www.diariocritico.com
Cambios, al fin cambios en el Gobierno

Cambios, al fin cambios en el Gobierno

Zapatero ha dado su brazo a torcer y, tras asegurar este domingo que solamente cambiaría al ministro de Trabajo, da la sensación, algo en lo que tantas veces habíamos insistido, de que  ha visto la luz y se ha lanzado a una remodelación mucho mas amplia, aunque insuficiente a mi modo de ver: Rubalcaba, cada vez más cercano a lo que sería un sucesor, vicepresidente primero (ZP pagará caro el deshacerse de Fernández de la Vega); Trinidad Jiménez, premio de consolación, que lo mismo vale para la Comunidad de Madrid que para Exteriores (digo adiós con pena a Moratinos, excesiva e injustamente vapuleado); Leire Pajín, se lo juro a usted, ministra, aunque sea de Marina (toca Sanidad); Ramón Jáuregui, ya era hora, ministro de Presidencia; Valeriano Gómez a Trabajo, Rosa Aguilar ve premiada su defección de IU con una cartera…

Cuando escribo este comentario, Zapatero no ha hecho aún público oficialmente el nuevo elenco ministerial. Pero parece que la reducción de ministerios es insuficiente y que algunos de los ministros/as quemados/as seguirán en el Gobierno.

¿Se mantienen las cosas igual ‘rebus sic stantibus’, en el área económica, en Industria, en la vicepresidencia tercera, Ciencia y Tecnología? Quizá no.

A la hora en la que este comentario se escribe, solamente se conoce el gran desconcierto de Trinidad Jiménez, que iba a hablar de la prohibición del consumo de tabaco en Radio Nacional y se encontró con la noticia que publicaba elpaís.es , teniendo que salir del paso como pudo, ni desmintiendo ni confirmando “hasta que no sea oficial”. Y es que a Zapatero, ya se sabe, le gustan los secretos y las improvisaciones.

Esta crisis, si así queda, no sería verdaderamente una crisis. Ni una incorporación de fuera del santuario del PSOE, ni algo que fuera realmente una sorpresa en cuanto a nombres. La sociedad civil sigue sin entrar en la vida política, al menos en la vida política oficial. Sí, Pérez Rubalcaba es un valor al alza, Jáuregui siempre ha estado ahí, sólido, en una reserva prudente, Valeriano Gómez -frustración para Octavio Granados -dejó buen sabor de boca…Pero ni entiendo lo de Trinidad Jiménez, ni la incorporación de Pajín, ni la permanencia de algunos ministros/as. Aquí no hay cambio de ideas. Solamente de rostros. Y no era eso, no era eso…



Información relacionada:
Opiniones relacionadas:
     ______________________________________________________________

[email protected]
blog: www.diariocritico.com/blogs/politica
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios