www.diariocritico.com
Un Gobierno para acabar la Legislatura

Un Gobierno para acabar la Legislatura

Contra sus propios anuncios anteriores, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, procedió este miércoles a efectuar una amplia remodelación de su Gobierno, parece que atendiendo a los requerimientos internos del PSOE y externos a su partido. Estos consejeros le habían reclamado que hiciera un cambio de Gobierno que incorporada "pesos pesados" con tres propósitos: terminar de afrontar la situación de crisis y, recuperar la credibilidad perdida ante la opinión pública, y, si fuera posible, remontar la popularidad del Gobierno y de su jefe en la recta final de la legislatura y de cara a las elecciones de 2012. Y en estos propósitos, ha situado a Alfredo Pérez Rubalcaba al frente de la vicepresidencia primera, manteniéndolo, al mismo tiempo, en el Ministerio de Interior. También sitúa a Ramón Jáuregui como ministro de la Presidencia; traslada a Trinidad Jiménez de Sanidad a Exteriores; "ficha" a un histórico de la UGT y ex secretario de Estado de empleo, Valeriano Gómez, para la cartera de Trabajo. Y suma a estos nombres dos mujeres más: Leire Pajín, pasa a Sanidad, y Rosa Aguilar a Medio Ambiente, Medio Marino y Medio Rural. Con las correspondientes bajas: Teresa Fernández De la Vega, Miguel Ángel Moratinos, Beatriz Corredor, Bibiana Aido, Celestino Corbacho, y Elena Espinosa. Porque Zapatero aprovecha la oportunidad para fusionar algunos departamentos: el Ministerio de Fomento, al frente del cual se mantiene José Blanco, asume la cartera de Vivienda, cuya titular era Beatriz Corredor. Y el Ministerio de Igualdad, cuya titular era Bibiana Aído, pasa a integrarse en Sanidad.

No se descarta otro rasgo clave de esta remodelación por sorpresa:  la apuesta de Zapatero por Alfredo Pérez Rubalcaba como número dos de su Gobierno, con lo que pudiera abrirse una lectura en clave sucesoria. Otro rasgo clave es la presencia en puestos decisivos del Gobierno de dos de los políticos socialistas, Rubalcaba y Jáuregui, que mejor conocen la situación política de Euskadi y la política antiterrorista. Lo que certifica que el presidente coloca como objetivo fundamental del tramo final de su segunda legislatura el proceso terminal de ETA. No es menos relevante la salida del Gobierno de la vicepresidenta primera María Teresa Fernández de la Vega, cuyo amplio poder en la primera legislatura se vio muy mermado en la segunda, tanto en sus funciones de portavoz como en la coordinación de los Ministerios. De esas tareas se ocuparán ahora dos veteranos del partido como Rubalcaba y Jáuregui. Se interpreta que con la entrada de Jáuregui en el Gobierno, termina con la leyenda negra que situaba permanentemente al prestigioso político vasco como ministrable y nunca como ministro. Es de destacar, asimismo, que con la salida de Miguel Ángel Moratinos de Exteriores, la de De la Vega de la Vicepresidencia y la de Elena Espinosa de Medio Ambiente, sustituida por Rosa Aguilar, sólo queda Elena Salgado del Gobierno con el que Zapatero arrancó su mandato en 2004. Con la entrada de Rosa Aguilar, procedente de Izquierda Unida, Zapatero trata de lanzar un mensaje a los votantes a la izquierda del PSOE.

Hay, por tanto, "grandes designios" en la remodelación, tal vez incluso para el propio Zapatero, que en este año y medio que queda de legislatura, deberá cambiar la tendencia del voto que ahora reflejan las encuestas y, en caso contrario, determinaría su propio relevo por alguien que pudiera ganar las elecciones de 2012...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios