www.diariocritico.com

Rodolfo Ares participó en las mesas 'política' y 'militar'

El Gobierno de Zapatero negoció políticamente con ETA

El Gobierno de Zapatero negoció políticamente con ETA

Las negociaciones Gobierno-ETA entre marzo y mayo de 2007, momento en el que se produjo la ruptura total, tuvieron un fuerte contenido político. En ese momento se rompió la posición gubernamental de que con ETA no se negociaba ningún aspecto político, sólo la 'paz por presos', y que el contenido puramente político -futuro de Euskadi- quedaba para la mesa de negociación con la izquierda abertzale. Eso fue así hasta finales de 2006, pero la inclusión de Rodolfo Ares en la mesa 'militar', intercambiándose con la mesa 'política', demuestra que con ETA se abordó el futuro del País Vasco.

Hasta diciembre de 2006, los negociadores en la 'mesa militar' con ETA fueron Jesús Eguiguren, Javier Moscoso y José Manuel Gómez Benítez, según se cuenta con todo lujo de detalles en el libro "El zapaterato. La negociación. El fin de ETA", del que son autores Fernando Jáuregui y quien suscribe este artículo. Cuando el 30 de diciembre de 2006 ETA hizo volar la T-4 del aeropuerto madrileño de Barajas, Rodríguez Zapatero ordenó parar las negociaciones, si bien eludió hablar de ruptura total con la banda.

Sin embargo, presionado por su 'amigo' Tony Blair -entonces primer ministro británico-, y por otros dirigentes europeos, así como por negociadores internacionales, incluyendo el Centro Henry Dunant para la Paz y, al parecer, incluso la Comunidad de San Egidio, Zapatero cedió y volvió a negociar con ETA en sesiones mantenidas en marzo, abril y mayo de 2007.

Para esas nuevas rondas negociadoras, que se llevaron en el mayor de los secretos mientras el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, las desmentían públicamente con todo desparpajo, se cambió la fórmula existente.


La 'mesa política'

En 2006 se habían establecido dos mesas, la militar, sólo entre Gobierno y ETA y para hablar de los presos, y la 'política', entre PSE-PSOE y PNV con representantes de la ilegalizada Batasuna, para hablar de aspectos políticos. La 'mesa militar' celebró diversas sesiones negociadoras en Ginebra y Oslo, fundamentalmente. La 'mesa política' se reunía paralelamente en el santuario de Loyola, en Azpeitia (Guipúzcoa), edificado al lado de la casa donde naciera el fundador de la Compañía de Jesús. Aunque resulta evidente que había comunicación entre una mesa y otra, ambas mesas, sin embargo, no estaban interconectadas. Al menos, formalmente.

Para las sesiones de 2007, sin embargo, cambiaron las formas. Ambas mesas se reunieron entre abril y mayo en un mismo lugar, aunque en salas diferentes. De ahí que el actual consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, que siempre había permanecido como interlocutor socialista en la 'mesa política' de Loyola, en 2007 se intercambió entre esta mesa y la 'militar', pasando a ser el 'cuarto' negociador del Gobierno de Zapatero con ETA.

Lo singular de esta presencia es que, con la misma, se demuestra que Zapatero intentó negociar aspectos políticos con ETA, y no sólo con la ilegalizada Batasuna. La presencia de Ares indistintamente en ambas mesas demuestra que las propuestas que se hacían en cada una de ellas eran inmediatamente trasladas a la otra con el fin de alcanzar un acuerdo total. Pero se rompía así el principio de que con los terroristas no negocia nada, políticamente hablando.

Como es conocido, la intransigencia de ETA-Batasuna impidió un acuerdo final; un acuerdo que estuvo a punto de alcanzarse en Loyola en octubre de 2006 con dos documentos, los cuales pueden ver pinchando aquí.

 

- Lea también:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios