www.diariocritico.com
Diez preguntas que le hago a Sandro Rosell

Diez preguntas que le hago a Sandro Rosell

A raíz de la controvertida "acción de responsabilidad social", eufemismo bajo el que se esconde la voluntad de llevar a Joan Laporta a los tribunales, se me ocurren varias preguntas al actual presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell:

1) Cuando se exige responsabilidades económicas a los miembros de las directivas encabezadas por Laporta, ¿se incluye él mismo por los dos años en que ocupó una vicepresidencia?

2) Si estos directivos deben afrontar el "retorno" al club de los 48,7 millones de euros en que se evalúan las pérdidas al cierre de ese mandato, ¿debería afrontar Rosell su parte alícuota en función de los meses de su gestión?

3) Lo mínimo que se exige de un presidente de una entidad es capacidad de liderazgo y asunción de responsabilidades. ¿Tiene sentido su voto en blanco ante una situación que él mismo ha propiciado?

4) ¿De verdad cree que el Barça ha vivido el momento más importante de su historia? ¿Es esta la trascendencia con la que quiere adornar su mandato?

5) Espero que nadie diga que la decisión de emprender acciones legales surgió de la asamblea de compromisarios. Es cierto que es quien ha adoptado el acuerdo, pero no como fruto de una acción espontánea, sino inducida por una junta que incluyó la due diligence en el orden del día de la asamblea.

6) La mitad de los señores compromisarios, los que echan contra los caballos a Laporta y su directiva, ¿actuaron guiados por el rigor presupuestario y jurídico o con un espíritu de rebelión que deja dividida a la afición y regocija a los equipos rivales?

7) Se supone que en el balance económico negativo se contabilizan algunos fiascos deportivos como la compraventa de jugadores traspasados a un precio inferior al del coste del fichaje o cedidos sin visos de retorno (Chigrinsky, Ibramovich-Eto’o, Keirrison, Henrique, Hleb, Martín Cáceres…). Si bien es la directiva quien en último término tomó la decisión de ficharles, fue básicamente a instancias del entrenador. ¿Exigirá alguien ahora a Pep Guardiola que afronte también económicamente el coste de esos fiascos?

8) Cuando algún fichaje del mandato Laporta fue instado por Rosell -por ejemplo, Ronaldinho- ¿debemos pensar que el Barça pagó el precio justo o mediaron intereses de terceros que hicieron subir la puja?

9) Con este precedente ¿queda invalidado Laporta para liderar una opción política?

10) Si los resultados de esta temporada no fueran acordes con las últimas campañas gloriosas del club -títulos, juego brillante, notoriedad mundial- ¿actuarían esos mismos compromisarios con igual ligereza en juzgar nuevamente a Laporta? ¿O quizás harían comparaciones y pesaría más el balance deportivo que el económico? ¿Primarían más los días de gloria pasada que algunos exabruptos o salidas de tono del expresidente?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios