gerente de Minesadco, Fernando Vélez, precisó a la AFP que es peruano.

    Vélez dijo que la minera contactó al consulado peruano en la provincia costera de El Oro (fronteriza con Perú y donde está Portovelo) para la repatriación del cadáver de Aguirre.

    La víctima ingresó a trabajar en la compañía hace menos de un mes y se registró como oriunda de la ciudad de Santo Domingo de los Tsáchilas (75 km al oeste de Quito) haciéndose "pasar como ecuatoriano", explicó.

    "Estamos trabajando como topos, excavando hasta con las manos para abrir pequeños boquetes por donde estamos avanzando hacia donde se dice que están los mineros", expresó a la AFP un obrero que salió de las entrañas de la montaña luego de trabajar durante la noche.

    "Hace falta aire, está duro respirar", agregó otro, con aspecto de agotamiento y la ropa completamente húmeda.

    El ministro encargado de Recursos Naturales No Renovables, Carlos Pareja, aseveró el sábado que "se cree que (Angel Vera y Mendoza) estaban más al fondo del túnel (que colapsó) y estén con vida".

    "Ellos estaban trabajando más adelante del túnel, y hasta allá se cree que quizás el derrumbe no haya llegado", anotó el funcionario. "Las labores de rescate continúan y continuarán hasta que lleguemos a saber cuál es el destino de los otros dos mineros atrapados en el derrumbe", agregó.

    "Ya estamos cerca del cajón donde podrían estar los compañeros", relató uno de los "topos", quien describió que el trabajo de rescate se cumple a través de estrechos conductos de la galería en una montaña de El Oro.

    Pareja señaló que unos 80 mineros están encargados de remover los escombros en el quinto nivel de la mina para ubicar a los dos obreros atrapados. Ellos "conocen la mina y están trabajando arduamente", dijo.

    Walter Vera, de 31 años, tenía tres hijos -el último de 22 días de nacido- y laboraba en la minería desde hacía una década, la mitad para Minesadco, que explota unos 10 kg de oro al mes.

    Su hermano Angel Vera (29) tiene tres hijos menores y se incorporó a la empresa hace dos años, en la que además laboran otros dos hermanos, Fabián y Guido.

    Mendoza (28 años y con dos hijos) y Aguirre (21) no cumplían aún un mes de labores en la mina y se desempeñaban como ayudantes.

    En 1993 en Nambija, otro de los centros mineros de Ecuador, también en la frontera con Perú, una montaña se derrumbó matando a más de 300 personas.


    ¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios