www.diariocritico.com

El presidente vende su remodelación como la de acción política

¿Y de la economía qué, Mr. Zapatero?

¿Y de la economía qué, Mr. Zapatero?

>> Zapatero ha asegurado que hay estabilidad financiera y presupuestaria
>> Los presupuestos de 2011 son los más contestados por 'irreales y poco creíbles'
>> En el exterior se sigue cuestionando la suficiencia de las reformas económicas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha presentado este miércoles la remodelación de su Gobierno como el cambio necesario para hacer el 'gobierno de las reformas, de la recuperación y el empleo'. Pero lo cierto es que el único cambio que afecta a la economía es anunciado para el Ministerio de Trabajo, en el que figura un sindicalista que ya renunció a su cargo en el Ejecutivo por estar en desacuerdo con la reforma laboral. El presidente además ha calificado a continuación sus cambios como los de la acción política, contradiciendo así una supuesta gestión activa para recuperar la economía.
Con su intervención en la rueda de prensa,la declaración de intenciones del nuevo Gobierno Zapatero no presagia nada activo en lo que a economía se refiere. El presidente del Ejecutivo ha dado por sentado que hay ya estabilidad presupuestaria y financiera para dedicarse a otras cosas.

Pero desde el exterior las cosas no se ven tan claras: el Fondo Monetario Internacional (FMI) acaba de recomendar más flexibilidad en el mercado laboral,que califica de "segmentado,inflexible e ineficaz" si se quiere crear empleo. Y la agencia de calificación de riesgos Moody's rebaja el nivel de la deuda catalana e insinúa que persisten las dudas sobre la recuperación de la economía española.

El FMI llama la atención sobre el principal problema del Gobierno, que espera un crecimiento del paro el próximo año, y para el que ha presupuestado 30.000 millones de euros en 2011, que junto con el pago de la deuda pública, se llevan la mitad del Presupuesto General del Estado. “Además, la economía española precisa un crecimiento próximo o igual al 2% para conseguir reducir su intolerable tasa de paro (20%) y estimamos que no alcanzará ese ritmo de expansión hasta mediados de 2012”, dicen desde Bankinter.

El nuevo titular de Trabajo, Valeriano Gómez, un sindicalista que dejó su cargo de secretario de Empleo por no estar de acuerdo con la renovación del mercado laboral, tendrá poco margen para poner en marcha políticas activas de empleo. Gómez añade a su curriculum su presencia en la jornada de huelga general contra el Gobierno, convocada por los sindicatos.

En cuanto a la 'paz' presupuestaria en la que insiste Zapatero, es cierta en el plano político, pero no en la economía real. La ministra de Economía Elena Salgado insiste en que el PIB crecerá el 1,3% en 2011, dato en el que basa la previsión de ingresos y gastos, pero el consenso de los economistas sitúa su crecimiento entre el 0,3% y el 0,8%, lo que echa por tierra todos los cálculos.

Citigroup prevé incluso tasas negativas del 0,1% el año que viene en sus últimas estimaciones para analistas.“La recuperación económica ha mostrado síntomas de fragilidad en el tercer trimestre y podría sufrir un leve retroceso. De esta forma, en el conjunto de 2010 estimamos que el PIB caerá el 0,3%. El relanzamiento continuará el año próximo apoyado por el sector exterior, pero probablemente el crecimiento será modesto, del orden el 0,7% anual, en un marco de corrección de los desequilibrios y de una política fiscal contractiva”, aseguran en el Servicio de Estudios de La Caixa.

Con este panorama, un Gobierno dedicado a engrasar la maquinaria de ganar elecciones y recuperar la presencia política no parece el mejor camino para recuperar la confianza de los inversores extranjeros ni de la sociedad en una recuperación económica.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios